Funcionarios chinos luchan por responder preguntas sobre coronavirus mientras se aísla otra ciudad

Por Nicole Hao
01 de Febrero de 2020
Actualizado: 01 de Febrero de 2020

Recientemente, varios funcionarios chinos tuvieron percances en entrevistas con los medios de comunicación en las que se puso de manifiesto su falta de conocimiento sobre las medidas para contener el coronavirus.

El brote fue notificado por primera vez por las autoridades chinas el 31 de diciembre de 2019, pero la enfermedad surgió por primera vez en la ciudad central china de Wuhan a principios de diciembre. Wuhan es la capital de la provincia de Hubei.

Desde entonces se ha propagado a todas las provincias y regiones de China, así como a más de 20 países de todo el mundo.

Mientras tanto, la ciudad de Huanggang, al este de Wuhan, decidió promulgar una prohibición para que los vehículos no entraran y ni salieran de la ciudad, lo que sugiere que la escala del brote allí es mucho peor de lo que las autoridades están informando.

Funcionarios de Huanggang

El 29 de enero, el gobierno central de Beijing envió un equipo de trabajo a Huanggang. El equipo se reunió con Tang Zhihong, jefe de la comisión de salud de la ciudad, y con Chen Mingxing, director del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de la ciudad.

La emisora estatal China Central Television (CCTV) acompañó al equipo de trabajo y grabó la reunión.

Cuando los expertos de Beijing le hicieron preguntas, Tang no pudo responder.

En el video de CCTV, los expertos de Beijing preguntaron sobre la capacidad actual de los hospitales de la ciudad. Tang guardó silencio. Cuando se le presionó de nuevo, Tang respondió: “Tenemos un funcionario que está a cargo de este asunto”.

Los expertos preguntaron cuál era el número actual de casos confirmados en Huanggang. Tang primero dijo que eran “más de 200”, pero Chen se acercó y dijo: “118”.

También preguntaron: “¿Cuántos pacientes están siendo tratados en los hospitales?” Tanto Tang como Chen no contestaron.

Esto enfureció a los ciudadanos chinos, que comentaron el segmento de noticias en las redes sociales.

Al día siguiente, el gobierno de Huanggang anunció que Tang había sido despedida de su puesto.

Previamente, el 23 de enero, Sheng Wenjun, el secretario del Partido Comunista Chino de la ciudad de Chibi, que permanece en cuarentena, inspeccionó la respuesta de la zona al coronavirus. Llevaba una mascarilla quirúrgica, pero la mascarilla solo le cubría la boca. Su nariz estaba directamente expuesta al aire del lugar.

Sheng Wenjun, secretario del Partido de la ciudad de Chibi (urbe que se encuentra en cuarentena), lleva una máscara pero no se cubre la nariz en Chibi, China, el 23 de enero de 2020. (Captura de pantalla)

Durante una reciente conferencia de prensa, algunos funcionarios también revelaron que no podían usar sus máscaras correctamente.

En una conferencia de prensa del 26 de enero, el gobernador de la provincia de Hubei, Wang Xiaodong, no usó máscara; pero el secretario de Hubei, Bie Bixiong, sí lo hizo. Sin embargo, su máscara tampoco cubría su nariz. El alcalde de Wuhan, Zhou Xianwang, llevaba una máscara, pero la llevaba al revés.

El gobernador de Hubei Wang Xiaodong (centro) no lleva máscara; el secretario de Hubei, Bie Bixiong (izquierda), lleva una máscara, pero la máscara no le cubre la nariz; el alcalde de Wuhan, Zhou Xianwang (derecha) lleva una máscara al revés en una conferencia de prensa en Wuhan, China, el 26 de enero de 2020. (Captura de pantalla)

Nuevo cierre

El gobierno de Huanggang anunció el 30 de enero nuevas medidas de cierre.

Según la nueva norma, todas las carreteras del área municipal de Huanggang se cerrarán a la medianoche del 31 de enero, con barreras físicas y puntos de control.

Ningún vehículo podrá utilizar las carreteras excepto “las destinadas a la prevención y control de brotes, al rescate médico, a las necesidades básicas y al rescate de emergencia”, decía el anuncio.

Los taxis solo se permitirán para las mujeres embarazadas, los pacientes con enfermedades graves, etc. Solo se asigna un cierto número de taxis a cada barrio.

El gobernador de Hubei Wang dijo en una conferencia de prensa el 29 de enero que el número de casos confirmados está aumentando rápidamente en Huanggang y otras tres ciudades cercanas: Xiaogang, Jingmen y Xianning. Dijo que le preocupaba que Huanggang pudiera convertirse en otro Wuhan.

Según las estadísticas oficiales de enero de 2019, Huanggang tiene 6.34 millones de habitantes.

Datos falsos

Las autoridades chinas solo empezaron a actualizar el número de muertes por el brote a partir del 22 de enero. Pero expertos del Reino Unido y Hong Kong han estimado que la verdadera cifra de infecciones podría llegar a 250,000 personas solo en Wuhan para el 4 de febrero.

En los últimos días, algunos funcionarios chinos han dado indicios indirectos de la verdadera escala del brote.

Liu Yingzi, director de la Comisión de Salud de Hubei, dijo el 29 de enero que había más de 170,000 médicos trabajando en primera línea para tratar a los pacientes con coronavirus.

Mientras tanto, los médicos de los hospitales de Hubei dijeron a los medios de comunicación estatales que carecen de los recursos humanos para tratar a los pacientes. Algunos de ellos han trabajado durante más de 24 horas seguidas.

El 22 de enero, la televisión estatal de Jiangsu informó que un médico de Wuhan se infectó con el coronavirus después de tratar a pacientes durante 11 días. Estaba en autocuarentena y dijo a sus familiares que había trabajado 26 horas seguidas, ya que había demasiados pacientes en el hospital.

Y en una conferencia de prensa del 30 de enero, Zhang Wenhong, líder del equipo de respuesta al brote en Shanghai, dijo: “En base a la situación actual, este coronavirus se extenderá más ampliamente. Soy responsable de mis palabras aquí y puedo decirles que la estimación de los expertos extranjeros es correcta”, dijo, sin nombrar a qué expertos se refería.

Las cifras oficiales reportan menos de cinco mil infecciones en Hubei.

El 29 de enero, Zeng Guang, el jefe científico de epidemiología del CDC de China, hizo una rara y sincera admisión acerca de por qué los funcionarios chinos no pueden decir la verdad a la gente, en una entrevista con el tabloide estatal Global Times.

“Ellos [los funcionarios] necesitan pensar en el ángulo político y la estabilidad social [para mantener sus posiciones]”, dijo Zeng.

Descubra

¿El régimen chino está ocultando la gravedad del coronavirus?

TE RECOMENDAMOS