Habla el exguardaespaldas de Epstein: “Alguien lo ayudó” en su aparente suicidio

Por Jack Phillips - La Gran Época
16 de Agosto de 2019 Actualizado: 16 de Agosto de 2019

El por mucho tiempo guardaespaldas de Jeffrey Epstein dijo que cree que reclutó a otros para que lo ayudaran en su aparente suicidio, según un informe.

“Alguien le ayudó a hacerlo”, dijo a la revista New York Magazine Igor Zinóviev, que también es un exluchador de la UFC.

Zinóviev se negó a decir cómo Epstein llevó a cabo la aparente muerte por ahorcamiento el sábado 10 de agosto.

“Escucha, sabes, eso es ir un poco demasiado profundo”, dijo cuando se le preguntó cómo pudo haber ocurrido.

“No estoy triste. Quiero decir, no tenía nada en su contra, como algo malo, ¿sabes? No me importa su vida de ninguna manera”, añadió.

Zinóviev, en una entrevista anterior inédita, se refirió al dinero y el poder de Epstein, quien fue arrestado en julio por cargos de tráfico sexual.

“Tiene tanto dinero que puede pagarlo”, comentó Zinóviev al mismo periodista de la revista New York Magazine en 2015. Dijo que la entrevista nunca fue publicada.

En la entrevista, Zinóviev, cuya última pelea en la UFC fue en 1998, cuando perdió contra el legendario luchador Frank Shamrock, señaló que vivió en la casa de Epstein durante unos cinco años.

El exluchador de la MMA supuestamente dijo en 2015: “Yo personalmente, si lo atrapo con mi hija o algo así, no voy a ir a la policía. Hago otra cosa. Mucho peor. Ese tipo podría intentar demandarme y manipular la situación con su dinero. Esa es la manera americana”, según la revista New York Magazine.

Más tarde en la conversación, el periodista sacó a relucir la relación de Epstein con jóvenes adolescentes y recordó que Zinóviev supuestamente se lo dijo en 2015: “Tantas veces intenté detenerlo. Traté de decirle mi opinión al respecto. No me escuchó. Esa es la razón por la que ya no trabajo para él. Lo obligué a hacer eso, a dejarme ir”.

El Centro Correccional Metropolitano donde Jeffrey Epstein se encontraba en Nueva York, el 10 de agosto de 2019. (Don Emmert/AFP/Getty Images)

Cuando el periodista le preguntó sobre ese comentario en la entrevista del 15 de agosto, Zinóviev dijo: “No son las adolescentes. Nunca vi a las adolescentes. Te digo que nunca vi muchachas adolescentes. Muchas veces cuando trabajaba para él nunca vi a ninguna chica inadecuada o adolescente a su alrededor. Eso es lo que yo digo”.

Contó que cuando vio a Epstein, estaba con mujeres de unos 20 años. “No sé la edad”, agregó.

Cuando se insistió más sobre las jóvenes, Zinóviev comentó: “No, no. No es eso. Trabajaba como facilitador en otras cosas. Y le dije, ya sabes, que le daba órdenes a sus amigas, y le dije: ‘cálmate’. No son solo las adolescentes”.

“Nunca he visto chicas adolescentes en mi vida en su casa. Eso es todo. Eso es un malentendido. Completamente. Eso es porque… es lo que estoy diciendo. La mayor parte del tiempo con los periodistas me hacen ese tipo de preguntas. ¿Quién les dijo que vi adolescentes? Nunca he visto a estas adolescentes en mi vida”, agregó Zinóviev.

Zinóviev también rechazó las supuestas declaraciones previas que hizo sobre las novias rotativas de Epstein.

El exterior de la residencia de Jeffrey Epstein en el Upper East Side el 15 de julio de 2019 en la ciudad de Nueva York. (Foto de Kevin Hagen/Getty Images)

“No es sensible, es sólo un poco incorrecto [sic]”, contestó Zinóviev.

Cuando se le preguntó por qué se estaba retractando de esas declaraciones, dijo que no tenía miedo.

“No tengo miedo. Más allá de eso, simplemente está muerto”, aclaró Zinóviev a la revista. “No quiero que nada sea incorrecto. Hay demasiada [improperio] por aquí, ya sabes, es todo. Está muerto y es como, gente loca, déjenlo en paz”.

Huesos rotos

Una autopsia realizada sobre el financiero caído en desgracia encontró que tenía “múltiples fracturas en los huesos de su cuello”, informó el Washington Post el 14 de agosto. Es decir, su hueso hioides cerca de la nuez de Adán estaba roto.

Jonathan L. Arden, presidente de la Asociación Nacional de Examinadores Médicos, dijo al periódico que el hueso hioides puede romperse de varias maneras. Sin embargo, dijo que está más asociado con el estrangulamiento homicida que con el ahorcamiento suicida.

Un hioides roto, señaló, sugiere que los patólogos tendrán que llevar a cabo una investigación más exhaustiva.

“Si, hipotéticamente, el hueso hioides se rompe, eso por lo general suscitaría dudas sobre estrangulamiento, pero no es definitivo y no excluye la posibilidad de un ahorcamiento suicida”, advirtió.

*****

Descubre:

¿Por qué China tiene un organismo estilo Gestapo?

TE RECOMENDAMOS