Grupos de la coalición instan a EE.UU. a designar al PCCh como organización criminal transnacional

Por Cathy He
06 de Diciembre de 2020
Actualizado: 06 de Diciembre de 2020

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, se reunió recientemente con representantes de grupos perseguidos por el Partido Comunista Chino (PCCh), los cuales instaron a la administración a designar al PCCh como una “organización criminal transnacional”.

El grupo de defensa con sede en Washington, Committee on Present Danger, dijo que varios grupos perseguidos por el PCCh se organizaron bajo la bandera de la “Coalición de Naciones Cautivas”, que incluye representantes de las comunidades tibetana, uigur, de Mongola Interior, de Hong Kong y de Falun Gong, así como personas afectadas negativamente por la iniciativa “La Franja y la Ruta” de Beijing, un proyecto de inversión extranjera masiva que tiene por objeto promover los intereses políticos y económicos del régimen en todo el mundo.

El vicepresidente del comité, Frank Gaffney, dijo que los grupos de víctimas esperaban transmitir al Departamento de Estado sus experiencias al ser reprimidos por el régimen, con la esperanza de dar a conocer el mensaje de que “todos nosotros estamos amenazados por las ambiciones totalitarias y globales de la Partido Comunista Chino”.

El encuentro marcó la primera vez que los funcionarios del departamento de estado estuvieron reunidos con estos grupos, según los participantes. Los representantes se reunieron con Pompeo y Robert Destro, subsecretario de Estado para Democracia, Derechos Humanos y Trabajo; y Miles Yu, asesor de políticas de Pompeo, el 3 de diciembre.

El Departamento de Estado no respondió a una solicitud de comentarios.

Gaffney dijo que los representantes instaron a la administración a designar al PCCh como una “organización criminal transnacional” según la ley estadounidense.

Tal designación ayudaría a “deslegitimar la entidad más odiosa y peligrosa del mundo actual”, dijo Gaffney a NTD, medio asociado de The Epoch Times.

Añadió que la designación también enviaría un mensaje contundente a aquellos en China que están “tratando de empoderar, enriquecer, habilitar y envalentonar a esta peligrosa entidad para que empeore aún más, transfiriendo la riqueza de los estadounidenses, particularmente de nuestros mercados de capital”, porque esta designación significaría que se convertirían en cómplices de la actividad delictiva.

Joyce Ho, presidenta de Project Black Mask, un grupo de defensa de Hong Kong con sede en Estados Unidos, le dijo a Pompeo en la reunión que Estados Unidos debe continuar luchando por el pueblo de Hong Kong. En los últimos seis meses, el PCCh ha intensificado drásticamente su represión de las libertades en la ciudad después de imponer una ley de seguridad nacional draconiana. Estados Unidos ha respondido con sanciones a la líder de la ciudad y a otros funcionarios, junto con otras medidas.

“Si no tenemos el apoyo del gobierno de Estados Unidos, parece que Hong Kong tomará el camino de convertirse en la próxima población uigur o el próximo Tíbet”, dijo Ho a NTD, refiriéndose a los musulmanes uigures y budistas tibetanos que son suprimido en las regiones de Xinjiang y del Tibet.

Sean Lin, representante de la Asociación de Falun Dafa en Washington, dijo que le agradeció al secretario de estado por sus fuertes declaraciones de condena a la persecución que ha soportado la práctica desde 1999.

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, es una disciplina espiritual que incluye ejercicios de meditación y un conjunto de enseñanzas morales basadas en los principios de verdad, compasión y tolerancia. Los practicantes de esta disciplina han sido objeto de acoso, detención y tortura en un esfuerzo por obligarlos a renunciar a sus creencias. Millones han sido detenidos, según estimaciones del Centro de Información de Falun Dafa.

El 20 de julio, el vigésimo primer aniversario de la campaña de persecución del PCCh contra Falun Gong, Pompeo pidió al régimen que pusiera fin a su persecución, la primera vez que un secretario de Estado de Estados Unidos ha emitido una declaración de este tipo.

Durante la reciente reunión, Lin también le enfatizó a Pompeo el crimen de sustracción forzada de órganos cometido por el PCCh a practicantes de Falun Gong encarcelados. El año pasado, un tribunal popular independiente concluyó, después de una investigación de un año, que la sustracción de órganos ha ocurrido durante años en China “en una escala sustancial”, y continúa hoy. Las principales fuentes de los órganos son de los practicantes de Falun Gong, dijo.

El secretario de estado dijo que estaba al tanto de la sustracción forzada de órganos en China, y que el Departamento de Estado estaba investigando el problema, según Lin.

“Creo que, en el futuro, escucharemos más sobre el delito de sustracción de órganos que se está exponiendo”, dijo Lin.

La reportera de NTD, Kitty Wong, contribuyó a este artículo.

Siga a Cathy en Twitter: @CathyHe_ET


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

Instituto de investigación dice que pesqueros chinos podrían servir como la ‘milicia marítima’ del PCCh

TE RECOMENDAMOS