El gato árabe de arena es “casi invisible”, pero una cámara logra captarlo por primera vez en 10 años

Por Michael Wing
16 de Agosto de 2019 Actualizado: 16 de Agosto de 2019

Los gatos que viven en las casas de la gente ya son bastantes astutos. Pero hay una especie rara y salvaje de gato doméstico que es aún más furtiva.

El gato árabe de arena, que vive en los desiertos de Arabia, el norte de África y Asia central, es tan sigiloso que ha logrado evitar ser visto durante 10 años.

El científico asistente Shakeel Ahmed y un equipo de colegas de la Agencia Medioambiental de Abu Dhabi se dispusieron a captar al gato en cámara en marzo del 2015. El último avistamiento reportado fue anecdótico en el 2005.

El gato árabe de arena es nocturno y cierra los ojos cuando se encienden luces brillantes para evitar ser visto. Su pelaje es también del mismo color que su entorno arenoso, lo que lo hace increíblemente difícil de detectar.

(Yair Leibovich/Shutterstock)

El gato, que se parece mucho a un gato doméstico, se distingue por su pelaje extra alrededor de la cara y los pies. Ese pelaje extra también le permite al astuto felino no dejar prácticamente ninguna huella en la arena.

Shakeel y su equipo instalaron cinco trampas para cámaras de detección de movimiento en Baynouna, Abu Dhabi, y prepararon comida para gatos con sabor a pollo y pescado. Un estudio anterior reveló que los gatos preferían la comida para gatos con sabor a pollo, así que eso es lo que más usaban.

En el transcurso de 278 noches con las trampas, tomaron 46 fotografías e identificaron 3 diferentes gatos de arena, uno de los cuales estaba determinado a ser un macho. Los felinos fueron capturados entre las 0:00 y las 6:00 horas. Treinta y nueve por ciento de los avistamientos fueron durante las fases lunares de luna llena.

Fue el primer avistamiento confirmado del increíblemente tímido gato en la región occidental de Abu Dhabi desde el avistamiento no confirmado en el 2005.

Debido a la naturaleza escurridiza del gato árabe, los científicos todavía saben muy poco sobre ellos.

“Hay una ausencia de científicos que trabajan con gatos de arena y muy pocas evaluaciones se están haciendo para evaluar el comportamiento, la población y el estado de la especie”, dice John Newby, del Sahara Conservation Fund. “Los gatos de arena son raros por naturaleza”, agregó.

Son conocidos por estar bien adaptados al medio ambiente desértico y tienen pelos especiales en las orejas y en los pies para mantener la arena fuera.

Sorprendentemente, el gato de arena no necesita agua para beber, ya que se hidrata totalmente de las aves, reptiles y mamíferos que caza y come.

Este misterioso felino está clasificado como “casi amenazado” en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, y como “en peligro” en los Emiratos Árabes Unidos.

Se cree que las poblaciones están disminuyendo debido principalmente al desarrollo y la subsiguiente pérdida de hábitat.

(Alexandr Junek Imaging/Shutterstock)

El equipo espera que su investigación ayude en futuras estrategias de conservación, tales como comparar las poblaciones locales con las de los vecinos Omán y Arabia Saudita.

“Está claro que la investigación de campo será extremadamente valiosa para elaborar planes de conservación para los gatos de arena y su hábitat, así como para identificar esas áreas y su extensión que pueden convertirse en áreas protegidas para conservar a los gatos”, dijo John. “Los científicos necesitan investigar más sobre cómo viven los gatos de arena para crear un área protegida adecuada”, agregó.

(Pete Gallop/Shutterstock)

Este cerdito se quedó atorado en el marco de una puerta y era muy difícil liberarlo

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS