Funcionarios de EE. UU. viajan a Corea del Norte para preparar la cumbre Trump-Kim

Por Ivan Pentchoukov – La Gran Época
27 de Mayo de 2018 Actualizado: 28 de Mayo de 2018

Un grupo de funcionarios estadounidenses encabezados por el exembajador de Estados Unidos en Corea del Sur, cruzaron el domingo a Corea del Norte para discutir los preparativos para la histórica reunión entre el presidente Donald Trump y Kim Jong Un, según The Washington Post.

El líder de la delegación de Estados Unidos, Sung Kim, fue llamado de su asignación como enviado a Filipinas. Sung Kim cruzó a Corea del Norte y se reunió con el viceministro de Asuntos Exteriores del régimen comunista, Choe Son Hu. La pareja había negociado previamente un acuerdo de desnuclearización en el 2005.

El equipo estadounidense también incluyó a Allison Hooker, experta sobre Corea en el Consejo de Seguridad Nacional y también a un funcionario anónimo del Departamento de Defensa.

Sung Kim fue embajador en Corea del Sur entre los años 2011 y 2014. Luego se convirtió en representante especial sobre política de Corea del Norte.

Se espera que los estadounidenses continúen las reuniones el lunes y el martes, a poco más de dos semanas de la cumbre prevista para el 12 de junio en Singapur. Las conversaciones se llevan a cabo en la Casa de la Unificación, el mismo edificio donde Kim Jong Un y el presidente surcoreano Moon Jae-in se reunieron el sábado.

Kim le dijo a Moon que sigue comprometido con la reunión con Trump y con la completa desnuclearización.

“Nosotros acordamos que la cumbre del 12 de junio entre Corea del Norte y Estados Unidos debe celebrarse con éxito”, dijo Moon, según el Post.

La voluntad de Kim Jong Un de celebrar la cumbre según lo previsto, es una victoria táctica para Trump, quien el jueves decidió retirarse de la reunión citando la retórica combativa de Pyongyang.

Después que Trump se retirara, Corea del Norte respondió con una declaración moderada, indicando que seguía dispuesta a reunirse. Más tarde, Trump reveló que las conversaciones entre los dos países continuaban y que es posible que la cumbre se celebre según lo previsto.

Trump se convertiría en el primer presidente estadounidense en conocer en persona a un líder norcoreano.

Corea del Norte ya hizo varias concesiones importantes. Pyongyang liberó a tres rehenes estadounidenses, aceptó los objetivos de paz para la península coreana, la desnuclearización completa, y también destruyó su único sitio de pruebas nucleares.

Trump le reconoció a Kim cada una de las concesiones, pero al mismo tiempo ha mantenido el compromiso de continuar con la máxima presión y con las sanciones hasta que Pyongyang abandone completamente su programa de armas nucleares.

TE RECOMENDAMOS