Frente a un mercado en contracción, Ford y Grupo PSA podrían abandonar China, según analistas de la industria

Por Nicole Hao
07 de Agosto de 2019 Actualizado: 07 de Agosto de 2019

Los sitios de noticias de la industria automotriz china están pronosticando que los fabricantes de automóviles Ford y Grupo PSA podrían abandonar el mercado chino pronto, ya que los datos publicados recientemente muestran que sus ventas se desplomaron con respecto a hace un año.

Los datos reflejan una caída más amplia en el mercado de automóviles de China desde el año pasado, cuando las ventas disminuyeron por primera vez en casi tres décadas. Este año se prevé que el mercado sea aún peor.

Los fabricantes de automóviles en China produjeron 27,8 millones de automóviles y vendieron 28,1 millones en 2018, lo que representa un 4,2 por ciento y un 2,8 por ciento menos que en 2017, respectivamente, según el proveedor de datos del mercado automovilístico chino Marklines.

Las ventas de marcas estadounidenses cayeron alrededor de un 18 por ciento, mientras que las marcas francesas cayeron alrededor de un 33 por ciento.

Ford

En 1995, Ford fundó Ford China en Shanghai. Las normas de inversión chinas exigen actualmente que las fábricas de automóviles extranjeras sean propiedad de empresas conjuntas con socios locales y sean gestionadas por ellos.

Ford China estableció fábricas de empresas conjuntas en la provincia de Jiangxi, la ciudad de Chongqing, la ciudad de Nanjing de la provincia de Jiangsu y Shanghai.

Según el informe del segundo trimestre de 2019 de Ford, publicado el 24 de julio, Ford tuvo pérdidas por 155 millones de dólares en China. Ford China perdió 128 millones de dólares en el primer trimestre.

Ford también publicó un informe sobre las ventas en el mercado chino el 5 de julio. En el segundo trimestre, vendió 154.042 vehículos, casi un 22 por ciento menos que en el mismo trimestre del año pasado.

Las cifras del año pasado fueron decepcionantes. El medio de comunicación estatal Beijing Business informó el 30 de julio que Ford Chang’an, una empresa conjunta de Ford con sede en Chongqing, tiene cinco fábricas que pueden fabricar 1,6 millones de automóviles al año. Pero en 2018, Ford Chang’an vendió solo 377.800 vehículos, lo que representa menos del 25 por ciento de su capacidad de fabricación.

El informe citaba a un concesionario Ford de Beijing que dijo que la compañía estuvo recortando su inventario debido a la reducción de la demanda, y que no preveía ganancias por las ventas.

Grupo PSA

El Grupo PSA tiene cinco marcas: Peugeot, Citroen, DS, Opel y Vauxhall. La empresa entró en el mercado chino en 1985 y tiene fábricas en las ciudades de Wuhan, Chengdu, Xiangyang y Shenzhen. Solo sus fábricas de Shenzhen tienen la capacidad de fabricar 200.000 autos al año.

Gasgoo, un sitio chino de noticias online que cubre el sector de la industria automotriz, informó en mayo que la participación de mercado del Grupo PSA cayó desde el 1,7 por ciento al 0,8 por ciento en los primeros cuatro meses de 2019. Además, las ventas fueron menos de la mitad de lo que se vendió durante el mismo período en 2018.

“Las marcas del Grupo PSA están siendo marginadas rápidamente”, señala el informe.

Además, las fábricas de PSA en Shenzhen solo vendieron 813 automóviles en los primeros cuatro meses del año, lo que representa apenas 1,2 por ciento de su capacidad de fabricación, según Gasgoo, citando datos de la Asociación China de Fabricantes de Automóviles.

Otro medio de comunicación chino online, Great Daily, especuló en un análisis reciente: “¿Cuánto tiempo más pueden el Grupo PSA y Ford permanecer en el mercado chino?”.

Great Daily predijo que ambas compañías podrían abandonar China pronto, como lo hizo el fabricante de automóviles japonés Suzuki el año pasado. En mayo de 2018, Suzuki vendió todas las acciones de su empresa conjunta, Suzuki Changhe, con sede en la provincia de Jiangxi, a su socio chino, Changhe Automobile.

Luego, en septiembre de 2018, el fabricante de automóviles chino Chang’an Automobile anunció que compró una participación del 40 por ciento en Suzuki Chang’an a la empresa matriz japonesa, y compró una participación del 10 por ciento a Suzuki Motor China por solo un yuan (0,15 dólares). Tras el acuerdo, Chang’an Automobile sería propietaria del 100 por ciento de las acciones de Suzuki Chang’an.

Suzuki Chang’an vendió 86.000 autos en 2017, un 25 por ciento menos que en 2016. El medio de comunicación estatal chino Xinhua informó en septiembre de 2018 que la caída en las ventas fue la razón por la que Suzuki abandonó China.

En general, los economistas chinos atribuyen los problemas del mercado automovilístico a la desaceleración general del crecimiento de la economía china, ya que es menos probable que los consumidores inviertan en bienes de consumo de alto valor.

Además, este año el régimen chino puso en marcha unas normas de emisiones más estrictas para los vehículos, como parte de su apuesta por combatir la polución del aire. Los autos que no cumplan con los nuevos estándares no calificarán para obtener la matrícula.

Llevado a cabo en dos fases, los automóviles no comerciales tendrán que tener emisiones de dióxido de carbono de no más de 500 miligramos por kilómetro (o 804,7 mg/mi) y 700 mg/km (1.126,5 mg/mi) para julio de 2023. La norma ya está en vigor en Shanghai y, con el tiempo, se extenderá a todas las ciudades chinas.

Dado que las normas chinas son más estrictas que las actuales normas de emisiones europeas y estadounidenses, es probable que los fabricantes de automóviles de Europa y Estados Unidos tengan desafíos para fabricar para el mercado chino.

***

Mira a continuación

Los negocios son una guerra

TE RECOMENDAMOS