Guardia de campo de exterminio nazi viviendo en EE. UU. es deportado a Alemania luego de 69 años

Por Jesús de León – La Gran Época
21 de Agosto de 2018 Actualizado: 21 de Agosto de 2018

Jakiw Palij, cuya identidad fue descubierta hace años en Estados Unidos, fue detenido este lunes como criminal de guerra y deportado a Alemania.

“Esta mañana temprano, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) implementó una orden de deportación hacia la República Federal de Alemania (en 2004) de Jakiw Palij, un exguardia de campo de trabajo de las SS nazis en la Polonia ocupada por los alemanes, y residente de posguerra en Queens, Nueva York”, dijo la Casa Blanca en un comunicado.

A pesar que un tribunal ordenó su deportación en 2004, las administraciones anteriores no lograron expulsar a Palij. Para proteger la promesa de libertad para los sobrevivientes del Holocausto y sus familias, el presidente Trump dio prioridad a la deportación de Palij.

Funcionarios del Departamento de Justicia comunicaron que Palij sirvió como guardia armado en un campo de exterminio en la Polonia ocupada por los nazis y luego mintió a los funcionarios de inmigración estadounidenses sobre su papel en esas atrocidades cuando entró a Estados Unidos después de la guerra.

El ICE deportó a Palij basándose en una orden de expulsión obtenida por el Departamento de Justicia en 2004.

“Estados Unidos nunca será un refugio seguro para quienes han participado en atrocidades, crímenes de guerra y abusos contra los derechos humanos”, dijo el Procurador General Sessions, según un comunicado de ICE.

“Jakiw Palij mintió sobre su pasado nazi para inmigrar a este país y luego convertirse fraudulentamente en ciudadano estadounidense. No tenía derecho a la ciudadanía, ni a estar en este país”.

Estados Unidos expulsó en el pasado a otros 67 nazis. “Los criminales de guerra nazis y los violadores de los derechos humanos no tienen refugio en nuestras costas”, dijo la secretaria Kirstjen M. Nielsen del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos. Los perseguiremos sin descanso, dondequiera que se encuentren, y los llevaremos ante la justicia”.

Pasado tenebroso

Palij, de 95 años, nació en una parte de Polonia situada en la actual Ucrania, emigró a Estados Unidos en 1949, y se hizo ciudadano estadounidense en 1957. Ocultó su servicio nazi diciendo a los funcionarios de inmigración de Estados Unidos que había pasado los años de la guerra trabajando hasta 1944 en la granja de su padre en su ciudad natal, que antes era parte de Polonia y ahora es de Ucrania, y luego en una fábrica alemana.

Palij admitió ante funcionarios del Departamento de Justicia en el 2001, que fue entrenado en el campo de entrenamiento de las SS en Trawniki, en la Polonia ocupada por los nazis, en la primavera de 1943.

Documentos presentados posteriormente por el Departamento de Justicia ante los tribunales, mostraron que los hombres que se entrenaron en Trawniki participaron en la implementación del plan del Tercer Reich para asesinar judíos en Polonia, llamado “Operación Reinhard”.

El 3 de noviembre de 1943, unos 6.000 hombres, mujeres y niños judíos encarcelados en Trawniki fueron asesinados a tiros, en una de las mayores masacres del Holocausto. Al ayudar a evitar la fuga de estos prisioneros durante su servicio en Trawniki, Palij desempeñó un papel indispensable para garantizar que más tarde se enfrentaran a su trágico destino en mano de los nazis.

El 9 de mayo de 2002, la entonces Oficina de Investigaciones Especiales (OSI, por sus siglas en inglés) de la División Penal, y la Oficina del Fiscal General del Distrito Este de Nueva York, presentaron una demanda ante el Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el distrito este de Nueva York, pidiendo la anulación de la ciudadanía de Palij.

La ciudadanía estadounidense de Palij fue revocada en agosto de 2003. En noviembre de 2003, el gobierno colocó a Palij en un proceso de deportacion.

Como escribió el juez Owens en su decisión de ordenar la deportación de Palij, los judíos masacrados en Trawniki “habían pasado al menos medio año en campos custodiados por hombres entrenados en Trawniki, incluyendo a Jakiw Palij”. En diciembre de 2005, la Junta de Apelaciones de Inmigración denegó la apelación de Palij.

A continuación:

¿Por qué el comunismo no es tan odiado como el fascismo?

TE RECOMENDAMOS