Hacen pública la llamada al 911 de la niña que escapó de la “casa del horror”

Por Zachary Stieber - La Gran Época
20 de Abril de 2019 Actualizado: 20 de Abril de 2019

La llamada al 911 hecha por una niña de California que escapó del encierro en el la tenían sus padres, que según las autoridades abusaron de ella y de sus hermanos durante años, se hizo pública.

David Turpin, de 57 años, y Louise Turpin, de 50, se declararon culpables de abusar y recluir a sus hijos y fueron sentenciados este 19 de abril a cadena perpetua.

La niña Turpin, de 17 años de edad, que no fue identificada públicamente, es escuchada diciendo la operadora que ella es una de los 13 niños y que todos están siendo abusados.

“Okey, vivo en una familia de 15 personas y mis padres son abusivos. Nos maltratan y mis dos hermanas pequeñas están encadenadas. Hay 13 niños y luego una madre y un padre”, dijo en la llamada al 911, que fue obtenida por ABC.

Luego le dice que sus padres han encadenado a dos de sus hermanas y a uno de sus hermanos a sus camas.

Cuando la operadora pregunta dónde está, la chica responde: “Nunca he salido. No salgo mucho, así que no sé nada de las calles ni de nada”.

La operadora preguntó si alguien en la casa necesitaría tratamiento en el hospital.

“No estoy segura. A veces vivimos en la suciedad y a veces me despierto y no puedo respirar porque la casa está muy sucia”, dijo la niña, lo que hizo que la mujer al teléfono le preguntara: “¿Cuándo fue la última vez que te bañaste?”.

David Allen Turpin (cen.), quien junto con Louise Anna Turpin fueron condenados por abusar y mantener cautivos a 13 de sus hijos. (Damian Dovarganes-Pool/Getty Images)

“No sé, hace casi un año. Pero a veces me siento tan sucia que me lavo la cara y me lavo el pelo”, dijo la niña.

Cuando se le preguntó si alguien en la casa tomaba medicamentos, la niña dijo que no sabía lo que era un medicamento.

También dijo que no iba a la escuela.

“No vamos a la escuela. Nuestra madre le dice a la gente que hemos sido educados en casa… tiene una escuela privada falsa, pero en realidad no vamos a la escuela”, dijo. “No he terminado el primer grado y tengo 17 años. No sé mucho sobre mi madre. No le caemos bien. Ella nunca pasa tiempo con nosotros”.

Foto de la familia Turpin. (Facebook)

También dijo que ella y sus hermanos nunca desayunaron y que solo comían un surtido limitado de alimentos para el almuerzo y la cena: mortadela, burritos congelados, papas fritas o mantequilla de maní.

Los agentes encontraron a la chica a los 20 minutos en Peris, California, a 113 kilómetros al este de Los Ángeles.

Los funcionarios de las fuerzas de seguridad dijeron anteriormente que a los niños solo se les permitía comer una comida al día y ducharse solo dos veces al año. Los hermanos fueron tratados en un hospital cercano por desnutrición grave.

El fiscal de distrito Mike Hestrin dijo que los Turpin compraban comida para ellos pero no para sus hijos.

“Compraban tartas, tartas de manzana, tartas de calabaza, las ponían sobre la mesa y dejaban que los niños las miraran, pero no que las comieran”, dijo.

Hestrin dijo durante la primera comparecencia ante el tribunal en enero que Louise y David Turpin comenzaron a abusar de sus hijos en la década de 1990, cuando vivían en Texas, antes de volverse más intensos a medida que pasaban los años.

“El abuso y la negligencia grave se intensificaron con el tiempo y se intensificaron a medida que se trasladaban a California”, dijo Hestrin, según informó KTLA5. “Lo que empezó como negligencia, se convirtió en abuso infantil severo, generalizado y prolongado”.

*****************

Te puede interesar:

La impresionante transformación de una chica acosada

Esta es la historia de una chica solitaria y acosada que recuperó su autoestima después de asistir a un evento que cambiaría su vida para siempre.

TE RECOMENDAMOS