Fuerza Aérea de EE.UU. inmoviliza flota de aviones porque sus colas podrían caerse en pleno vuelo

Por Jack Phillips
17 de Febrero de 2023 3:38 PM Actualizado: 17 de Febrero de 2023 3:38 PM

La Fuerza Aérea ha dejado en tierra cientos de aviones de reabastecimiento de combustible KC-135 hasta que sean inspeccionados en busca de una parte potencialmente defectuosa en la sección de cola, dijeron funcionarios esta semana.

La Fuerza Aérea ordenó las inspecciones el martes por una “pieza desajustada en el ensamblaje vertical de la cola”, según el Mando de Material de la Fuerza Aérea de EE.UU. en un comunicado publicado el miércoles. “La Orden Técnica de Cumplimiento de Tiempo restringe las operaciones de vuelo hasta que se complete la inspección de aproximadamente 30 minutos”.

Hasta el domingo, se inspeccionaron alrededor de 90 KC-135, dijo la Fuerza Aérea, y se descubrió que 24 tenían pines que no se ajustaban. Los aviones que fueron inspeccionados y tenían los pines adecuados ahora están volando nuevamente, dijo. Los funcionarios también están revisando variantes del avión, incluidos los aviones RC-135 y W-135.

“Tomamos esta acción por precaución, después de consultar con nuestros expertos en ingeniería”, dijo en un comunicado el coronel Michael Kovalcheck, líder senior en materiales de la división de tanqueros heredados del Centro de Gestión del Ciclo de Vida de la Fuerza Aérea. “Estamos trabajando en estrecha colaboración con el Mando de Movilidad Aérea y con todos los usuarios operativos y anticipamos que se inspeccionarán todas las aeronaves potencialmente afectadas”.

La semana pasada, la Fuerza Aérea emitió una directiva para inspeccionar los aviones en busca de clavijas posiblemente defectuosas. La orden inicial requería que los aviones fueran inspeccionados dentro de los 15 días, pero ahora, la nueva orden estipula que los aviones deben ser inspeccionados o permanecer en tierra.

“Aunque no se han producido contratiempos, los líderes optaron por acelerar la inspección debido a la falta de información para evaluar el riesgo de falla del material por piezas desajustadas”, dijo el comunicado de la Fuerza Aérea emitido el miércoles. “Los aviones que ya han sido inspeccionados y encontrados con los pines adecuados volvieron al estado de vuelo”.

Un B-52 de la Fuerza Aérea de EE.UU., de la Base de la Fuerza Aérea de Barksdale, es reabastecido de combustible por un avión KC-135 Stratotanker sobre el área de responsabilidad del Comando Central de EE.UU., el 30 de diciembre de 2020. (Foto de la Fuerza Aérea de EE.UU. por la aviadora senior, Roslyn Ward)

A los aviones que tengan pines defectuosos “se les autorizará un vuelo único a un lugar de reparación”, dijo la Fuerza Aérea, y agregó que anticipa: Los aviones “solo requieren un cambio de pines nuevos [y] se puede lograr en un día. Es probable que la mayor parte del trabajo de reemplazo de pasadores se realice en el Complejo de Logística Aérea de la Ciudad de Oklahoma, donde la flota KC-135 también se somete al mantenimiento del depósito”.

Un memorando que se publicó en la página de Facebook “Air Force amn/nco/snco” la semana pasada sugirió que más de 200 KC-135 pueden tener pines defectuosos. La Fuerza Aérea confirmó la autenticidad del memorando a Defense News y otros medios de comunicación, mientras que The Epoch Times se comunicó con la Fuerza Aérea en busca de comentarios.

“En el peor de los casos, si no se arreglan, los estabilizadores verticales se caerían en vuelo”, afirmaba la página en su nota, fechada el 9 de febrero. El memorando hacía eco de esas preocupaciones, diciendo que, si fallaba un pasador, habría consecuencias catastróficas.

“Si fallara un pasador, el otro no podría transportar la carga restante y el estabilizador vertical abandonaría la aeronave”, decía el memorando. El estabilizador vertical, también conocido como aleta de cola, se utiliza para proporcionar estabilidad al avión.

Ese memorando también decía que la Fuerza Aérea compró 280 pasadores de ajuste a un proveedor entre 2020 y 2022. Una inspección de calidad posterior concluyó que las piezas estaban defectuosas, decía el memo. A partir de la nota, no quedó claro cuántos de los pines defectuosos se instalaron.

Varios Osprey CV-22 aún no pueden volar porque los componentes del embrague deben reemplazarse, según un informe emitido a principios de este mes.

Una hoja informativa de la Fuerza Aérea muestra que el servicio armado tiene alrededor de 414 Stratotankers, y alrededor de 247 son administrados por el componente de reserva y guardia.

“A lo largo de los años, el KC-135 ha sido modificado para realizar otros trabajos que van desde misiones de puesto de mando de vuelo hasta reconocimiento. Los RC-135 se utilizan para reconocimiento especial y los NKC-135A del Comando de Material de la Fuerza Aérea se vuelan en programas de prueba. El Comando de Combate Aéreo opera el OC-135 como una plataforma de observación en cumplimiento del Tratado de Cielos Abiertos”, dice.

En particular, los Stratotankers Boeing KC-135, fabricados por Boeing, se utilizaron durante una reciente interceptación militar estadounidense de aviones rusos cerca de la Zona de Identificación de Defensa Aérea (ADIZ) de Alaska a principios de esta semana. En esos incidentes, los aviones F-35 fueron acompañados por KC-135 y otros aviones cuando un puñado de aviones de combate y bombarderos rusos se acercaron a ADIZ en lo que el Comando Norte de EE.UU. y NORAD dijeron que era una operación de rutina.

Los KC-135 se han utilizado en una variedad de operaciones militares de EE.UU. desde su primer vuelo en 1956, aunque se utilizaron ampliamente durante la Guerra de Vietnam y, más tarde, en la Operación Tormenta del Desierto, en Irak.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.