Grupo Internacional contra el terrorismo aborda la siempre cambiante amenaza de Al-Qaeda

Por Ella Kietlinska
15 de Marzo de 2020
Actualizado: 15 de Marzo de 2020

El grupo de trabajo Proceso de Varsovia contra el terrorismo y las finanzas ilícitas, se reunió en Marrakech, Marruecos, los días 4 y 5 de marzo con el objetivo de elaborar una solución para contrarrestar la posible amenaza que representan Al-Qaeda y sus afiliados, en preparación de la reunión de nivel ministerial que se celebrará en Washington este año.

Al-Qaeda, eclipsada por el grupo terrorista ISIS, en los últimos años aprovechó esta situación para fortalecer y ampliar sus capacidades de operación, adaptándose al uso de nuevas tecnologías y explotación de los conflictos y vulnerabilidades en diferentes partes del mundo, como por ejemplo, las guerras en el Yemen y Siria, dice una declaración del grupo de trabajo.

Amenazas planteadas por Al-Qaeda

A pesar de perder a su principal líder en 2011, Al-Qaeda se adaptó a los cambios de la situación política mundial y ejerció su influencia ideológica. Sus afiliados siguen siendo una amenaza para todo el continente africano y existe la posibilidad de que Al-Qaeda se involucre en una relación con ISIS, según la declaración. Al-Qaeda también opera en Asia y el Medio Oriente.

Las tácticas y métodos de Al-Qaeda también pueden evolucionar. Podría ejercer más ataques fuera de las zonas de conflicto, utilizar más tecnología de bajo costo y desarrollar “un uso más efectivo de Internet” así como “una sofisticada red de herramientas de comunicación”, amenazando la seguridad y estabilidad mundial, dice el comunicado.

Tácticas para contrarrestar a al-Qaeda

“Abordar la siempre cambiante amenaza de Al-Qaeda requiere un enfoque integral multidimensional, que aborde las causas fundamentales del terrorismo”, añade la declaración.

El grupo de trabajo, encabezado por Estados Unidos, Polonia, Marruecos y Kenia, integrado por 55 participantes en representación de Europa oriental y occidental, América del Norte y del Sur, África, Oriente Medio, Asia, Australia, la Unión Europea, las Naciones Unidas y la Liga Árabe, ideó un conjunto de tácticas para contrarrestar colectivamente las amenazas de Al-Qaeda y, a largo plazo, “degradar la red de Al-Qaeda e impedir la radicalización y el reclutamiento”.

Según la declaración, entre las tácticas sugeridas están las sanciones a las personas y entidades designadas por las Naciones Unidas y los esfuerzos diplomáticos para hacer participar a terceros países, en particular “en las zonas de conflicto y sus alrededores, en el espacio gobernado y en las zonas con filiales establecidas de Al-Qaeda”. También se recomendó mejorar la seguridad de la aviación para impedir que Al-Qaeda ataque la aviación comercial. Esto incluye el cierre de las fronteras para impedir la transferencia de “material, fondos y personal” por parte de Al-Qaeda y el uso de tecnologías avanzadas de detección para impedir que los miembros de Al-Qaeda viajen.

Los participantes también convinieron en que las personas que cometieran delitos relacionados con el terrorismo y estuvieran afiliadas a Al-Qaeda debían ser procesadas y condenadas por medio de las fuerzas del orden. La peligrosa y destructiva propaganda e ideología de Al-Qaeda debería desacreditarse y exponerse a través de foros, Internet o en persona, a fin de disuadir a los miembros vulnerables de las comunidades de ser engañados y reclutados por Al-Qaeda.

También acordaron que es necesario adoptar medidas para reducir la financiación del terrorismo que a menudo se produce a través de organizaciones no gubernamentales o de beneficencia problemáticas.

A su vez anunciaron colaborar con terceros países mediante gestiones diplomáticas para promover todas las medidas recomendadas en esos países y ayudarlos a “crear capacidad de los organismos de represión, fiscales, judiciales, de inteligencia, de seguridad fronteriza, militares, dedicados a la lucha contra Al-Qaeda”.

El Proceso de Varsovia es una iniciativa conjunta de países de todo el mundo bajo la dirección conjunta de Estados Unidos y Polonia, encaminada a llevar la seguridad al Medio Oriente y promover el desarrollo de la región. Los participantes en la reunión fundacional celebrada en Varsovia en febrero de 2019 crearon siete grupos de trabajo, cada uno de los cuales se centró en un aspecto diferente de cuestiones como la lucha contra el terrorismo, la seguridad marítima y aérea, la seguridad cibernética, la seguridad energética, los refugiados, los derechos humanos y la no proliferación de misiles.

El saudí Osama bin Laden es visto apuntando un arma en esta foto sin fecha de la TV Al-Jazeera. (Al-Jazeera/Getty Images)

¿Cuáles son los orígenes de Al-Qaeda?

Al-Qaeda fue designada como organización terrorista por el Departamento de Estado en 1999 y se dio a conocer después del ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001. Sin embargo, la estrecha relación entre el terrorismo y el comunismo no es comúnmente conocida.

