Graham pide al Departamento de Estado que divulgue documentos sobre los Biden y Ucrania desde 2016

Por Janita Kan
22 de Noviembre de 2019 Actualizado: 22 de Noviembre de 2019

El senador Lindsey Graham (R-S.C.) ha solicitado al Departamento de Estado que divulgue documentos relacionados con los contactos entre el ex vicepresidente Joe Biden, su hijo Hunter y Ucrania.

Graham, que es el presidente de la Comisión de Justicia del Senado, envió una carta (pdf) el jueves pidiendo al departamento que entregue documentos que “ayuden a responder a las preguntas sobre las acusaciones de que el vicepresidente Biden desempeñó un papel en el cese del fiscal general [Viktor] Shokin en un esfuerzo por poner fin a la investigación de la empresa que emplea a su hijo”.

Le está pidiendo al departamento que publique las transcripciones de las llamadas o resúmenes y otros documentos entre el entonces vicepresidente Biden y el entonces presidente ucraniano Petro Poroshenko semanas antes del despido del fiscal general Shokin, quien en ese momento estaba investigando al jefe de la compañía de gas natural Burisma Holdings.

El senador de Carolina del Sur también solicita documentos y comunicaciones relacionados con una reunión en 2016 entre Devon Archer, socio comercial de Hunter Biden, y el entonces secretario de Estado John Kerry.

Esto se produce cuando el presidente Donald Trump y otros republicanos han expresado repetidamente su preocupación por los supuestos tratos de los Biden con Ucrania. Durante la reunión de debate del Consejo de Relaciones Exteriores de 2018, Biden se jactó de haber forzado con éxito a Poroshenko en 2016 para que despidiera al principal fiscal de Ucrania, Viktor Shokin, al retener 1.000 millones de dólares en ayuda de Estados Unidos para el país en conflicto.

Shokin estaba a cargo de investigar al dueño de Burisma Holdings, Mykola Zlochevsky, en el momento en que el hijo de Biden, Hunter Biden, ocupaba un lucrativo puesto en la junta directiva de la empresa.

The Hill informó en abril que los registros bancarios estadounidenses indicaban que la firma estadounidense de Hunter, Rosemont Seneca Partners LLC, recibió transferencias regulares de Burisma desde la primavera de 2014 hasta el otoño de 2015, que normalmente ascendían a más de 166,000 dólares al mes. El período en cuestión es cuando Joe Biden era el funcionario estadounidense encargado de Ucrania.

Joe Biden (I), actual aspirante demócrata a la Presidencia de EE.UU., y Hunter Biden (D), hijo del exvicepresidente. (Alexis C. Glenn/EFE/Archivo)

Joe Biden ha negado repetidamente cualquier irregularidad en sus relaciones con Ucrania.

En una entrevista con Sean Hannity en Fox News el miércoles, Graham dijo que quería saber “si hay alguna transcripción o lectura de las llamadas telefónicas entre el vicepresidente y el presidente de Ucrania en febrero, después de la redada en la casa del presidente de la compañía de gas”.

“Después de esta redada, Hunter Biden entra en acción. El socio comercial de Hunter Biden se reúne con [el entonces secretario de Estado] John Kerry, y el vicepresidente Biden en tres ocasiones hace una llamada telefónica al presidente de Ucrania y va allí en marzo y despiden a este tipo, y este es el mismo hombre que el embajador quería que fuera investigado en 2015”, dijo Graham.

También dijo que le parecía “extraño” que en lugar de alabar a Shokin por perseguir a Zlochevsky, a quien el entonces embajador de Estados Unidos en Ucrania describió como el “tipo más sucio de Ucrania”, Shokin fuera despedido de su cargo.

“¿Tuvo algo que ver con el hecho de que Hunter Biden estuviera en su junta directiva?” preguntó Graham.

Los esfuerzos de Trump por conseguir que Ucrania investigue a los Biden en lo que respecta a sus relaciones en el país están en el centro de la investigación de impeachment llevada a cabo por los demócratas. Durante una llamada con el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky el 25 de julio, Trump le pidió a Zelensky que investigara a Crowdstrike (una firma que investigó una violación de los sistemas informáticos del Comité Nacional Demócrata) y también las acusaciones de corrupción de Joe Biden.

Los demócratas de la Cámara de Representantes han acusado al Presidente de apalancar su oficina y de retener la ayuda de Estados Unidos a Ucrania para obtener “suciedad” sobre un oponente político en un intento de aumentar sus posibilidades de reelección. Pero Trump ha defendido su solicitud de ayuda de Ucrania para investigar los negocios de los Biden, diciendo que su intención era investigar la supuesta corrupción.

El embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea, Gordon Sondland, también testificó bajo juramento en la audiencia de juicio político del 20 de noviembre, diciendo que Trump le había dicho explícitamente algo en el sentido de: “No quiero nada. No quiero nada. No quiero ninguna contrapartida”, en referencia a por qué estaba reteniendo la ayuda. “Dígale a Zelensky que haga lo correcto”, dijo Sondland sobre su conversación directa con el Presidente. Añadió que cualquier entendimiento de que el Presidente quería algo a cambio de la ayuda de Estados Unidos era una presunción.

Una transcripción de la llamada del 25 de julio, publicada por la Casa Blanca, tampoco mostró ninguna presión aparente o quid pro quo de Trump sobre la llamada de Zelensky.

No es la primera vez que los senadores exigen documentos sobre Hunter Biden y Burisma. A principios de este mes, los senadores Ron Johnson (R-Wis.) y Chuck Grassley (R-Iowa) enviaron una carta al secretario de Estado Mike Pompeo solicitando dichos documentos (pdf).

Tom Ozimek colaboró en la elaboración de este artículo.

Siga a Janita en Twitter: @janitakan

Descubre

Google estaría intentando evitar la reelección de Trump

TE RECOMENDAMOS