Globo espía chino es parte de una “permanente” recogida de información, dice exdirector del NSA

Por Andrew Thornebrooke
10 de Febrero de 2023 3:53 PM Actualizado: 10 de Febrero de 2023 3:53 PM

La penetración en el espacio aéreo estadounidense de un globo espía chino la semana pasada fue una violación significativa de la soberanía estadounidense y parte de una campaña más amplia de recopilación de inteligencia, según dos líderes militares retirados.

El almirante en retiro, Michael Rogers, que anteriormente fue comandante del Comando Cibernético de Estados Unidos y director de la Agencia de Seguridad Nacional, dijo que la incursión del globo espía en el espacio aéreo estadounidense significa una grave amenaza para Estados Unidos.

“La penetración en el territorio soberano de una nación por cualquier motivo es una preocupación significativa”, declaró Rogers durante un debate sobre el incidente el 10 de febrero, en el Instituto Judío para la Seguridad Nacional de América (JINSA). “La penetración con fines de espionaje es doblemente preocupante”.

“Nosotros nunca deberíamos permitir que una entidad extranjera penetre en nuestro territorio soberano sin que se haya coordinado o acordado previamente”.

Rogers indicó que el incidente y la posterior revelación de que el régimen comunista de China está llevando a cabo un programa global de globos espía sugerían que estaba involucrado en un “nivel permanente de actividades” diseñadas para “penetrar en el espacio aéreo de Estados Unidos para llevar a cabo actividades de recopilación de inteligencia”.

Con ese fin, agregó que Estados Unidos necesitaría recoger tantos restos del globo como fuera posible para obtener una mejor evaluación de cuáles eran exactamente las capacidades del globo y, al hacerlo, comprender mejor qué inteligencia estaba diseñada para recoger.

Del mismo modo, indicó que le preocupa que la aparente falta de conocimiento de anteriores incursiones de globos significara que los chinos o bien esperaban que Estados Unidos no descubriera el globo, o bien creían que la nación simplemente no respondería públicamente a ello.

“Quienquiera que dirigiera o autorizara esta misión (…) tenía una gran confianza en que iba a tener éxito”, dijo Rogers.

Epoch Times Photo
Marineros intentan recuperar un globo de vigilancia a gran altitud frente a la costa de Myrtle Beach, Carolina del Sur, 5 de febrero de 2023. (Foto de la Marina de los EE.UU. por el Especialista en Comunicación de Masas de 1ª Clase Tyler Thompson)

“La amenaza ha cambiado”

El teniente general en retiro de la Fuerza Aérea, Joseph Guastella, que también intervino en el acto de la JINSA, condenó la incursión como “una violación absoluta de nuestra soberanía” y dijo que el Partido Comunista Chino (PCCh) llevó a cabo la misión “porque ellos podían”.

Guastella y Rogers coincidieron en que el PCCh habría derribado inmediatamente una aeronave estadounidense si “el zapato hubiera estado en el otro pie”.

Guastella señaló que existían precedentes de este tipo de acciones, afirmando que la “norma ha estado ahí durante años”. A continuación citó el ejemplo de 1960 del Incidente del U-2, en el que la Unión Soviética derribó un avión espía estadounidense, provocando una dramática secuela política.

También declaró que el complot consolidó aún más las campañas “oportunistas” y “nefastas” del PCCh para robar tecnología y socavar de otro modo a Estados Unidos.

“De haber sido al revés, el asunto se habría desbaratado con relativa rapidez”, coincidió Rogers.

En cuanto a la respuesta de Estados Unidos, tanto Guastella como Rogers opinaron que Estados Unidos debería adoptar una postura más clara sosteniendo la integridad territorial, pero también estuvieron de acuerdo en que el ejército estadounidense manejó bien la situación, dada su novedad.

“Se trata de un nicho en el que la guerra está evolucionando (…) es una región cercana al espacio en la que francamente no nos habíamos centrado”, dijo Guastella, describiendo el incidente como “territorio nuevo”.

“Creo que hicieron un excelente trabajo organizando el desmantelamiento”.

A partir de aquí, añadió Guastella, una preocupación clave sería asegurarse de que el liderazgo político de Estados Unidos no se disuada de tomar las medidas necesarias para defender la soberanía estadounidense. Si el globo llevaba a bordo sustancias químicas nocivas u otros equipos, Estados Unidos tenía que derribarlo.

“Cuando uno se enfrenta a un matón, que es lo que es China, uno debe responder con fuerza”, declaró Guastella.

“Lo que no queremos es disuadirnos a nosotros mismos”.

En definitiva, señaló que Estados Unidos tendría que seguir invirtiendo y aumentando su capacidad para los conflictos entre grandes potencias. Tras más de 20 años luchando principalmente contra el terrorismo, Estados Unidos tendría que ejecutar cambios de forma más rápida y global para hacer frente a la amenaza de naciones adversarias como China, Rusia y Corea del Norte.

“Nosotros estamos tratando con un país, no con una organización terrorista”, afirmó Guastella.

“La amenaza ha cambiado (…) estos son países con recursos, y están decididos a socavarnos”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.