Gobernador de Texas pide a juntas escolares quitar contenido ‘pornográfico’ de bibliotecas en colegios

Por Bill Pan
02 de Noviembre de 2021 3:10 PM Actualizado: 02 de Noviembre de 2021 3:10 PM

El gobernador de Texas, Greg Abbott, pidió el lunes a la asociación de juntas escolares del estado retirar los libros que contienen contenido “extremadamente inapropiado” de las bibliotecas escolares, citando la creciente indignación entre los padres.

“Un número creciente de padres en Texas está cada vez más alarmado por algunos de los libros y otros contenidos que se encuentran en las bibliotecas de las escuelas públicas”, escribió Abbott en una carta (pdf) enviada a la Asociación de Juntas Escolares de Texas (TASB). “Los ejemplos más flagrantes incluyen imágenes y contenidos claramente pornográficos que no tienen cabida en el sistema de educación pública de Texas”.

Los padres “están legítimamente enfadados”, señaló el gobernador, y agregó que tienen derecho a proteger a sus hijos del “contenido obsceno” utilizado en las escuelas.

“Colectivamente, los miembros de su organización tienen la obligación de determinar hasta qué punto existen o se utilizan dichos materiales en nuestras escuelas y de eliminar dicho contenido”, dijo Abbott a la junta. “También deben garantizar la transparencia sobre los materiales que se enseñan en el aula y que se ofrecen en las bibliotecas escolares”.

El TASB dijo que no tiene autoridad reguladora sobre los distritos escolares, ni establece los estándares sobre los libros que deberían estar en sus bibliotecas.

“En la mayoría de los distritos escolares, la revisión y selección de materiales bibliotecarios individuales tradicionalmente ha sido una responsabilidad administrativa dirigida por personal profesional del distrito”, dijo un portavoz de la asociación en un comunicado.

La carta de Abbott se produjo después de que el representante estatal republicano Matt Krause, presidente del Comité de Investigación General de la Cámara de Representantes, pidiera a los distritos escolares públicos que informaran sobre la posesión de una lista de más de 840 libros.

La lista de 16 páginas (pdf) incluye títulos que son populares entre los activistas por la justicia social y racial, como “Marcado desde el principio: la historia definitiva de las ideas racistas en Estados Unidos” y “Cómo ser un antirracista” de Ibram Kendi, “El nuevo Jim Crow: Encarcelamiento masivo en la era del daltonismo” de Michelle Alexander, y libros sobre Black Lives Matter.

También están en la lista los libros centrados en la transexualidad, la identidad de género, la homosexualidad, la sexualidad de los adolescentes, el embarazo y el aborto, incluidos los que tratan sobre la sentencia del Tribunal Supremo en el caso Roe vs. Wade.

Específicamente, Krause pidió a los distritos escolares que informaran cuántas copias de cada libro señalado poseen y cuánto dinero se gastó en esos libros.

Krause pidió además que los distritos escolares identificaran cualquier otro libro que cubra temas como “sexualidad humana, enfermedades de transmisión sexual o VIH o SIDA, imágenes sexualmente explícitas, presentaciones gráficas de comportamiento sexual que infrinja la ley” o que contenga material que pueda violar una nueva ley estatal al transmitir que los estudiantes son inherentemente racistas o sexistas o que deben sentirse culpables por su sexo o raza.

Los distritos escolares tendrán hasta el 12 de noviembre para responder a esas preguntas, según la carta.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.