Heroica enfermera atiende 10 víctimas de accidente en vía del desierto de Arizona bajo sol abrasador

Por Louise Bevan
18 de Septiembre de 2020
Actualizado: 18 de Septiembre de 2020

La enfermera de emergencias Maria VanHart, que estaba fuera de servicio, se detuvo después de un horrible accidente en una remota autopista de Arizona. En el accidente de solo un vehículo entre Las Vegas y St. George, 10 pasajeros quedaron en extrema urgencia de atención médica.

Ella no llevaba ningún equipo médico.

Además de la terrible experiencia, las víctimas del accidente eran de ascendencia siria y los adultos no hablaban inglés; por otro lado, el calor del desierto registraba una temperatura de 40 grados centígrados (105 grados Fahrenheit). Sin embargo, la experticia de VanHart tomó el mando.

Autopista I-15 Littlefield, Arizona, entre Las Vegas y St. George (Captura de pantalla/Google Maps)

Varios conductores ya se habían detenido e intentaban ayudar cuando llegó VanHart, quien trabaja para el Sistema de Salud del Sur de Nevada. Pero ninguno estaba capacitado médicamente.

“No entré en pánico (…) solo hice lo que había que hacer inmediatamente”, dijo más tarde la enfermera a VAntage Point.

Pudo hablar con una de las víctimas, un niño de 10 años que solo tenía moretones, y se enteró de que la familia había viajado a Estados Unidos desde Siria para una boda. Entre las personas que lograron salir sin lesiones que amenazaran su vida se encontraban el padre del niño (que estaba conduciendo), un adolescente con una pierna rota y una adolescente mayor con un bebé.

El niño de 10 años se convirtió en el traductor de VanHart durante todo el incidente.

La enfermera sabía que el tiempo era esencial.

VanHart notó que había una víctima fatal, el hermano de 14 años del niño, que no estaba respirando. Su madre yacía a 3 metros de los restos del accidente y tenía una grave lesión pélvica, mientras que una niña tenía una lesión en la cabeza y se le reventó una pupila.

“Ella y la madre necesitaban ser trasladadas a un hospital inmediatamente”, dijo VanHart a la Administración de Veteranos.

Pronto se sumaron los agentes del Departamento de Policía de Moapa a ayudar a VanHart, que quedaron impresionados por la intervención experta de la enfermera de urgencias.

“Entre intentar detener el tráfico, prestar primeros auxilios y solicitar unidades adicionales, fue agitado, por no decir más”, dijo el oficial Alex Cruz, quien luego elogió a VanHart por “dirigir a la gente sobre qué hacer mientras prestaba ayuda ella misma. Era como una directora de una orquesta”.

Cruz llamó a helicópteros y ambulancias para evacuar a los pacientes críticos. Sin embargo, los esfuerzos de rescate de los paramédicos causaron un problema, dado que el marido se enfureció cuando intentaron desnudar parcialmente a la madre para evaluar sus lesiones pélvicas.

“Sé que como musulmán, creía que era inapropiado que los hombres vieran a su esposa sin ropa”, explicó VanHart.

Con base en su experiencia trabajando con médicos de Oriente Medio, recordó un saludo: “As-salamu alaykum”, que significa “La paz sea contigo”, y tuvo un efecto para tranquilizar al marido.

En el momento en que los helicópteros y las ambulancias partieron, VanHart se quedó en el silencio ensordecedor del vasto desierto. “Cuando la adrenalina se va, hay un choque”, dijo. “Me senté, tomé un poco de agua y llamé a mis amigos para tranquilizarme”.

VanHart, sobreviviente de cáncer de mama y profundamente involucrada en la carrera que eligió, hizo un balance basándose en su filosofía personal.

“Al final del día, hay dos cosas que me permiten saber si hice mi trabajo”, explicó. “Una es: ‘¿Cuál fue mi relación paciente-abrazo?’, y la otra es: “Si mi madre hubiera sido la última persona a la que hubiera atendido, ¿habría hecho algo diferente?”.

Añadió: “Todos los que están ahí fuera son padres o hijos de alguien y todos merecen que los cuide como si fueran míos”.

¡Nos encantaría escuchar sus historias! Puede compartirlas con nosotros en emg.inspired@epochtimes.nyc


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubre

Una verdadera historia de dificultad y resiliencia que te hará emocionar hasta las lágrimas

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS