Hermana de Kim Jong Un se burla públicamente del comentario del asesor de seguridad nacional

Por Li Hai
22 de Junio de 2021
Actualizado: 22 de Junio de 2021

La hermana de Kim Jong Un, Kim Yo Jong, desacreditó los recientes comentarios del asesor de seguridad nacional Jake Sullivan, diciendo que su expectativa de reanudar las conversaciones entre los dos países “los hundiría en una mayor decepción”.

En respuesta al comando de Kim Jong Un la semana pasada ordenando a los funcionarios prepararse tanto para el diálogo como para la confrontación, Sullivan dijo a ABC News el domingo que “sus comentarios de esta semana los consideramos una señal interesante. Y esperaremos para ver si se les da seguimiento con algún tipo de comunicación más directa con nosotros sobre un posible camino a seguir”.

Kim Yo Jong, subdirectora de departamento del Comité Central del Partido de los Trabajadores de Corea, emitió un comunicado el martes, desdeñando la retórica de Sullivan.

“Escuché la noticia de que el Asesor de Seguridad Nacional de EE. UU. había mencionado que considera la postura hacia Estados Unidos como una ‘señal interesante’, la cual la Reunión Plenaria del Comité Central del Partido de los Trabajadores de Corea aclaró esta vez”, dijo Kim Yo Jong.

El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un (Izq.), firma el libro de visitas junto a su hermana Kim Yo Jong (Der.) durante la cumbre intercoreana con el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, en el edificio de la Casa de la Paz en el lado sur de la zona de tregua en Panmunjom, el 27 de abril de 2018. (Pool de prensa de la Cumbre de Corea/AFP a través de Getty Images)

“Un proverbio coreano dice que ‘en un sueño, lo que más cuenta es leerlo, no tenerlo’”, continuó Kim Yo Jong. “Parece que EE. UU. puede interpretar la situación de tal manera que busque un consuelo para sí mismo”.

“La expectativa, que eligieron albergar de manera incorrecta, los hundiría en una decepción mayor”, agregó.

Esta no es la primera vez que Kim Yo Jong muestra desdén hacia la administración Biden.

A principios de este año, Kim Yo Jong advirtió a la administración Biden que “si quiere dormir en paz durante los próximos cuatro años, es mejor que se abstenga de causar un hedor en su primer paso”.

La contundente declaración de Kim Yo Jong se produjo en un momento en que un importante enviado de EE. UU. visitó Corea del Sur.

Sung Kim, el principal enviado de EE. UU. para asuntos de Corea del Norte, dijo el lunes durante una visita a Seúl que Washington está dispuesto a reunirse con Corea del Norte “en cualquier lugar y en cualquier momento sin condiciones previas”.

Pero Sung Kim enfatizó que la administración Biden continuará sancionando a Corea del Norte por sus programas nucleares y de misiles.

Shin Beomchul, analista del Instituto de Investigación de Estrategia Nacional de Corea con sede en Seúl, dijo que Corea del Norte ha estado comunicando el mismo mensaje durante meses—que no tiene intención de volver a las conversaciones a menos que Estados Unidos ofrezca concesiones significativas, probablemente en forma de sanciones económicas suavizadas.

El estancamiento “podría prolongarse a menos que haya un cambio en las condiciones que enfrenta [Corea] del Norte, tales como mayores dificultades económicas o relacionadas con la pandemia”, dijo Shin a The Associated Press.

Ned Price, portavoz del Departamento de Estado, respondió el martes que las palabras de Kim Yo Jong “no han cambiado nuestra opinión sobre la diplomacia”.

“Seguimos preparados para entablar negociaciones principales con [Corea del Norte] para hacer frente al desafío de su programa nuclear”, dijo Price. “Nuestra política no apunta a la hostilidad. Está dirigido a soluciones. Y, en última instancia, se trata de lograr la desnuclearización completa de la península de Corea. Y para hacer eso, se necesita un enfoque práctico y calibrado—sea abierto—que esté abierto y explorará la diplomacia con [Corea del Norte] para lograr avances que, sobre todo, aumenten la seguridad de Estados Unidos, de nuestros aliados, de nuestras fuerzas desplegadas también”.

El expresidente Donald Trump y el exsecretario de Estado, Mike Pompeo, intentaron ejercer una gran presión sobre Xi Jinping y el régimen chino—sabiendo que las sanciones sin la cooperación de China solo podrían tener un impacto limitado.

China ha sido el mayor socio comercial de Corea del Norte durante décadas y todavía representa el 90 por ciento de su volumen comercial.

En su primer discurso en una sesión conjunta del Congreso, el presidente Joe Biden dijo que su administración abordaría la amenaza de Corea del Norte a través de “diplomacia y disuasión severa”.

The Epoch Times se puso en contacto con la Casa Blanca solicitando comentarios.

Con información de The Associated Press.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS