Hermano apoya a su hermana de 3 años con cáncer afeitándose la cabeza para que no se sienta sola

Por DAKSHA DEVNANI
14 de Julio de 2020
Actualizado: 14 de Julio de 2020

Cuando la vida da un giro inesperado, tener el apoyo de los seres queridos puede hacer una gran diferencia para pasar las pruebas que se nos presentan. Un niño de Texas ha conmovido los corazones de muchos, al ser el mejor hermano después de afeitarse la cabeza en una muestra de solidaridad con su hermana de 3 años, Lula Beth, que fue diagnosticada con cáncer de riñón pediátrico.

(Cortesía de Kristin Bowden)

“Marzo 2020. El mes más complicado de nuestras vidas. A lo largo de marzo visitamos diferentes consultorios de doctores al menos 6 veces diferentes”, escribió la mamá Kristin Bowden en una publicación de Facebook. “[Lula Beth] fue diagnosticada con una UTI (infección de las vías urinarias) 2-3 veces. RSV una vez. Un virus de la gripe una vez. Simplemente no tenía sentido”.

La pareja sabía que algo andaba muy mal con su hija ya que se negaba a comer o beber cualquier cosa. Como resultado, Lula Beth perdió mucho peso y empezó a estar muy delgada.

Lula Beth lloraba con un inmenso dolor mientras luchaba al sentarse y al pararse. El 23 de marzo, después de otro diagnóstico de gripe y Zofran, una preocupada Kristen y su esposo, Dakota, sabían que algo no estaba bien con su pequeña. Por lo tanto, la llevaron apresuradamente a la sala de emergencias más tarde ese día. Después de que se hicieron múltiples pruebas, los doctores revelaron la peor pesadilla de los padres. “Encontramos un tumor del tamaño de un balón de fútbol que es canceroso […] Necesita cirugía”, escribió Kristin.

(Cortesía de Kristin Bowden)

Al escuchar esas palabras, Kristin admite que su corazón se derrumbó. “Siempre recordaré ese sentimiento. Confusión. Desconsolación. La mayor tristeza. Negación. Conmoción. Miedo. Aturdimiento. Completamente atontada”, compartió la madre.

Durante las dos semanas siguientes, Lula Beth fue tratada en el Hospital Infantil Primario de Salt Lake City.

El 26 de marzo, la niña se sometió a una cirugía de cinco horas y media, y los médicos extirparon con éxito su tumor. Fue entonces cuando se reveló que la niña fue diagnosticada con Wilms en etapa 2, que es cáncer de riñón pediátrico.

A la familia Bowden se le dijo que su pequeña tendría que someterse a quimioterapia, seguida de visitas de tratamiento durante 22 semanas. Sin embargo, durante este tiempo, Lula Beth mostró una inmensa fuerza y resistencia.

(Cortesía de Kristin Bowden)

“La pequeña Lula Beth ha sido una campeona durante todo el viaje”, dijo Kristin a Cafe Mom. “Solo se ha enfermado una vez por la quimio y ha completado 11 rondas hasta ahora. ¡Esto ha unido a nuestra familia soportando una prueba como esta!”.

En mayo, después de que Lula Beth pasó por 10 rondas exitosas de quimioterapia, sus padres comenzaron a prepararla para el hecho de que tendrían que cortarle el pelo muy corto, ya que estaba perdiendo mechones de pelo. Para su sorpresa, la respuesta de la niña fue: “¡Hagámoslo ahora mismo!”, recordó Kristin en una publicación de Facebook. “¡Esa es mi niña! 3 años, sin miedo a nada y lista para afrontar cualquier tarea y con tanta gracia”.

(Cortesía de Kristin Bowden)

Cuando decidieron afeitar la cabeza de Lula Beth, su hermano mayor y mejor amigo, Kohen, quien también se ha preocupado y ha apoyado a su hermana pequeña en su batalla contra el cáncer, “no pestañeó y le dijo a su hermana que podía afeitar la suya también para que no tuviera que hacerlo sola”, dijo Kristin a The Epoch Times.

Aludiendo al acto conmovedor del niño, Kristin dijo: “Tiene un corazón tan amoroso y siempre se esfuerza por hacer feliz a la gente y sentirse incluido”.

(Cortesía de Kristin Bowden)
(Cortesía de Kristin Bowden)

Y añadió: “Estamos tan orgullosos del hombre en el que se está convirtiendo y estamos tan orgullosos de Lula Beth por ser tan valiente y fuerte a través de todo esto, ella ha mantenido una sonrisa en su rostro”.

Cuando Lula Beth terminó de afeitarle la cabeza, la niña estaba tan feliz que la frotó y le dio un besito.

(Cortesía de Kristin Bowden)

Poco después, papá Dakota y otros seis miembros de la familia también mostraron su solidaridad con la niña fuerte afeitándose la cabeza. La valiente Lula Beth debe hacer una última ronda de quimioterapia en agosto, pero sus padres no pueden estar más orgullosos de sus dos hijos.

“Ambos son definitivamente una inspiración para todos”, dijo Kristin.

(Cortesía de Kristin Bowden)
(Cortesía de Kristin Bowden)

Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

El lupus la tenía al borde del suicidio, pero tres palabras cambiaron su vida para siempre

TE RECOMENDAMOS