Granjero con cáncer terminal no podía cosechar, un grupo de amigos se une y lo hace “en un parpadeo”

Por Catherine Bolton
09 de Agosto de 2019 Actualizado: 09 de Agosto de 2019

Cosechar los cultivos en miles de hectáreas de tierra es un trabajo agotador que requiere mucho tiempo.

Pero cuando a un agricultor de Ritzville, Washington, le diagnosticaron melanoma en estadio IV y se encontró incapaz de realizar su trabajo por sí solo, los otros agricultores de su área se juntaron y añadieron desinteresadamente algo de trabajo adicional al suyo, solo para asegurarse de que su vecino no tuviera que luchar más.

Fue en febrero cuando Larry Yockey, residente de Ritzville, recibió su diagnóstico de cáncer. Al principio, había esperado poder cosechar su granja de 426 hectáreas sin tener que recurrir a otros para que hicieran el trabajo por él.

Pero su cáncer estaba tan avanzado que se había extendido por todo su cuerpo, reveló. “El cáncer se ha extendido a mis huesos, así que tengo una fractura de cadera y costillas”, dijo al KREM Channel 2.

Finalmente tuvo que admitir ante sus amigos de la zona que el trabajo no era algo que pudiera hacer.

“No sabía si iba a poder cosechar como en años anteriores”, dijo Larry. “Finalmente tuve que decirles,’No'”, agregó.

Tan pronto como les dijo a sus amigos que estaba demasiado enfermo para trabajar, Larry fue informado de que no había nada de qué preocuparse. Y durante los próximos tres meses, un grupo de 60 agricultores de la región rural de Washington planearon cómo llevar a cabo un día de trabajo increíble.

El vecino Mike Doyle dijo que ninguno de los miembros del grupo dudó cuando se enteraron de que Larry no iba a poder hacer sus propias cosechas. Y para el 29 de julio, el grupo se había unido a docenas de vehículos de 18 ruedas y cosechadoras de trigo traídas de sus propios campos, decididos a realizar un trabajo de unas tres semanas, todo ello en el lapso de unas seis horas.

Se necesitó una cantidad increíble de apoyo, pero la comunidad agrícola demostró lo rápido que creen en ayudar a un amigo necesitado. Docenas de trabajadores llegaron durante el día para asegurarse de que el rendimiento de la cosecha de Larry no se desperdiciara, dejando a su amigo completamente asombrado por su amabilidad.

“Es impresionante ver lo rápido que se están evaporando estos campos”, dijo. “Solo gratitud. No se puede describir la gratitud que tengo por lo que está pasando”, agregó.

La historia se convirtió rápidamente en viral a medida que la gente abrazaba la clara amabilidad que se exhibía en los campos de Larry, pero algunos usuarios de las redes sociales del área rural señalaron que los consumidores de la historia que viven en la ciudad no pueden entender lo impactante e inmenso que fue el gesto.

Y es verdad; mientras que es increíble pensar en cuánto esfuerzo tienen que dedicar para hacer el trabajo de tres semanas en solo seis horas, es difícil comprender realmente esa escala cuando se piensa en ello en horas de trabajo duro en lugar de relacionarlo con un trabajo de escritorio.

Para Larry, esto le permitió realizar sus cosechas de una manera que no le exigió esfuerzo físico durante su tratamiento. Pero más allá de eso, el alivio del estrés que probablemente le proporcionó puede ser un gran cambio en el juego; al asegurarse de que su sustento estuviera bien cuidado, sus amigos y vecinos le permitieron concentrarse exclusivamente en su tratamiento por un tiempo. Ese tipo de don es difícil de entender.

Estos padres le dan a su hijo un regalo que le cambiará la vida

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS