Gobernador de Minnesota promete que no permitirá actos incendiarios ante posibles disturbios

Por Zachary Stieber
20 de Abril de 2021 3:00 PM Actualizado: 20 de Abril de 2021 3:00 PM

El gobernador de Minnesota se prepara para posibles disturbios después que se anuncie el veredicto del juicio de Derek Chauvin, teniendo en mente el fresco recuerdo de los disturbios del verano del año pasado tras la muerte de George Floyd.

El gobernador Tim Walz anunció el lunes que declaró el estado de emergencia mientras los miembros del jurado sopesan si condenan o absuelven al expolicía de Minneapolis por la muerte de Floyd.

Walz también logró obtener 9 millones de dólares en fondos de emergencia para la respuesta de las fuerzas policiales, después que el Senado estatal aprobó varios proyectos de ley a primera hora del día.

“No podemos permitir que los disturbios civiles se conviertan en un caos. Debemos proteger la vida y la propiedad”, dijo el demócrata en una conferencia de prensa en St. Paul.

Walz dijo que entiende que la gente esté frustrada por las muertes de Floyd y de Daunte Wright, otro hombre negro que fue abatido mortalmente por una policía a principios de este mes, tras resistirse a la detención.

“Yo reconozco que no podemos vivir así. Simplemente no podemos. Pero no podemos permitir que se quemen miles de negocios y se ponga en riesgo a la población”, dijo Walz. “No puedo permitir que esos negocios ardan. No puedo permitir que se ponga en juego el sustento de la población o su seguridad. Pero yo reconoceré lo que dicen”.

Los argumentos finales en el juicio de Chauvin tuvieron lugar el lunes. Los miembros del jurado fueron apartados hasta que alcancen las decisiones sobre los cargos contra Chauvin, de asesinato en segundo grado, asesinato en tercer grado y homicidio en segundo grado.

La expolicía Kim Potter, que disparó a Wright, fue acusada de homicidio en segundo grado. Su próxima comparecencia ante el tribunal será en mayo.

Las autoridades temen que, tras el anuncio del veredicto de Chauvin, vuelvan a producirse disturbios como los que se produjeron el año pasado a raíz de la muerte de Floyd. Más de 1025 propiedades fueron dañadas, quemadas o destruidas durante los disturbios, con daños que ascendieron a decenas de millones de dólares.

Más de 3000 efectivos de la Guardia Nacional de Minnesota están apoyando la Operación Red de Seguridad, un esfuerzo conjunto de las fuerzas de seguridad para patrullar las protestas y responder a los disturbios civiles, tanto antes como después del veredicto. Están centrados principalmente en el área metropolitana de Twin Cities.

El personal, junto con otros oficiales estatales y locales, está siendo apoyado por 123 policías estatales de Nebraska y Ohio.

Un edificio destruido aún arde cerca de la Comisaría 3ª de la Policía de Minneapolis el día después de que fuera atacado e incendiado por los alborotadores tras la muerte de George Floyd, en Minneapolis, Minnesota, el 29 de mayo de 2020. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

En Brooklyn Center, un suburbio de Minneapolis, se produjeron disturbios durante varios días tras el tiroteo del 11 de abril contra Wright.

“Independientemente de lo que decida el jurado, sabemos que en esta época de insurrección y extremismo debemos estar preparados para la posibilidad de aquellos que exploten este momento y ahoguen las poderosas voces de las protestas constructivas en toda nuestra nación y lo hagan con la violencia y destrucción”, dijo el alcalde de St. Paul, Melvin Carter, en la sesión informativa del lunes.

“La primavera pasada, además del trauma del asesinato de George Floyd, soportamos la devastación generalizada de los mismos barrios que él amaba. Por otra parte, los disturbios no resolverán este problema y los saqueos no devolverán la vida a los cuerpos de nuestros seres queridos perdidos. No podemos curar el daño infligiendo daño a otros. Protestar contra la violencia por medios violentos solo perpetúa esos mismos ciclos que estamos decididos a detener y la historia siempre recuerda mal a quienes pretenden afirmar su propia humanidad deshumanizando a los demás. Así que, al igual que rechazamos la violencia y la agresión que acabaron con la vida de George Floyd, también debemos rechazar y hacer todo lo posible para evitar el incendio y el saqueo de nuestras peluquerías y tiendas de comestibles locales, de las farmacias de las que dependemos para obtener medicamentos vitales y de las viviendas asequibles que nuestros vecinos llaman hogar”, añadió.

Las autoridades pidieron a la población a que se mantenga en paz.

Sería útil que el presidente Joe Biden utilice su cargo para pedir a la población que evite la violencia y la destrucción, añadió Walz.

“Esperaría que el presidente utilice la autoridad de la Casa Blanca y la compasión que hemos visto en el presidente Biden para dirigirse a todos y pedir calma”, indicó a continuación.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo a los periodistas en Washington, tras esquivar una pregunta sobre los incendiarios comentarios de la representante Maxine Waters (D-Calif.), que el presidente “reconoce que el tema de la violencia policial contra la gente de color, las comunidades de color, es un tema de gran angustia, y es agotador y bastante emocional a veces”.

“Su opinión es también que ejercer los derechos de la Primera Enmienda y protestar contra la injusticia es lo más estadounidense que se puede hacer. Pero como él también dice siempre, las protestas deben ser pacíficas”, añadió. “Eso es lo que sigue pidiendo y lo que sigue creyendo que es la forma correcta de abordar la respuesta”.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber
Siga a Zachary en Parler: @zackstieber


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.