Funcionario y empresarios de Tianjin, investigados en campaña anticorrupción

19 de Agosto de 2015 Actualizado: 21 de Agosto de 2015

En los días posteriores a las enormes explosiones en la ciudad portuaria de Tianjin, que fue uno de los accidentes industriales más dañinos de China, se vio a Yang Dongliang, el hombre responsable de las investigaciones sobre el desastre, conversando sobre los esfuerzos de rescate y visitando a las familias de los heridos. Incluso se lo vio en las fotos del primer ministro chino hablando con bomberos, publicadas por la agencia estatal de noticias Xinhua.

Pero el 18 de agosto, menos de 24 horas después de que Yang asistiera a una reunión del Consejo de Estado (el equivalente chino al gabinete de ministros) sobre los rescates en Tianjin, el régimen chino anunció que estaba investigando al jefe de su agencia de seguridad laboral.

La agencia anti-corrupción del Partido Comunista Chino anunció en su sitio web que Yang Dongliang, director de la Administración Estatal de Seguridad Laboral, está siendo investigado por “serias violaciones a la disciplina y a la ley”, un eufemismo del régimen para hablar de corrupción. Ese mismo día, la prensa estatal también indicó que 10 ejecutivos de la empresa química implicada en las explosiones están a disposición de las autoridades.

La noticia se difundió después de que el régimen anunciara las investigaciones sobre la explosión química en Tianjin, que según informes oficiales tuvo un saldo de 114 muertos y más de 700 heridos el 12 de agosto. Al menos 57 personas siguen desaparecidas, según las autoridades. Las explosiones posteriores del 15 de agosto dejaron un cráter en el lugar, provocando el temor de que la contaminación tóxica se difundiera a la zona residencial cercana.

Como si trataran de evitar que se creyera que Yang, de 61 años, fue purgado como chivo expiatorio de las explosiones, varios medios de comunicación estatales publicaron artículos para probar lo contrario.

Mucha gente, incluyendo cuadros veteranos del Partido, expusieron las actividades ilícitas de Yang cuando se desempeñaba como vicealcalde de Tianjin entre 2009 y 2012, informó Fénix TV, con sede en Hong Kong pero tendencia pro-Beijing, citando una fuente interna de la agencia anticorrupción de Tianjin. Las recientes explosiones fueron una buena “oportunidad” para removerlo después de más de seis meses de “investigaciones secretas”, asegún Fénix TV.

De hecho, la purga de Yang no tiene una conexión directa con el desastre en Tianijin, según la revista de negocias Caixin citando una ‘fuente interna’, y al gigante chino de internet Tencent que citó a “una fuente cercana a la Comisión Central para la Inspección de Disciplina”, la agencia anticorrupción del Partido.

Aunque las apariciones públicas de Yang y su participación en una reunión de altos funcionarios pocas horas antes de su remoción plantean preguntas sobre el momento de su destitución y el impacto que se quiso lograr.

Unos días antes, el Global Times, periódico estatal nacionalista, publicó un artículo que intentó pasar la culpa por la explosión en Tianijin y la reacción incompetente de las autoridades, del gobierno central a los cuadros locales que “no son buenos para representar la voz popular”. El tiempo que Yang estuvo en el gobierno provincial de Tianjin ciertamente lo incluye en este último grupo.

Mientras, la revista financiera Caijing informó que 10 ejecutivos de Rui Hai Internacional Logistics, la empresa a la que pertenecían los depósitos que explotaron, habían sido detenidos por la policía. Yu Xuewei, director de Rui Hai, y el vicedirector Dong Shexuan fueron detenidos el 13 de agosto, unas seis horas después de la explosión. También están detenidos el presidente de Rui Ha, Li Liang, el vicepresidente Cao Haijun, el CFO Song Qi y el gerente general Zhi Feng.

Según Caijing, seis de estos ejecutivos están demorados en el Centro de Detención N° 1 de Tianjin, mientras que otros cuatro están en un hospital.

TE RECOMENDAMOS