La serie editorial especial de Epoch Times “Cómo el espectro del comunismo está gobernando nuestro mundo” explora esta relación en detalle y el análisis a continuación se basa en esta serie.

Los fundadores de Al-Qaeda, Osama bin Laden y Abdullah Azzam, fueron ambos influenciados por la ideología de Sayyid Qutb, también conocida como Qutbismo. El informe de la Comisión del 11-S (pdf) también describe a Azzam como un “discípulo de Qutb”. Bin Laden adoptó y expandió la ideología del Qutbismo.

El líder de Al-Qaeda Ayman al-Zawahiri dando un discurso en un lugar no revelado. (AFP/Getty Images)

Ayman al-Zawahiri, que era el segundo al mando de al-Qaeda, fue influenciado por las enseñanzas de Qutb desde su juventud y fue un discípulo de Qutb. Él “consideraba el pensamiento de Qutb como la chispa que encendió el fuego del extremismo yihadista”, dice la serie The Epoch Times. Zawahiri fue el mentor de bin Laden y desde el asesinato de bin Laden en 2011, ha sido el líder de al-Qaeda.

El Qutbismo es la búsqueda de la violencia para destruir la vieja sociedad podrida o “jahiliya”, llamando a los yihadistas a dar sus vidas por una ideología que supuestamente marcará el comienzo de la liberación humana, escribió Andrew McGregor de la Fundación Jamestown. Qutb consideraba a todas las sociedades gobernadas por leyes seculares o que se atienen a la ética secular como “sociedades antiguas”. No solo las sociedades occidentales, sino incluso algunas sociedades musulmanas fueron consideradas por Qutb como “sociedades antiguas”.

Qutb estudió socialismo y se hizo miembro del Partido Comunista en su juventud, y sus ideas estaban impregnadas de la retórica del marxismo-leninismo. Era en realidad un enlace de la Internacional Comunista para la Hermandad Musulmana Egipcia y el Partido Comunista de Egipto, de acuerdo con Robert R. Reilly, un alto miembro del Comité de Política Exterior de Estados Unidos.

Qutb también expandió el concepto de la yihad islámica a una guerra proactiva y sin restricciones con el objetivo de derrocar a las “viejas sociedades”. En árabe, jihad significa “luchar” o “pelear” y se entiende comúnmente como “guerra santa”. Los principales musulmanes podrían pensar en yihad como “conflicto interno (auto-perfección) o yihad defensiva”.

El núcleo de la doctrina comunista es la “liberación de la humanidad”, no solo en un sentido económico, sino también en la destrucción de las normas sociales impuestas por la moral y la cultura tradicionales, como la familia.

Esta llamada “liberación” se persigue dividiendo a la gente en la sociedad en “el opresor” y “el oprimido”, por ejemplo, los ricos explotan a los pobres, los capitalistas oprimen a los trabajadores y los terratenientes oprimen a los campesinos. Al poner a los oprimidos en contra de los opresores e instigar la lucha entre ellos y al abogar por medios como la violencia y el asesinato, los comunistas derriban las estructuras sociales existentes y toman el poder.

Qutb abogó por la yihad como el medio para que la gente derrote la “vieja sociedad” por medios violentos y se libere de su opresión.

Lenin desarrolló el concepto de un partido político comunista que organizaría a los trabajadores y campesinos y los llevaría a una revolución exitosa. Qutb reemplazó el partido leninista con organizaciones extremistas islámicas.

Glenn E. Robinson, profesor asociado de la Escuela Naval de Posgrado de Monterey, California, e investigador del Centro de Estudios de Oriente Medio de la Universidad de California-Berkeley, dijo sobre el Islam radical: “Aunque por razones obvias los ideólogos yihadistas no citan a Lenin como inspiración, sus conceptos y su lógica, especialmente la de Sayyid Qutb, traicionan esta influencia. … Dos conceptos clave de Qutb vienen directamente de Lenin: jama’a (vanguardia) y manhaj (programa)”.

La Unión Soviética había tratado de exportar la revolución socialista a todo el mundo desde 1919, cuando se estableció la Tercera Internacional Comunista, con uno de sus objetivos, el mundo musulmán en el Oriente Medio. Su primer éxito fue el establecimiento de la República Socialista Soviética Persa en la provincia iraní de Gilan en 1920 gobernada por un régimen soviético. El régimen trató de despojar a los terratenientes y erradicar a nivel local la religión.

Estas acciones se enfrentaron a una fuerte oposición por parte de los sectores de la sociedad musulmana que tenían una profunda fe religiosa y el régimen soviético de Gilan fue derrocado en pocos meses. Aunque la exportación directa de la revolución socialista fracasó, el comunismo pudo influir más tarde en la creación y el desarrollo del extremismo islámico.

Descubra

¿Quién fue el Che Guevara? Piénselo bien antes de comprar una de sus camisetas

TE RECOMENDAMOS