Gobierno de Joe Biden duplicará a 125,000 el límite anual de refugiados de EE. UU.

Por Mimi Nguyen Ly
21 de Septiembre de 2021
Actualizado: 21 de Septiembre de 2021

La administración Biden dijo el lunes que en el año fiscal 2022 duplicará el límite de admisiones de refugiados para Estados Unidos desde el límite actual de 62,500 a un tope de 125,000.

El año fiscal 2022 comienza el 1 de octubre. El Departamento de Estado anunció que envió un informe a los Comités Judiciales de la Cámara de Representantes y del Senado en el que se recomienda el aumento del límite de refugiados “para hacer frente a las necesidades generadas por las crisis humanitarias en todo el mundo”.

El informe fue elaborado por los Departamentos de Estado, Seguridad Nacional y Salud y Servicios Humanos. En él se indica que el gobierno de Biden pretende reconstruir el Programa de Admisión de Refugiados de Estados Unidos (USRAP) mediante el “fortalecimiento de su infraestructura global para acoger a un número significativamente mayor de refugiados”, así como hacer que el programa responda a los futuros cambios.

En particular, el nuevo objetivo de las admisiones planea centrarse en ciertas poblaciones y programas, incluyendo: “la ampliación del reasentamiento de centroamericanos; el mayor acceso al USRAP para afganos en riesgo por su afiliación a Estados Unidos; mayor reasentamiento de refugiados LGBTQI+; acceso prioritario a uigures en riesgo, refugiados de Hong Kong, disidentes birmanos y reasentamiento de rohingya de Birmania”.

El informe establece los siguientes nuevos topes de refugiados por regiones: 40,000 refugiados de África; 15,000 de Asia Oriental; 10,000 de Europa y Asia Central; 15,000 de América Latina y el Caribe; 35,000 del Medio Oriente y Asia Meridional; y 10,000 en “reserva no asignada para ser utilizada si se necesita en cualquier región”.

El expresidente Donald Trump había fijado un límite de 15,000 refugiados antes de que la administración Biden lo multiplicara por más de cuatro en mayo. Biden dijo entonces que el tope de Trump “no reflejaba los valores de Estados Unidos como nación que acoge y apoya a los refugiados”.

El gobierno de Biden dijo en su informe que esperaba que las llegadas en el año fiscal actual “estén muy por debajo” del objetivo de 62,500. En el año fiscal 2021, 7637 solicitantes de asilo cumplieron los criterios para ser admitidos como refugiados en el país a fines de agosto. El gobierno dijo que “redoblará los esfuerzos en el año fiscal 2022 (…) para cumplir los objetivos globales a largo plazo”.

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, dijo en una declaración que la última medida “está reafirmando nuestro compromiso con el reasentamiento de refugiados en línea con nuestra larga tradición de proporcionar un refugio seguro y una oportunidad a las personas que huyen de la persecución”.

“Con el mundo enfrentándose a un desplazamiento global y a necesidades humanitarias sin precedentes, Estados Unidos se ha comprometido a liderar los esfuerzos para proporcionar protección y promover soluciones duraderas a las crisis humanitarias, para incluir el reasentamiento de los más vulnerables”, dice la declaración.

“Un sólido programa de admisión de refugiados es fundamental para los intereses de la política exterior de Estados Unidos y los objetivos de seguridad nacional y es un reflejo de los valores estadounidenses fundamentales”, añade Price. “Estados Unidos ha sido durante mucho tiempo un líder mundial en el reasentamiento de refugiados”.

Algunos miembros del Congreso expresaron su apoyo a la administración por la medida.

“Nos sentimos muy alentados por el anuncio que hizo hoy el presidente Biden afirmando su compromiso de admitir hasta 125,000 refugiados en el próximo año fiscal y de reconstruir el Programa de Admisión de Refugiados de Estados Unidos”, dijeron en una declaración el presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Jerrold Nadler (D-N.Y.), y la presidenta del subcomité de Inmigración y Ciudadanía, Zoe Lofgren (D-Calif.). “A medida que múltiples crisis humanitarias continúan desarrollándose en todo el mundo, la acción del presidente no podría llegar en un momento más importante”.

“Esperamos trabajar con la administración Biden para restaurar este programa que salva vidas y nuestra reputación como líder en la provisión de refugio a quienes huyen de la persecución en todo el mundo”, añadieron.

El jefe de la mayoría del Senado, Dick Durbin (D-Ill.), también elogió a la administración Biden, diciendo que había estado abogando por el alto límite de refugiados desde abril.

“Ante la mayor crisis de refugiados de nuestro tiempo, sé que la administración Biden está trabajando para restaurar la larga tradición bipartidista de Estados Unidos de proporcionar seguridad a los refugiados más vulnerables del mundo, incluidos los afganos”, dijo Durbin en Twitter.

Mientras tanto, las comunidades que se enfrentan a la crisis fronteriza en el sur están lidiando con las peores cifras de la historia en la frontera, impulsadas por las políticas de Biden que, hasta ahora, han permitido a una gran parte de los inmigrantes ilegales permanecer en Estados Unidos.

En tanto el aumento “bastante repentino” de inmigrantes provocó una respuesta a gran escala por parte del gobierno federal, que incluye el traslado de unos 6500 inmigrantes de Del Río a otras partes de la frontera para aliviar el trabajo de los sobrecargados agentes.

En las últimas semanas, miles de inmigrantes ilegales se aglomeraron en la frontera de Texas, pero ahora están saliendo de Estados Unidos, regresando a México para recoger provisiones o para evitar ser deportados a sus países de origen.

El 20 de septiembre se vieron a haitianos y a otras personas cruzar el Río Grande para entrar en Acuña (México), adelantándose a una campaña de Estados Unidos para desmantelar un campamento de inmigrantes ilegales situado bajo el puente internacional de Del Río.

Con información de Charlotte Cuthbertson


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS