Funcionarios de la FDA estaban preocupados por presión para autorizar refuerzos de vacuna COVID: Emails

Por Zachary Stieber
29 de Julio de 2022 5:32 PM Actualizado: 29 de Julio de 2022 5:32 PM

Altos funcionarios de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) estaban preocupados por lo que consideraban presiones de las empresas de vacunas y de la Casa Blanca para que autorizaran las vacunas de refuerzo, según unos correos electrónicos recientemente publicados.

La Dra. Marion Gruber, directora de la Oficina de Investigación y Revisión de Vacunas (OVRR, por sus siglas en inglés) de la FDA, dijo que estaba “muy preocupada por el hecho de que las empresas (como Pfizer y Janssen) estén intentando presionar a la OVRR por medio de las relaciones públicas”, en una de las misivas.

“Necesitamos que nos den tiempo para considerar sus datos y no podemos dejarnos presionar por estas empresas y, para el caso, por la Administración, que tratan de imponer plazos [sic] que no tienen sentido”, dijo Gruber al Dr. Peter Marks, director del Centro de Evaluación e Investigación Biológica de la FDA, en el correo electrónico del 25 de agosto de 2021.

Las 126 páginas de correos electrónicos, obtenidas y publicadas (pdf) por la organización sin ánimo de lucro Judicial Watch, muestran que hubo una creciente presión sobre el OVRR, tanto desde dentro como desde fuera del gobierno, para que tomara medidas sobre las solicitudes de autorización de refuerzos.

La presión fue provocada en parte por una declaración conjunta firmada por la comisionada en funciones de la FDA, Janet Woodcock, el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, Anthony Fauci, y otros funcionarios de la Administración Biden.

El grupo afirmó que la protección de las vacunas contra el COVID-19 estaba disminuyendo con el tiempo y que “será necesaria una dosis de refuerzo para maximizar la protección inducida por la vacuna y prolongar su durabilidad”.

Marks animaba a Moderna a presentar una solicitud formal de autorización de refuerzo, Michelle Olsen, una ejecutiva de Moderna, dijo a Sudhakar Agnihothram, que trabajaba a las órdenes de Gruber, por correo electrónico dos días después. Marks instó a Moderna a presentar la solicitud “lo antes posible”, según los correos electrónicos.

“Morderme la lengua”

En una discusión que tuvo lugar por esas fechas, Marks dijo a sus empleados que “no volveríamos a hacer revisiones apresuradas”, según escribió el Dr. Dorian Fink, que también trabajaba bajo las órdenes de Gruber, a éste y a otros.

“Tuve que morderme la lengua… para no preguntar por las dosis de refuerzo que la administración prometió a todos para el 20 de septiembre”. escribió Fink.

“Sigue diciéndome que después de esta aprobación, se sentará con nosotros para elaborar un plan para controlar la carga de trabajo porque ‘mientras yo no estaba, hizo un inventario y determinó que nuestra carga de trabajo ya no es manejable’…… al mismo tiempo que anima a los patrocinadores a enviar presentaciones y estoy seguro de que promete una rápida respuesta”, respondió Gruber.

Johnson & Johnson también envió repetidos correos electrónicos a la FDA, solicitando reuniones para discutir los datos en preparación para presentar una solicitud de autorización de refuerzo. Karin Van Baelen, de Moderna, dijo que un ejecutivo se reunía con Marks y que Moderna ya había hecho presentaciones a Fauci y al Dr. Francis Collins, director de los Institutos Nacionales de Salud. Gruber se sintió frustrado, lo que culminó con el correo electrónico a Marks.

En otro mensaje, Gruber replicó cuando Marks envió un mensaje a Fink para que revisara personalmente el trabajo que estaban realizando para analizar los datos de la vacuna, que según Marks se había hecho a instancias de Woodcock.

“Estoy preocupado y decepcionado por la aparente falta de confianza que la doctora Woodcock tiene en el equipo del OVRR y que le ha pedido que verifique la información que le hemos proporcionado en la reunión de hoy y en el correo electrónico que le ha enviado Doran esta tarde”, dijo Gruber.

Las correcciones “pueden ser rechazadas”

Según Van Baelen, las prisas por conseguir la autorización de los refuerzos se debieron a la declaración conjunta de la Casa Blanca y otros funcionarios de la Administración Biden.

“En vista de la urgencia creada por el reciente anuncio conjunto del HHS y los Expertos Médicos, consideramos que es importante poder abordar lo antes posible las cuestiones planteadas en relación con los ciudadanos estadounidenses que recibieron el régimen de dosis única de la vacuna Janssen a principios de este año”, dijo.

En un momento dado, Gruber se dirigió a sus colegas internacionales, lamentando la “loca controversia y el fuerte empuje hacia los refuerzos de las vacunas que estoy viendo aquí, en EE.UU., en la U.E. y en algunos otros países”.

“El mensaje parece ser ‘la aceptación total de la necesidad de refuerzos'”, escribió Gruber en otro correo electrónico, pidiendo correcciones en una declaración que la FDA estaba preparando. “No es así como estoy escribiendo la BD, estoy tratando de adoptar un enfoque más neutral. Este artículo suena como si ya hubiéramos decidido aprobar este suplemento”.

Maureen Hess, una colega, dijo que haría correcciones, pero señaló que Woodcock firmó en la declaración conjunta, “por lo que nuestras correcciones pueden ser rechazadas por otros por encima de nosotros”.

Gruber y el Dr. Phil Krause, subdirector del OVRR, renunciaron a la FDA debido a los desacuerdos sobre la necesidad de refuerzos.

“Hubo esta presión corporativa-gubernamental sobre los funcionarios que estaban allí y se opusieron tanto que al menos dos de ellos renunciaron”, dijo Tom Fitton, presidente de Judicial Watch, en EpochTV.

Gruber, Krause, la FDA, Marks, Moderna, Pfizer y Johnson & Johnson no respondieron a las solicitudes de comentarios.

“No tengo ningún comentario”, dijo Woodcock a The Epoch Times en un correo electrónico.

El panel asesor externo de la FDA desafió el esfuerzo de la administración por los refuerzos para todos, votando solo para recomendar la autorización de refuerzos para varios subconjuntos de estadounidenses. Sin embargo, la FDA pronto pasó por alto el panel y autorizó los refuerzos para todos los adultos, lo que desencadenó el rechazo público de Krause y de otra excientífica de la FDA, Luciana Borio.

Desde entonces se han autorizado segundas dosis de refuerzo para decenas de millones de estadounidenses debido a la disminución de la protección proporcionada por la primera dosis de refuerzo, y hay indicios de que pronto se aconsejará a prácticamente todos los estadounidenses que reciban segundas dosis de refuerzo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.