GOP no apoyará eliminación de recortes fiscales para pagar el plan de infraestructuras: McConnell

Por Tom Ozimek
14 de Abril de 2021
Actualizado: 14 de Abril de 2021

El líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), dijo el martes que el plan de infraestructura de 2,3 billones de dólares del presidente Joe Biden enfrentará una dura oposición de los republicanos. El rechazo tendrá lugar si la propuesta demócrata implica aumentar los impuestos al deshacer partes de las reformas fiscales históricas de 2017, hechas por la administración Trump.

“El punto de esto es que este proyecto de ley de impuestos de 2017 crearía una gran pérdida de empleos en nuestro país y haría exactamente lo incorrecto y nos llevaría en la dirección equivocada”, dijo McConnell en una conferencia de prensa el martes.

El plan de infraestructura de Biden (que según los republicanos amplía la definición de infraestructura para incluir cosas como programas sociales) incluye una derogación parcial a la Ley de Empleos y Reducción de Impuestos de 2017, un logro importante de la administración Trump y un legado que el Partido Republicano desea preservar.

El presidente Donald Trump firma el proyecto de ley de reforma y reducción de impuestos en la Oficina Oval de la Casa Blanca, en Washington, el 22 de diciembre de 2017. (Brendan Smialowski/AFP/Getty Images)

Invertir en la infraestructura de la nación es una propuesta popular entre los estadounidenses, y aunque tanto los republicanos como los demócratas quieren reparar carreteras y puentes en ruinas, la suma de 2,3 billones de dólares del plan hace que los políticos de ambos partidos se preocupen por el alcance del paquete y sobre cómo se pagará posteriormente.

McConnell dijo que lo que se necesita es un proyecto de ley de infraestructura “tan grande como estemos dispuestos a pagar de manera creíble sin retroceder y sin deshacer la ley de impuestos de 2017”.

“Se necesitaron 30 años para conseguir otra ley fiscal integral después de 1986, y no creo que vaya a haber mucho acuerdo entre los republicanos del Senado para deshacer la ley fiscal de 2017”, añadió el republicano de Kentucky.

El líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell (R-KY), habla con los medios de comunicación después del almuerzo semanal de los líderes republicanos, en el Capitolio de Estados Unidos, en Washington, el 23 de marzo de 2021. (Tasos Katopodis/Getty Images)

Los aumentos de impuestos de Biden acabarán con un millón de puestos de trabajo y dañarían la economía, dice un nuevo estudio publicado por la asociación de manufactura más grande del país, que calificó los recortes de impuestos de Trump en 2017 como un combustible para los fabricantes.

Jay Timmons, presidente y director ejecutivo de la Asociación Nacional de Fabricantes (NAM), dijo en un comunicado que, si la administración Biden revierte los recortes de impuestos de Trump, “los trabajadores de la industria manufacturera perderán empleos, crecimiento y aumentos”.

El estudio (pdf), realizado para la NAM por los economistas John W. Diamond y George R. Zodrow de la Universidad de Rice, encontró que la pérdida anual promedio de empleos sería de 600,000 cada año durante 10 años y los salarios reales caerían un 0.6 por ciento a largo plazo.

“Este estudio nos dice cuantitativamente lo que los fabricantes de costa a costa le dirán cualitativamente: aumentar la carga fiscal sobre las empresas en Estados Unidos significa menos empleos estadounidenses. Para ser exactos, se perderían un millón de puestos de trabajo en los primeros dos años”, dijo Timmons.

Algunas partes del proyecto de ley de reforma tributaria de 2017, que el estudio asumió para hacer sus análisis son: El aumento de la tasa del impuesto corporativo al 28 por ciento, reincorporación del Impuesto Mínimo Alternativo corporativo, la eliminación del gasto (depreciación de bonificación del 100 por ciento) de la mayoría de las inversiones en activos depreciables y la inmediata derogación de la deducción del 20 por ciento para ciertos ingresos comerciales de transferencia.

Trabajadores ensamblan automóviles en una planta de Ford, en Chicago, el 24 de junio de 2019. (JIM YOUNG/AFP a través de Getty Images)

Biden dijo que espera obtener el respaldo bipartidista para su plan de infraestructura y que está “preparado para negociar” tanto su tamaño como su financiación. El presidente se reunió con legisladores de ambos partidos el lunes para discutir el Plan de Empleo Estadounidense.

“Estoy preparado para negociar el alcance de mi proyecto de infraestructura y cómo lo pagamos”, dijo Biden antes de una reunión en la Oficina Oval con miembros de la Cámara y del Senado de ambos partidos. “Creo que todos reconocen que necesitamos un aumento significativo de la infraestructura. La reunión se reducirá al tema de infraestructura”, agregó.

Además de resistirse al elevado precio, los republicanos creen que el proyecto de ley va más allá de arreglar carreteras, puentes e infraestructuras hidráulicas.

“Hay un apetito bipartidista por proyectos de ley de infraestructuras inteligentes. De hecho, todos los proyectos de ley de carreteras plurianuales han sido bipartidistas desde hace décadas. No hay apetito por utilizar la palabra ‘infraestructura’ para justificar un fondo para sobornos de varios billones de dólares para malas ideas no relacionadas”, dijo McConnell el martes en Twitter.

McConnell amplió ese punto en sus comentarios desde el pleno del Senado el martes, calificando el paquete de Biden como una “legislación titulada engañosamente”.

“La Casa Blanca ha agrupado una variedad heterogénea de las prioridades más caras de la izquierda”, dijo McConnell.

“Menos del 6 por ciento de esta propuesta se destina a carreteras y puentes. No está dirigida ni remotamente a lo que los estadounidenses creen que van a recibir cuando los políticos hacen campaña para construir infraestructuras”, agregó.

“Pero en lugar de presentar un proyecto de ley mejor, los demócratas han decidido que es el idioma el que tiene que cambiar. Se están embarcando en una campaña orwelliana para convencer a todos de que cualquier política gubernamental puede ser etiquetada como de infraestructura. Los liberales sólo tienen que creer en ello lo suficiente”, dijo McConnell.

jen psaki
La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, habla con los periodistas en Washington el 1 de abril de 2021. (Andrew Caballero-Reynolds/AFP vía Getty Images)

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, defendió la amplitud del paquete en una sesión informativa, celebrada el 5 de abril, cuando un periodista le preguntó por qué no reducir el plan recortando algunos de sus programas sociales y aspectos relacionados con los vehículos eléctricos.

“Algunos no creen [que haga parte de la infraestructura] la construcción de un sistema de apoyo para cuidar a los padres ancianos o niños con discapacidades en el hogar, para que las personas puedan volver a la fuerza laboral… el presidente no está de acuerdo”, dijo Psaki.

“Algunos no creen que reconstruir las escuelas para que sean seguras y libres de asbesto sea invertir en infraestructura; el presidente no está de acuerdo”, dijo, y mencionó otros elementos polémicos como las cadenas de suministro, la capacidad de Internet de banda ancha, el tren de alta velocidad y los sistemas de agua, que, según dijo, Biden cree que deberían estar dentro del alcance del proyecto de ley de infraestructuras.

Psaki dijo que Biden está dispuesto a comprometerse con los republicanos escépticos de su propuesta y que tratará de ganarse su apoyo, un tema que reiteró en una sesión informativa el 13 de abril.

“Su única línea roja es la inacción”, dijo Psaki, y agregó que “está feliz de escuchar” las propuestas republicanas, incluso sobre aumentos de impuestos.

En una declaración posterior a la reunión de Biden con los legisladores, la Casa Blanca dijo que las partes “tuvieron un buen intercambio de ideas y el presidente solicitó sus comentarios y seguimiento de las propuestas discutidas en la reunión, al tiempo que subrayó que la inacción no es una opción”.

Se espera que Biden hable en una sesión conjunta del Congreso el 28 de abril, donde presentará su plan de infraestructura a los legisladores.

Emel Akan contribuyó a este artículo.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS