Gigantes tecnológicos están “dispuestos a quemar” derechos de Primera Enmienda: empresario de Shark Tank

Por DANIEL Y. TENG
11 de Enero de 2021
Actualizado: 11 de Enero de 2021

El prominente inversor tecnológico y estrella de la serie de televisión australiana “Shark Tank” Steve Baxter ha arremetido contra los gigantes tecnológicos de EE. UU. por atacar y suspender la app de redes sociales Parler, así como las cuentas del presidente de EE. UU. Donald Trump.

“Esto es algo bastante sombrío cuando esta plataforma –Parler– está siendo responsabilizada (por los gigantes de la tecnología) por las acciones de sus usuarios”, dijo el empresario tecnológico a The Epoch Times.

“Todas estas sorprendentes innovaciones (apps de redes sociales) provienen de la Primera Enmienda de la Constitución de EE. UU., que incluye la libertad de expresión”, dijo.

“Estados Unidos es una potencia debido a las libertades que tiene. Pensar que la gente que es beneficiada por esas está tan dispuesta a quemarlas, no se piensa mucho en eso, ¿verdad? ” añadió.

El empresario tecnológico y estrella de la televisión australiana ‘Shark Tank’ Steve Baxter ( Proporcionado)

Baxter, que hizo su fortuna en 2005 con la venta de su PIPE Networks por 300 millones de dólares, describió los acontecimientos de los últimos meses como “un deslizamiento hacia el infierno”.

“Hasta la última parte de esto se siente mal”, dijo. “Hemos estado diciéndolo durante un tiempo, este tipo de tiranía invasora. Primero, en los académicos liberales, luego en la vida de la gente, y ahora con las restricciones de COVID-19 …”.

Baxter radica en Brisbane, que acaba de salir de un encierro de tres días en toda la ciudad para contener un solo caso de la cepa británica mutada de COVID-19.

El viernes, Twitter suspendió permanentemente la cuenta del presidente de EE. UU. Donald Trump por supuestas violaciones de su “Política de Glorificación de la Violencia”. La acción se produjo poco después de los disturbios civiles que se desarrollaron en el Capitolio de EE. UU. el miércoles.

Después Facebook, Instagram, y Snapchat suspendieron por corto plazo a Trump de sus plataformas.

Las acciones han provocado críticas de principales republicanos: el secretario de Estado Mike Pompeo y la exembajadora de la ONU Nikki Haley, quienes compararon la medida con algo que el Partido Comunista Chino haría.

El viceprimer ministro australiano Michael McCormack también ha criticado a Twitter diciendo que existe un doble estándar.

Michael McCormack el 26 de febrero de 2018. (Michael Masters/Getty Images)

“Ha habido mucha gente que ha dicho y hecho muchas cosas en Twitter anteriormente que no han recibido ese tipo de condena o incluso censura”, dijo a ABC Radio el lunes.

En particular, el provocador posteo en Twitter del portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, que muestra a un soldado australiano sonriendo mientras degolla a un niño afgano, sigue en la parte superior de su tablero principal en la red social. El posteo provocó indignación nacional e internacional.

Sin embargo, McCormack admitió que, como empresa privada, Twitter estaba en su derecho de censurar y cerrar cuentas en la plataforma de su empresa.

El presidente Trump ha intentado eliminar la Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones de 1996, que permite a los gigantes de las redes sociales moderar el contenido de sus plataformas sin repercusión alguna. Sin embargo, el Congreso de Estados Unidos no ha podido aprobar la ley.

Tras el bloqueo de las cuentas de redes sociales de Trump, el rival de Twitter, Parler, vio cómo su popularidad se disparaba, convirtiéndola en la app más descargada de la tienda de Apple.

Google, Apple y Amazon acusaron a Parler de no moderar adecuadamente el contenido de su plataforma y suspendieron el servicio. La app ha desarrollado un significativo número de seguidores entre los usuarios clásicos liberales o conservadores.

El logo de la red social Parler en un smartphone con su página web al fondo. (Olivier Douliery/Archivo/AFP vía Getty Images)

La sublíder de la oposición Kristina Kenneally elogió la suspensión de Parler y presionó al primer ministro Scott Morrison para que apoyara la acción y evitara que los departamentos gubernamentales utilizaran proveedores de servicios de Internet asociados a la app, escribió en Twitter.

También pidió a Morrison que censurara a sus colegas liberales Craig Kelly y George Christensen por publicar supuestos “puntos de vista peligrosos” sobre los méritos de la hidrocloroquina y reportes sobre el fraude electoral en Estados Unidos.

El líder de la oposición Anthony Albanese también aplaudió la acción de Twitter para eliminar la cuenta de Trump.

Baxter advirtió que la censura era una pendiente resbaladiza.

“La próxima gran controversia es cuando otras supuestas ‘formas seguras’ de medios empiecen a ser canceladas. La gente que está celebrando ahora, se dará cuenta de lo mala que es la mafia”, dijo. “La mafia siempre se come a sí misma. Sin lugar a dudas”.

“¿Cuál es el costo de la censura, comparado con el costo de las cosas que no quieres que se digan? El costo de la censura es siempre peor que las palabras molestas que eres libre de ignorar”, añadió Baxter.

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

Pelosi sugiere impeachment a Trump

TE RECOMENDAMOS