Gobernadores de Texas y Arizona piden a estados que envíen policías a la frontera entre México y EE.UU.

Por Jack Phillips
11 de Junio de 2021
Actualizado: 11 de Junio de 2021

Los gobernadores de Texas y Arizona dijeron que es necesario que otros estados desplieguen en la frontera entre Estados Unidos y México a la policía o a las fuerzas de seguridad que tengan disponibles para ayudar a los agentes de la Patrulla Fronteriza, ya que están enfrentando un aumento de encuentros con inmigrantes ilegales.

En una carta dirigida a otros gobernadores, Greg Abbott y Doug Ducey escribieron el jueves que debido al aumento de la migración ilegal, “se necesita personal adicional de cualquier estado que pueda prescindir de él”.

“Con su ayuda, podemos detener a más de estos autores de delitos estatales y federales, antes de que puedan causar problemas en sus estados”, escribieron ambos. 

Los gobernadores no mencionaron que los estados envíen a sus respectivas fuerzas de la Guardia Nacional a la frontera, ya que las tropas enviadas a la frontera no pueden realizar detenciones legalmente.

Los datos publicados esta semana por el Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza muestran que los agentes detuvieron en mayo a unas 180,000 personas que entraron ilegalmente a Estados Unidos, la cifra más alta registrada en unos dos años. Más de 112,000 de esos inmigrantes ilegales fueron expulsados en virtud de la disposición sanitaria del Título 42, autorizada mediante una declaración de emergencia el año pasado debido a la pandemia de COVID-19.

“Muchos de estos cruces [de inmigrantes ilegales] implican delitos de derecho estatal, como el allanamiento de morada o el contrabando de personas”, dijeron Abbott y Ducey. “La mayoría de ellos implican también delitos de la ley federal, incluyendo la entrada ilegal y la reentrada ilegal”.

Ambos citaron como argumento un dictamen de 1996 del Departamento de Justicia en el que se señala que “la policía estatal y local puede constitucionalmente detener o arrestar a extranjeros por violar las disposiciones penales de la Ley de Inmigración y Nacionalidad” otorgando a los estados la capacidad de vigilar la frontera. La ley de inmigración suele ser aplicada por el gobierno federal a través de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

El gobernador de Arizona, Doug Ducey, habla en un mitin de la campaña MAGA en Prescott, Arizona, el 19 de octubre de 2020. (Caitlin O’Hara/Getty Images)

Los gobernadores esperan que los agentes de seguridad que les envíen a la frontera ayuden a detener a los contrabandistas de drogas y a los cárteles que transportan narcóticos a Estados Unidos. Los cárteles también están muy involucrados en el tráfico de personas.

“Los criminales convictos, ellos se introducen en la patria”, indicaron a continuación, señalando que de esa manera “traerán reincidencia a demasiadas de sus comunidades”.

Según la carta, en la frontera están desplegados unos 1000 soldados del Departamento de Seguridad Pública de Texas, cientos de soldados de la Guardia Nacional de Texas, agentes del Departamento de Seguridad Pública y de las fuerzas de seguridad de Arizona y cientos de soldados de la Guardia Nacional de Arizona.

Al mismo tiempo, Abbott y Ducey apuntaron al gobierno del presidente Joe Biden y lo acusaron de fomentar políticas que alientan la llegada de inmigrantes ilegales a la frontera, las cuales les obligaron a declarar un estado de desastre y una emergencia en sus respectivos estados.

Por su parte, el gobernador de Texas anunció el jueves que el estado llevará a cabo un “plan integral de seguridad fronteriza para acabar con los cruces ilegales de la frontera”, lo que podría incluir la construcción de un muro fronterizo financiado por el mismo estado.

The Epoch Times se puso en contacto con el Departamento de Seguridad Nacional para pedir comentarios.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS