Funcionarios de la Fed suavizan visión “transitoria” de inflación y prometen actuar ante las alzas

Por Tom Ozimek
25 de Noviembre de 2021
Actualizado: 25 de Noviembre de 2021

Nuevos documentos que detallan las discusiones a puerta cerrada en la última reunión de política monetaria de la Reserva Federal muestran que los funcionarios están suavizando su visión “transitoria” de la inflación, reconociendo que la reciente competencia de precios al alza es más intensa y duradera de lo que se creía anteriormente, por lo que prometen actuar más agresivamente si las presiones inflacionarias se mantienen elevadas por mucho tiempo.

Los funcionarios revisaron al alza sus perspectivas de inflación a corto plazo, atribuyéndolas a un aumento más rápido de lo previsto de los precios de alimentos y energía, junto con los atascos en la producción, los aumentos salariales y el endurecimiento del mercado laboral, según las actas de la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) del 2 y 3 de noviembre, publicadas el 24 de noviembre.

Ellos dijeron que esperaban que la inflación se acelere en relación con el ritmo de septiembre, anticipando que la variación de 12 meses del índice de precios de los Gastos de Consumo Personal (PCE) subiría y terminaría el año “muy por encima del 2%”, cifra objetivo de la Fed para la tasa de inflación.

Los datos recientes del Departamento de Comercio han confirmado esta predicción. La inflación general del PCE aumentó en un 5.0% en los 12 meses hasta octubre, el ritmo más rápido desde 1990, mientras que el índice del PCE subyacente, que excluye las categorías volátiles de alimentos y energía y es el indicador preferido de la Reserva Federal para calibrar la política, aumentó en un 4.1%, el ritmo más rápido desde 1991. Esto representa una aceleración de la inflación con respecto a las lecturas de septiembre, que mostraron un aumento del 4.4% del PCE y del 3.7% del PCE subyacente.

Aunque los funcionarios de la Reserva Federal juzgaron que la elevada presión sobre los precios se debía principalmente a atascos en la producción y a otros factores que esperan que sean de naturaleza temporal, acordaron que debían argumentar con menos fuerza el caso de la inflación “transitoria”.

Los funcionarios “coincidieron en que sería apropiado transmitir menos certeza sobre la trayectoria de la inflación señalando que los factores que impulsan la elevada inflación ‘se espera que sean transitorios'”, al tiempo que señalaron que “las presiones inflacionarias podrían tardar más en remitir de lo que habían evaluado anteriormente”.

El presidente del Consejo de la Reserva Federal, Jerome Powell, testifica en una audiencia del Subcomité de Coronavirus de la Cámara de Representantes sobre la respuesta de la Reserva Federale a la Pandemia de Coronavirus en el Capitolio en Washington el 22 de junio de 2021. (Graeme Jennings-Pool/Getty Images)

Algunos participantes expresaron la opinión de que los factores que impulsan el aumento de los precios se han desbordado de una estrecha gama de categorías relacionadas con la pandemia y se han generalizado, aunque “en general, siguieron anticipando que la tasa de inflación disminuiría significativamente durante 2022, a medida que los desequilibrios de la oferta y la demanda disminuyan”.

Aun así, los funcionarios de la Fed dijeron que su incertidumbre respecto a la evaluación de la inflación había aumentado.

“Muchos participantes señalaron consideraciones que podrían sugerir que la elevada inflación podría resultar más persistente”, indican las actas.

“Estos participantes señalaron que la inflación media ya superaba el 2% cuando se medía sobre una base plurianual y citaron una serie de factores —como el mayor alcance de las empresas para trasladar costos más elevados a sus clientes, la posibilidad de que el crecimiento de los salarios nominales se haya vuelto más sensible a las presiones del mercado laboral o las condiciones financieras acomodaticias— que podrían dar lugar a que la inflación continúe en niveles elevados”, se lee en el documento.

Varios miembros del Comité Federal de Mercado Abierto también reconocieron signos de que las expectativas de inflación pueden estar “menos arraigadas”, lo que significa que las expectativas de la gente sobre la futura tasa de inflación se han desviado del objetivo del 2% y han influido en su comportamiento en cuanto a las compras o les han llevado como consecuencia a exigir salarios más altos.

La encuesta más reciente de la Fed de Nueva York sobre las expectativas de inflación de los consumidores mostró que las expectativas de inflación a corto plazo (a un año vista) aumentaron en octubre hasta el 5.7%, la lectura más alta en la historia de la serie. Las expectativas de inflación a medio plazo (a tres años vista) se mantuvieron sin cambios respecto al nivel del mes anterior, del 4.2%, que fue un récord.

A la luz de una inflación más persistente de lo que se creía y del creciente riesgo de pérdida de las expectativas de inflación en el futuro, los funcionarios de la Fed dijeron que considerarían la posibilidad de acelerar el calendario de retirada de los 120,000 millones de dólares de compras mensuales de activos del banco central y de subir las tasas de interés.

“Varios participantes señalaron que el Comité debería estar preparado para ajustar el ritmo de las compras de activos y elevar el rango objetivo de la tasa de interés de los fondos federales antes de lo previsto por los participantes si la inflación seguía siendo superior a los niveles coherentes con los objetivos del Comité”, indican las actas.

Aunque varios funcionarios de la Fed “subrayaron una actitud paciente hacia los datos entrantes” en torno a las presiones inflacionarias para asegurar que la recuperación del mercado laboral esté bien fundamentada antes de endurecer la política monetaria, los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) prometieron “no [dudar] en tomar las medidas apropiadas para hacer frente a las presiones inflacionarias que planteen riesgos para sus objetivos de estabilidad de precios y empleo a largo plazo”.

Kathy Bostjancic, economista jefe de finanzas de Estados Unidos en Oxford Economics, dijo a The Associated Press que cree que la Fed acelerará la reducción de las compras de bonos, que el FOMC decidió en su última reunión que se eliminarán gradualmente durante ocho meses a un ritmo de 15,000 millones de dólares al mes.

También dijo que espera que la primera alza de impuestos se produzca en septiembre de 2022, en lugar de diciembre de ese año, previsto antes.

En respuesta a las consecuencias de la pandemia, la Fed bajó las tasas de interés hasta casi cero y puso en marcha un programa de compra masiva de activos, medidas que, según un número creciente de economistas, avivaron el fuego de la inflación.

Desde la reunión de noviembre, varios funcionarios de la Fed expresaron públicamente su disposición a acelerar el ritmo de reducción de las compras mensuales de bonos.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS