Grandes empresas de tecnología piden a la Corte Suprema que mantenga leyes que protegen a redes sociales

Por Katabella Roberts
20 de Enero de 2023 5:31 PM Actualizado: 20 de Enero de 2023 5:31 PM

Una serie de grandes empresas de tecnología, entre ellos Meta, Microsoft y Twitter, se unieron a Google en la presentación de escritos legales ante la Corte Suprema de Estados Unidos, para argumentar que la modificación de un estatuto relativo a la responsabilidad de las compañías de redes sociales por el contenido publicado en sus plataformas podría despojarlas de la protección contra las demandas.

La Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones (Communications Decency Act) protege en modo general a plataformas en línea como Google y Meta de la responsabilidad de los contenidos publicados por terceros, o por sus usuarios. La ley fue aprobada por el Congreso en 1996.

Este año, en febrero, está previsto que la Corte Suprema vea un caso de gran repercusión —González vs. Google— que se centra en torno a si los sitios web en línea deben o no ser considerados responsables de los contenidos recomendados en sus páginas.

Por ejemplo, Nohemi González era una ciudadana estadounidense de 23 años que fue asesinada por terroristas del ISIS cuando abrieron fuego en un restaurante de París en noviembre de 2015. Los abogados de la familia han argumentado que YouTube, propiedad de Google, tuvo parte de culpa en el incidente y ayudó al grupo terrorista a crecer al permitirle compartir contenidos con sus usuarios, provocando así las muertes.

Los abogados de González también alegaron que los algoritmos de recomendación de YouTube facilitaron que los vídeos del ISIS llegaran a potenciales reclutas.

La Corte Suprema está sopesando ahora la posibilidad de anular algunas de las protecciones previstas en la Sección 230.

José Hernández, padrastro de Nohemí González, víctima de los atentados de París, comparte sus recuerdos de su hijastra en un servicio fúnebre en la Capilla del Calvario el 4 de diciembre de 2015 en Downey, California. González era la estudiante de 23 años de Cal State Long Beach que fue asesinada mientras cenaba con amigos en un bistró en París. Fue una de las 129 personas que murieron en los atentados coordinados. (Genaro Molina – Pool/Getty Images)

Modificación del artículo 230 podría “terminar con Internet”

Por su parte, las grandes empresas de tecnología como Google argumentaron (pdf) que la recomendación de contenidos es un elemento esencial en la forma en que las plataformas proporcionan contenidos a los usuarios, y que las modificaciones de la Sección 230 podrían potencialmente “trastornar Internet” y “fomentar tanto una amplia supresión del discurso como la proliferación de un discurso más ofensivo”.

Microsoft, en su presentación (pdf) de esta semana, afirmó que una decisión judicial que modificara el estatuto podría “eliminar estas decisiones de publicación digital de larga data, una protección crítica de las demandas, y lo haría de manera ilógica, incoherente con el funcionamiento real de los algoritmos”.

Una sentencia de los jueces “expondría así a los servicios informáticos interactivos a la responsabilidad por publicar contenidos a los usuarios cada vez que un demandante pudiera elaborar una teoría de que compartir el contenido sería de alguna manera perjudicial. En pocas palabras, lo que está en juego no podría ser mayor”.

Meta, por su parte, argumentó en su presentación (pdf) que la compañía “tiene desde hace tiempo políticas estrictas que prohíben a los terroristas y grupos terroristas, así como los mensajes que alaban o apoyan a tales individuos y grupos, en sus servicios”.

De hecho, no hay alegaciones de que los terroristas que llevaron a cabo esos ataques vieran siquiera las redes sociales y mucho menos de que ellos vieran vídeos del ISIS en YouTube porque Google se los “recomendara”. La ausencia de tales alegaciones hace que este sea un vehículo singularmente inapropiado para establecer tal distinción”, escribió Meta.

A continuación, la empresa dirigida por Mark Zuckerberg argumentó que “la supuesta distinción entre recomendación/eliminación a efectos de responsabilidad de los demandantes es ilusoria, ya que no se basa ni en el texto de la ley —que describe en términos generales la “información” de terceros por la que un servicio informático interactivo no puede ser considerado responsable, y no menciona en ninguna parte ninguna excepción para las “recomendaciones”— ni en el funcionamiento real de los sitios web”.

Por otra parte, Elon Musk, propietario de Twitter, escribió en el escrito de la empresa (pdf) que, si bien los demandantes y Estados Unidos “intentan distinguir el uso que hace YouTube de una barra lateral para mostrar miniaturas de vídeos como recomendaciones específicas, no existe una línea de principio o administrable entre tales visualizaciones y la selección de contenidos para su visualización en el canal de información de un usuario basándose, por ejemplo, sobre qué cuentas sigue el usuario y dónde vive”.

Corte Suprema de EE. UU. en Washington, D.C., el 10 de marzo de 2020. (Jan Jekielek/The Epoch Times)

Biden dice que las grandes empresas de tecnología deben asumir su responsabilidad

“La sección 230 garantiza que sitios web como Twitter y YouTube puedan funcionar a pesar de las cantidades insondablemente grandes de información que ponen a disposición y la responsabilidad potencial que podría derivarse de ello”, escribió Twitter en su presentación.

Yelp, Reddit y Craigslist también presentaron escritos ante el tribunal en apoyo de las demás empresas tecnológicas.

Google, en un escrito presentado ante el tribunal (pdf), la semana pasada, argumentó que la Corte Suprema debería “negarse a adoptar teorías novedosas y no probadas que corren el riesgo de transformar la Internet de hoy en una elección forzada entre los sitios principales excesivamente controlados o los sitios marginales inundados de contenido objetable”.

Una serie de grupos comerciales de empresas de tecnología, como el Center for Democracy and Technology, la Computer and Communications Industry Association y la Chamber of Progress, también presentaron escritos esta semana defendiendo la importancia de la Sección 230.

Las cortes inferiores fallaron anteriormente a favor de Google en el caso González vs. Google, pero la Corte Suprema tiene previsto escuchar los alegatos orales del caso el 21 de febrero, junto con un segundo caso, Twitter Inc. vs. Taamneh.

El presidente Joe Biden lleva mucho tiempo argumentando que las protecciones de la Sección 230 permiten a las plataformas difundir discursos de odio, y recientemente escribió un artículo de opinión en The Wall Street Journal en el que afirmó que las empresas de tecnología deben “asumir la responsabilidad de los contenidos que difunden y de los algoritmos que utilizan”.

“Por eso llevo mucho tiempo diciendo que debemos reformar a fondo la Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones, que protege a las empresas tecnológicas de la responsabilidad legal por el contenido publicado en sus sitios”, escribió Biden.

Mientras tanto, los legisladores republicanos han argumentado que la ley otorga inmunidad a las grandes empresas de tecnología como Google y Facebook, permitiéndoles censurar las voces conservadoras.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.