Grupo comunista no logra convencer a migrantes de marchar a la frontera de EE.UU.

Por Charlotte Cuthbertson - La Gran Época
03 de Diciembre de 2018 Actualizado: 08 de Julio de 2019

TIJUANA, México – El grupo comunista con sede en California llamado ‘Por Cualquier Medio Necesario’ (BAMN en sus siglas en inglés), fracasó en su intento de convocar a los migrantes en Tijuana a marchar hacia la frontera de Estados Unidos.

En un tuit publicado por BAMN el 29 de noviembre, el grupo llamó a los migrantes a marchar a las 11 a.m. del 1 de diciembre, el mismo día de la toma de mando del nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

“¡Abre la frontera o lo terminaremos!”, dice en su Twitter.

Unos volantes en español de BAMN fueron distribuidos entre los migrantes de Tijuana después de su intento fallido de cruzar la frontera el 25 de noviembre.

El volante es un grito de guerra para que los migrantes permanezcan juntos hasta lograr sus objetivos, incluido el mensaje: “Trump debe irse o ser removido POR CUALQUIER MEDIO NECESARIO”.

También exige que, “¡Deben dejar entrar a todos!”

BAMN se describe como una “coalición para defender la acción afirmativa, la integración y los derechos de los inmigrantes, y para luchar por la igualdad por cualquier medio necesario”.

Trevor Loudon, experto en comunismo y colaborador de La Gran Época, dijo que BAMN es “duro”.

“[Es] una organización muy violenta”, explicó, y además destacó el hecho que el grupo lideró los disturbios en Berkeley, California, cuando se impidió que el conservador Milo Yiannopoulos hablara en la universidad a principios de febrero de 2017.

“Son una organización de tipo Antifa y han llamado explícitamente fascista al presidente Trump”.

“Entonces, [según la lógica de BAMN,] si tienes un ‘fascista’ en el gobierno, cualquier medio sería legítimo para deshacerse de ese ‘fascista’, y eso incluye la violencia, eso incluye propaganda, eso incluye mentir al público estadounidense”.

Otros grupos que trabajan con la caravana de migrantes se distanciaron rápidamente de BAMN.

El director de Pueblo Sin Fronteras, Irineo Mujica, habla con reporteros fuera del campamento de inmigrantes casi vacío en el complejo deportivo Benito Juárez, cerca de la frontera de EE. UU. en Tijuana, México, el 1 de diciembre de 2018. (Charlotte Cuthbertson/La Gran Época)

Pueblo Sin Fronteras, un grupo de fronteras abiertas que ayudó a varias caravanas de América Central a viajar a la frontera de Estados Unidos, dijo que instó a los migrantes a no marchar el 1 de diciembre.

“Sabes que están tratando de que la policía golpee a los migrantes y están dispuestos a poner sus cuerpos al frente para impulsar esta supuesta marcha”, dijo el director de Pueblo Sin Fronteras, Irineo Mujica, el 1 de diciembre.

“Quieren el caos, quieren que la gente sea golpeada, quieren herir al movimiento y a los migrantes, y [enviar] un mensaje contra el gobierno que sea”.

Una ONG que ha estado ayudando a entrenar a migrantes sobre las leyes de asilo estadounidenses también criticó a BAMN en una serie de tuits el 30 de noviembre.

“BAMN está agitando a la caravana para marchar hacia la frontera. No están en el lugar y no trabajan con los organizadores de la caravana”, escribió la ONG Al Otro Lado en Twitter.

El grupo incluso llega a sugerir una conspiración entre BAMN y el gobierno de Estados Unidos.

“O BAMN tiene un topo en el Gobierno, o ellos SON el Gobierno de Estados Unidos, porque el gobierno sabía mucho más sobre la marcha planificada que la caravana”, afirmó el grupo en Twitter.

Restos de la caravana de migrantes que quedaron en el complejo deportivo Benito Juárez, cerca de la frontera de Estados Unidos, después de que casi todos los migrantes fueron enviados a un espacio para eventos a unos 16 km de la frontera en Tijuana, México, el 1 de diciembre de 2018. (Charlotte Cuthbertson/La Gran Época)

Casi todos los migrantes fueron reubicados el 30 de noviembre desde el complejo deportivo Benito Juárez, cerca de la frontera de Estados Unidos, a un espacio de eventos de la ciudad a unos 16 kilómetros al interior del país.

El alcalde de Tijuana, Juan Manuel Gastélum, dijo que alimentar y albergar a los 7000 inmigrantes que se encuentran actualmente en la ciudad, le está costando a la ciudad USD 25.000 por día.

El nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador no habló sobre la inmigración o la seguridad fronteriza durante su discurso inaugural el 1 de diciembre, aunque dijo que está conversando con el presidente estadounidense Donald Trump y el primer ministro canadiense Justin Trudeau sobre la economía y la migración en la región.

“Para impulsar el desarrollo de los países centroamericanos y también del nuestro. Y enfrentar de esta forma, y no con medidas coercitivas, el fenómeno migratorio”, dijo el nuevo mandatario.

Sin embargo, López Obrador es un presidente socialista procubano que ha expresado una línea indulgente sobre la migración en el pasado.

“Creo que está fingiendo colaborar con el presidente Trump en este momento porque Trump realmente le ha dicho cosas duras y está cerrando activamente la frontera”, dijo Loudon. “Creo que [López Obrador] intentará subvertir eso por cualquier medio necesario”.

Sigue a Charlotte en Twitter: @charlottecuthbo

***

Mira a continuación

Anciano camina 2000 kilómetros y usa 9 pares de zapatos para entregar este poderoso mensaje

TE RECOMENDAMOS