Funcionarios de EE.UU. sugieren apoyar a competidores de Huawei y buscar alternativas al 5G chino

Por Bowen Xiao
15 de Febrero de 2020 Actualizado: 15 de Febrero de 2020

Al menos dos funcionarios de la administración de Estados Unidos hablaron públicamente de la importancia de encontrar una alternativa a la empresa china Huawei y desarrollar potencialmente asociaciones con la industria de las telecomunicaciones como una de las acciones.

Los expertos dijeron a The Epoch Times que sería en gran medida una buena movida de Estados Unidos impulsar a los competidores de Huawei. China actualmente domina el mercado global de infraestructura 5G, capturando el 40 por ciento a través de las compañías Huawei y ZTE.

Una asociación entre  Estados Unidos y la industria de las telecomunicaciones sería “muy diferente a la compra de acciones con el dinero de los contribuyentes”, dijo Robert Blair, representante especial de la Casa Blanca para la política internacional de telecomunicaciones, en la Conferencia de Seguridad de Munich, en Alemania.

Blair, en la conferencia del 14 de febrero, también dijo que el Reino Unido necesitaba “examinar detenidamente” su decisión de utilizar el equipo hecho por Huawei. Washington declaró repetidamente que Huawei —fundado en 1987 por un exingeniero del Ejército de Liberación Popular—es una extensión del estado chino que ayuda a la inteligencia china a robar información secreta. Huawei niega las acusaciones.

El Fiscal General de los EE.UU. William Barr hizo una propuesta similar la semana pasada. Los Estados Unidos y sus aliados tienen un plazo de cinco años —el tiempo en el que se determinará el dominio global de 5G— para lanzar un competidor viable. Barr dijo que Estados Unidos y sus aliados deberían “considerar activamente” la posibilidad de respaldar a los dos principales competidores extranjeros de Huawei: Nokia y Ericsson.

“El tiempo es muy corto, y nosotros y nuestros aliados debemos actuar rápidamente”, dijo Barr en una conferencia en Washington el 4 de febrero sobre los esfuerzos del Departamento de Justicia para combatir las amenazas chinas.

Pero solo unos días después de los comentarios de Barr, la Casa Blanca pareció desestimar la sugerencia.

“Gran respeto al Fiscal General Barr, pero creemos que el mejor camino a seguir es lo que Ajit Pai anunció en los últimos días”, dijo el vicepresidente Mike Pence, refiriéndose a los esfuerzos del presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones para liberar más espectro para el uso de la tecnología inalámbrica 5G.

Estados Unidos, sin embargo, está trabajando estrechamente con Nokia y Ericsson, dijo el asesor económico de la Casa Blanca Larry Kudlow, añadiendo que el equipo de las compañías era esencial para construir la infraestructura de 5G. Pero dijo que “el gobierno de Estados Unidos no está en el negocio de comprar compañías, ya sean nacionales o extranjeras”, añadiendo que “no hay nada que prohíba a las compañías tecnológicas estadounidenses adquirirlas”.

John Boyd, director de The Boyd Co., una firma que proporciona asesoramiento sobre localización y gestión a corporaciones de TI a nivel mundial, dijo que los funcionarios de EE.UU. son “muy conscientes” de las consecuencias si Huawei domina el mercado de 5G y de la inteligencia artificial.

Boyd dijo a The Epoch Times que la sugerencia de Barr de impulsar proveedores alternativos de 5G como Nokia de Finlandia y Ericsson de Suecia “sería una inversión sabia y oportuna a mi juicio”.

“El Senado de los Estados Unidos propuso recientemente gastar mil millones de dólares para mejorar nuestras capacidades 5G”, añadió. “Esto me sugiere que el globo de prueba de Barr puede tener algunos seguidores listos en el Congreso”.

5G es la próxima generación de tecnología de redes móviles que ofrecerá conectividad a Internet a velocidades de 10 a 100 veces más rápidas que la 4G. La conexión rápida está destinada a revolucionar muchas industrias, incluyendo el transporte, la salud y la manufactura.

El ritmo de la innovación y el despliegue de 5G en todo el mundo no hace más que acelerarse, según Tyler Cooper, editor jefe de BroadbandNow, que hace un seguimiento de los datos de servicio de la banda ancha en Estados Unidos, incluyendo 5G.

“En términos de alternativas [a Huawei], tres actores principales ya están operando infraestructura a escala en Estados Unidos: Nokia, Ericsson y Samsung Networks”, dijo Cooper a The Epoch Times por correo electrónico. “Confío en que estas y otras empresas puedan estar a la altura de la demanda y asegurar que 5G se despliegue de manera uniforme y a ritmo, especialmente con la ayuda de los fondos propuestos por la FCC”.

En diciembre del año pasado, Ajit Pai, el presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones (en inglés FCC) anunció un plan para lanzar un fondo de 9000 millones de dólares para llevar los servicios a las zonas rurales del país.

Mientras tanto, el 13 de febrero los fiscales federales del Departamento de Justicia acusaron a Huawei y a varias subsidiarias de conspiración para robar secretos comerciales y violar las leyes contra la extorsión. Estos cargos se suman a los cargos anteriores contra Huawei relacionados con las violaciones de las sanciones de Estados Unidos contra Irán.

La última acusación de robo de secretos comerciales se refiere a los supuestos “esfuerzos de décadas” de la empresa y sus filiales en Estados Unidos y China para apropiarse indebidamente de la propiedad intelectual (PI) de otras empresas —incluidas seis empresas de tecnología estadounidenses— y utilizarla para hacer crecer el propio negocio de Huawei, declaró el departamento. Tales prácticas también equivalían a una conspiración para violar la Ley de Chantaje Civil, Influencia y Organizaciones Corruptas (RICO, por sus siglas en inglés), añadió.

Hace semanas, el secretario de Estado, Mike Pompeo, instó a Gran Bretaña a reconsiderar su decisión de permitir a Huawei de China un papel en las redes 5G del país. Estados Unidos pedió anteriormente a países de todo el mundo que no incluyan al gigante de las telecomunicaciones del régimen comunista en sus sistemas de comunicaciones.

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, concedió a Huawei un papel limitado en la red móvil 5G de Gran Bretaña el 28 de enero.

“Nuestra opinión es que deberíamos tener sistemas occidentales con reglas occidentales, y la información americana solo debería pasar a través de redes confiables, y nos aseguraremos de hacerlo”, dijo Pompeo a los periodistas.

Este año, los funcionarios estadounidenses hablaron cada vez más de países que “abren sus brazos” a las empresas chinas.

La reportera del Epoch Times Cathy He y Reuters contribuyeron a este informe

Siga a Bowen en Twitter: @BowenXiao_

Descubre

Cómo Huawei es utilizado como herramienta de espionaje y subversión

TE RECOMENDAMOS