Hambruna en la Unión Soviética habría obligado a campesinos a comer carne humana en la década de 1920

11 de Febrero de 2017 Actualizado: 22 de Marzo de 2019

En marzo de 2017 se señala el aniversario 100 del inicio de la Revolución Rusa, lo que llevó al eventual surgimiento del régimen comunista en Rusia. Pero apenas unos pocos años después de la revolución bolchevique, una innoble anotación en la historia surgió.

Pocos años después de que la Unión Soviética se convirtiera en el primer estado comunista del mundo en los años 20, una hambruna poco conocida pero devastadora arrasó el campo ruso. La hambruna de Povolzhye comenzó en 1921 y duró hasta 1922, dejando millones de muertos y aún más afectados.

La hambruna fue tan terrible que los campesinos fueron obligados a practicar lo impensable: el canibalismo. La Cruz Roja citó un informe de la policía soviética de 1921 diciendo: “En este momento [los campesinos] están desenterrando los cuerpos para comerlos”.

“Después de los campos de matanza en la Primera Guerra Mundial, los trastornos políticos en Rusia y en otros lugares, y la propagación desenfrenada de la enfermedad entre las agotadas comunidades, llegó la amenaza de escasez de alimentos que puso en riesgo a 32 millones de vidas en Rusia, Ucrania y Georgia”, dijo la Cruz Roja“En 1921, además del caos político que causó la ruptura de los servicios de salud que existían, la región experimentó una sequía devastadora, que condujo a una hambruna generalizada”.

Las fotos capturadas durante el angustiante tiempo muestran a los agricultores y trabajadores rusos que mueren de hambre, vestidos con capas gruesas, de pie sobre las partes de cuerpos de niños. Aparentemente, las partes de los cuerpos fueron vendidas en el mercado negro.

Al menos 5 millones de personas murieron durante la hambruna de Povolzhye, desencadenada por las políticas iniciadas por el dictador ruso Vladimir Lenin, quien había estado a cargo de la Unión Soviética desde 1917. En ese momento, instruyó a los guardias a tomar la comida de los pobres. Los bolcheviques creían que los campesinos estaban tratando de socavar el esfuerzo de la guerra al tomar la comida del ejército.

Sin embargo, esta hambruna no debe confundirse con la “gran hambruna” soviética, conocida como Holodomor en Ucrania, que duró entre 1932 y 1933, dejando muchos millones más de muertos bajo Joseph Stalin. Pero como el propio Lenin dijo: “Dejen que los campesinos mueran de hambre”.

La Cruz Roja señaló:

Miles de aldeas fueron abandonadas por sus miserables habitantes, quienes fueron a rebuscar comida dondequiera que pudieran esperar encontrarla. Sobrevivieron de la hierba, pedazos de tierra, animales domésticos … e incluso carne humana. En junio de 1921, Lenin reconoció la inminente tragedia, y el escritor [Maxim] Gorki apeló al mundo para pedir ayuda. El liderazgo de la Cruz Roja Soviética envió un mensaje a Ginebra subrayando la urgencia de la situación.

Según los cooperantes  que llegaron de Estados Unidos y Europa en 1921, “Los horribles rumores sobre salchichas preparadas con cadáveres humanos, aunque oficialmente las contradicciones eran comunes. En el mercado, entre agresivos vendedores, se escuchaban amenazas de hacer salchichas de una persona.

Otro dijo: “Las familias mataban y devoraban a padres, abuelos e hijos”.

La Cruz Roja agregó que el entonces presidente del CICR, Gustave Ador, y el diplomático noruego Fridtjof Nansen, pidieron apoyo financiero a la Liga de las Naciones y durante una reunión el 6 de octubre de 1921 hubo una vacilación en actuar.

Nansen viajó entonces a la región devastada por la hambruna, el Volga para tener una idea de lo que estaba sucediendo en el terreno. A su regreso, declaró que “19 millones de personas estaban condenadas a morir”.

Apoyó sus palabras con fotografías, mostrando la devastación, según la Cruz Roja.

Lenin murió en 1924, poco después de la hambruna, y Stalin asumió como jefe del partido comunista.

Las fotos tomadas en Ucrania durante la hambruna del Holodomor a principios de los años 30 también muestran una gran miseria.

El historiador de la Universidad de Yale, Timothy Snyder, quien llevó a cabo una extensa investigación en Ucrania, estima que 3,3 millones de personas murieron durante Holodomor, pero otros han dicho que el número es mucho mayor.

Una mujer que vivía en un pueblo devastado por las políticas de Stalin describió la situación.

“Hubo un silencio mortal”, dijo Nina Karpenko a la BBC sobre Holomodor. -Porque la gente ni siquiera estaba consciente. No querían hablar ni mirar nada.

“Ellos pensaban que hoy esa persona murió, y mañana seré yo. Todo el mundo solo pensaba en la muerte.

Se cree que Stalin diseñó la hambruna para volver dócil a los rebeldes de Ucrania, forzándolos a las granjas colectivas de estilo comunista.

“Las brigadas se metían por todas partes y se llevaban todo. La gente no tenía más que hacer que morir”, agregó Karpenko.

Las opiniones expresadas en este artículo son del autor y no reflejan necesariamente las opiniones de La Gran Época.

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

TE RECOMENDAMOS