Gob. de NY y alcalde Adams celebran en el desfile del Año Nuevo Chino: “El mejor lugar para celebrar”

Por Yeny Sora Robles
12 de Febrero de 2024 11:37 PM Actualizado: 13 de Febrero de 2024 11:52 AM

Flushing, el barrio chino más grande del mundo ubicado al norte de la ciudad de Nueva York, se vistió de color este domingo para celebrar Año Nuevo Chino con un desfile masivo con 50 grupos diferentes, incluyendo a los practicantes de Falun Dafa que resaltaron la cultura tradicional china.

Con un día espectacular y la temperatura era la más alta de la historia, las calles del corazón de Flushing acogieron a miles de asistentes que presenciaron el desfile para celebrar el Año Nuevo Chino, que el 10 de febrero de 2024 marcó el comienzo del nuevo año 4722, el Año del Dragón de madera, según el calendario lunar.

El majestuoso desfile contó con la presencia de personalidades del gobierno, como la gobernadora del estado, Kathy Hochul, el alcalde de la ciudad, Eric Adams, el contralor de la ciudad, Brad Lander, entre otros.

La gobernadora de Nueva York, el contralor del estado de Nueva York, Di Napoli, y el alcalde de Nueva York, Adams, felicitan a la gente por el Año Nuevo Lunar. (Dai Bing/The Epoch Times)
El Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York envió un equipo de agentes para participar en el Desfile del Año del Dragón. (Dai Bing/The Epoch Times)

Las aceras estaban abarrotadas hasta el borde, mientras el desfile era encabezado por el Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York. Le siguieron delegaciones del gobierno de Nueva York, del régimen chino, del gobierno de Taiwán, instituciones, organizaciones y grupos. Para el final, practicantes de Falun Dafa encabezaron una alineación que abría con la banda marchante Tian Guo.

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, realizó una intervención dando las gracias a la Cámara de Comercio China de Flushing por hacer del lugar un barrio fuerte, y afirmó que no hay mejor lugar para celebrar el Año Nuevo Chino que en Flushing.

“Este desfile ilustra la diversidad de la población asiático-americana, y el Estado de Nueva York alberga la mayor población asiático-americana y de las islas del Pacífico. Gracias a la Cámara de Comercio e Industria China de Flushing, somos más fuertes que nunca”.

Además, fue la primera vez que tanto la gobernadora como el Alcalde de Nueva York participaban al mismo tiempo en un desfile en Flushing para celebrar el Año Nuevo Chino. Tanto la gobernadora como el alcalde llegaron puntuales al punto de partida antes de las 11 de la mañana y saludaron a la multitud durante todo el desfile. También, ambos entregaron certificados de reconocimiento a la Asociación Empresarial China de Flushing (FCBA), organizadora del desfile, en reconocimiento a la contribución de la FCBA al desarrollo y la prosperidad de Flushing.

El alcalde Eric Adams dijo: “Miren a Main Street, la principal calle china, y podrán ver la fuerza de la corriente principal y de la comunidad china, deberían estar orgullosos de ustedes mismos por seguir mostrando la diversidad del Estado de Nueva York”.

La Banda Marchante Tian Guo de los practicantes de Falun Dafa en el desfile del Año Nuevo Chino en el barrio Flushing de Queens, Nueva York, el 10 de febrero de 2024. (Larry Dye/The Epoch Times)

Para Zhang Yan, un asistente de origen chino que se mudó a Estados Unidos para buscar la libertad que es imposible bajo el régimen comunista en el poder, lo que más resaltó fue ver a tantos practicantes de Falun Dafa en el desfile: “En China, si vieras esto, te habrían arrestado hace mucho tiempo”.

Falun Dafa, también conocido como Falun Gong, es una disciplina espiritual que combina ejercicios de meditación y enseñanzas antiguas que giran en torno a los principios fundamentales de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. Para los practicantes, las enseñanzas de Falun Dafa guían sus vidas diarias, los orienta a mejorarse continuamente, asumir sus responsabilidades y poner a los demás en primer lugar. Sin embargo, en 1999, el Partido Comunista Chino lanzó una campaña ilegal y violenta contra la práctica, temiendo perder el poder por la amplia popularidad que alcanzó la práctica desde que se hizo pública 1992, y porque sus principios no eran compatibles con la ideología comunista.

Zhang dijo que se sorprendió cuando vio por primera vez a practicantes de Falun Gong en cantidades tan grandes, celebrando con orgullo junto con sus conciudadanos.

“Falun Dafa es una religión perseguida en China”, dijo. “Fue la primera vez que vi una escena así de Falun Dafa, en este honorable desfile. Estaba muy sorprendido y emocionado. (…) Debemos estar orgullosos de ello. Somos una generación que ha sido perseguida en China, incluido Falun Dafa”.

Practicantes de Falun Dafa asisten a un desfile para celebrar el Año Nuevo chino en el barrio Flushing de Queens, Nueva York, el 10 de febrero de 2024. (Larry Dye/The Epoch Times)
Practicantes de Falun Dafa asisten a un desfile para celebrar el Año Nuevo chino en el barrio Flushing de Queens, Nueva York, el 10 de febrero de 2024. (Larry Dye/The Epoch Times)

Zhang añadió que en China el PCCh “confunde” y le “lava el cerebro” a la gente. El régimen autoritario ha logrado convencer a una gran parte de la población de que la práctica es dañina, incluyéndolo a él. Pero Zhang escuchó otras perspectivas y supo que el PCCh en realidad estaba mintiendo.

“Este tipo de represión cruel resalta aún más la crueldad autoritaria del PCCh”, dijo. Zhang. “[Falun Dafa] enseña Verdad, Compasión y Tolerancia; si [el PCCh] puede reprimirlo, eso demuestra que tan cruel es el sistema, qué marcado contraste”.

Ahora cree que la fe firme de los practicantes de Falun Dafa se ha convertido en una fuente de esperanza para el pueblo chino que desea liberarse del PCCh.

“Los miembros de Falun Dafa realmente han trabajado duro”, al persistir en su práctica. “No solo lo hacen por sus propias creencias, sino que también han traído bendiciones al pueblo de China. Esta es la bendición que mucha gente ha recibido al ver Falun Dafa. Si todo el pueblo chino tiene esta creencia, la sociedad al menos será pacífica y amorosa. Una vez que una persona tiene fe, tiene un resultado final en todo lo que hace”.

Practicantes de Falun Dafa asisten a un desfile para celebrar el Año Nuevo chino en el barrio Flushing de Queens, Nueva York, el 10 de febrero de 2024. (Samira Bouaou/The Epoch Times)
Practicantes de Falun Dafa asisten a un desfile para celebrar el Año Nuevo chino en el barrio Flushing de Queens, Nueva York, el 10 de febrero de 2024. (Samira Bouaou/The Epoch Times)

Li Qing, también de origen chino, dijo que vino a Estados Unidos hace tan solo un año. Antes de eso, una vez fue detenido ilegalmente en China por ser un disidente político y en la prisión conoció a dos practicantes de Falun Dafa que también habían sido detenidos.

“Creo que esto es de gran importancia”, dijo mientras observaba el desfile. “Esta Verdad, Benevolencia y Tolerancia son buenas para Estados Unidos y para el mundo entero”.

“Lo único que duele es que esos practicantes de Falun Dafa [en China] estén sacrificado sus vidas, y es realmente desgarrador. Me siento aliviado de ver a gente así [aquí]”.

Hace diez años, dijo el Sr. Li, se enteró de que el PCCh estaba sustrayendo órganos a practicantes de Falun Dafa que estaban detenidos ilegalmente. Según grupos de derechos humanos, durante los últimos años el PCCh ha aumentado estos crímenes de lesa humanidad.

Du, que recientemente llegó a Nueva York desde China, dijo que en su país de origen “ya no tienen una cultura tradicional” y se sorprendió al ver los atuendos, el carácter y la unidad que reflejaban los practicantes de Falun Dafa en l desfile.

“Pero se puede encontrar en el extranjero”, dijo. “Sí, esta es la cultura tradicional china”.

Practicantes de Falun Dafa asisten a un desfile para celebrar el Año Nuevo chino en el barrio Flushing de Queens, Nueva York, el 10 de febrero de 2024. (Dai Bing/The Epoch Times)

Doris Cohen, una practicante de Falun Dafa proveniente de Colombia que participó en el desfile por primera vez, estaba muy emocionada de ver a tantos practicantes reunidos festejando el año nuevo chino y le sorprendió en especial la reacción del público.

“Fue una experiencia maravillosa, el público era muy receptivo y estaba muy animado con nuestro desfile”, dijo Cohen. Además, “La banda de tambores emitía un sonido celestial”.

Cohen añadió que se siente muy afortunada de practicar Falun Dafa y por los muchos beneficios que ha recibido de la disciplina espiritual.

“En la parte física me siento con mucha energía, con una actitud muy positiva. Soy mejor persona. Falun Dafa le ha dado un significado a mi vida. Soy más compasiva y tolerante”, dijo.

Los espectadores observan a los practicantes de Falun Dafa que participaron en el desfile para celebrar el Año Nuevo chino en el barrio de Flushing de Queens, Nueva York, el 10 de febrero de 2024. (Samira Bouaou/The Epoch Times)

Jose Luis Rodríguez, un practicante de Falun Dafa de origen mexicano que trabaja en el periódico Epoch Times Español (Da Yi Yuan en su edición en chino) también participó por primera vez en el desfile, y dijo que fue una gran experiencia estar allí.

“Fue una experiencia muy bonita, muy enriquecedora. Fue sorprendente ver la reacción de todos los chinos, porque ahí está el barrio chino y la verdad es que toda la gente nos saludaba, nos daba muchos ánimos, buenas vibras y por sus expresiones, se nota que ya sabían de ET y también nos deseaban Feliz año nuevo chino, realmente fue muy bonito “, dijo.

Rodríguez supo de sus compañeros que en años anteriores normalmente había chinos tratando de boicotear el evento el desfile de los practicantes de Falun Dafa y había manifestaciones con pancartas procomunistas, pero “este año fue sorprendente que no hubo nada de eso, absolutamente, y hubo mucha gente”, añadió.

Personal de The Epoch Times asiste a un desfile para celebrar el Año Nuevo chino en el barrio Flushing de Queens, Nueva York, el 10 de febrero de 2024. Primero de izquierda derecha, Jose Luis Rodríguez. (Larry Dye/The Epoch Times)

El director del marketing también aseguró que ha recibido muchos beneficios de la práctica.

“Han sido bastantes, sin embargo, hay unos destacables que son muy notorios en cuestiones de salud. Siempre desde pequeño tuve una enfermedad y toda mi familia sabía de esa enfermedad, era una sinusitis crónica degenerativa y fui diagnosticado en dos ciudades diferentes por doctores completamente diferentes. Pero me volví escéptico de la medicina, porque tras años de intentar de todo y escuchar tantas contradicciones entre los profesionales de la salud, había perdido un poco la esperanza de curarme”, detalló.

“Padecí mucho durante toda mi vida, incluso tuve tres cirugías de nariz, cornetes, tabique desviad y los adenoides y nada, realmente nada hacía que tuviese una mejoría. Y no fue hasta que comencé a practicar [Falun Dafa] que esa enfermedad desapareció por completo y bueno, ya tengo casi 7 años practicando Dafa y no volvió más. También era una persona muy hiperactiva y todo el tiempo estaba como ansioso y moviéndome. Nunca había meditado, y siento que esto también ha contribuido en mi estado de ánimo, para poder estar más tranquilo y poder canalizar mejor esa energía”, añadió.

Practicantes de Falun Dafa asisten a un desfile para celebrar el Año Nuevo chino en el barrio Flushing de Queens, Nueva York, el 10 de febrero de 2024. (Chung I Ho/The Epoch Times)
Practicantes de Falun Dafa asisten a un desfile para celebrar el Año Nuevo chino en el barrio Flushing de Queens, Nueva York, el 10 de febrero de 2024. (Chung I Ho/The Epoch Times)
Practicantes de Falun Dafa asisten a un desfile para celebrar el Año Nuevo chino en el barrio Flushing de Queens, Nueva York, el 10 de febrero de 2024. (Samira Bouaou/The Epoch Times)

Con información de Catherine Yang, Laura Lin y Sarah Lu.

Siga a Yeny Sora Robles en X: @YenySoraRobles


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo clic aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.