Hidroxicloroquina y otros fármacos no protegen completamente contra el COVID-19, según investigación

Por Katabella Roberts
19 de Abril de 2020
Actualizado: 19 de Abril de 2020

Docenas de personas que toman hidroxicloroquina y otros fármacos autoinmunes para enfermedades crónicas como el lupus y la artritis reumatoide han dado positivo por virus del PCCh (Partido Comunista Chino), según los datos recopilados por la Alianza Mundial de Reumatología.

El estudio está patrocinado por una colaboración internacional, la Alianza Mundial de Reumatología COVID-19, que incluye un gran grupo de académicos, clínicos y pacientes que trabajan juntos, y hasta ahora sugiere que la hidroxicloroquina no siempre protege contra la enfermedad, que se originó en Wuhan (China) en diciembre del año pasado.

Más de 9500 pacientes han presentado encuestas a la alianza, de los cuales casi la mitad fueron diagnosticados con artritis reumatoide o lupus. Casi un tercio de todos los encuestados con la enfermedad crónica dijeron que estaban tomando hidroxicloroquina, de los cuales 189 (7 por ciento) dijeron que fueron diagnosticados con el virus.

Por otra parte, la información de los pacientes proporcionada por reumatólogos y publicada el jueves en The Lancet Rheumatology también sugiere que los antimaláricos podrían no proteger adecuadamente a las personas del virus. De los primeros 110 pacientes reportados, 69 estaban tomando medicamentos como la hidroxicloroquina para tratar enfermedades crónicas como el lupus eritematoso sistémico y la artritis reumatoide, antes de ser diagnosticados con el coronavirus.

A partir del 1 de abril de 2020, se han incluido 110 individuos con enfermedad reumática que han sido diagnosticados con COVID-19 en seis continentes: Europa, América del Norte, América del Sur, Asia, África y Oceanía.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Sin embargo, la investigación no aborda específicamente si la hidroxicloroquina es eficaz en el tratamiento de los síntomas del coronavirus, y los investigadores reconocieron que una limitación del estudio es que algunos países solo prueban a las personas que muestran síntomas graves.

Jinoos Yazdany, jefe de la división de reumatología del Hospital General Zuckerberg de San Francisco, dijo a The Wall Street Journal que el antimalárico no protege completamente a las personas de contraer el nuevo virus y que “no es un arma mágica porque las personas que están tomándola están contrayendo la infección”.

El 28 de marzo, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) autorizó el uso de emergencia del fármaco, que el presidente Donald Trump también ha promocionado como un “cambio de juego” en la lucha contra el virus del PCCh, permitiendo al gobierno federal comenzar a distribuir millones de dosis a los estados de los Estados Unidos.

No obstante, hasta ahora no se han realizado grandes ensayos clínicos para validar estudios más pequeños y demostrar que la medicina puede utilizarse con seguridad para tratar la enfermedad, lo que ha llevado a los profesionales médicos, incluido el Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de los Estados Unidos y miembro del grupo de trabajo de la Casa Blanca sobre el coronavirus, a advertir contra el uso del medicamento.

En una conferencia de prensa en la Casa Blanca el 20 de marzo, Fauci dijo que los datos sobre el fármaco hasta ahora “no se hicieron en un ensayo clínico controlado. Así que realmente no se puede hacer ninguna declaración definitiva al respecto”, y que solo tales estudios determinarían si el medicamento es realmente seguro y eficaz.

Actualmente se están llevando a cabo una serie de ensayos clínicos que exploran la eficacia y seguridad del medicamento en todo el mundo, incluyendo un ensayo de 1500 personas en la Universidad de Minnesota. Tres de los primeros estudios, dos de Francia y uno de China, indican un beneficio de la utilización de la hidroxicloroquina pero han sido calificados de inadecuados por algunos miembros de la comunidad médica.

La India, que fabrica el 70 por ciento de la oferta mundial de hidroxicloroquina, acordó el 7 de abril levantar una prohibición anterior de exportación de dicho fármaco tras una conversación telefónica entre el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y el primer ministro de la India, Narendra Modi. Trump había dicho en una conferencia de prensa anterior que la India podría sufrir represalias si no levantaba la prohibición y liberaba los 29 millones de dosis del fármaco que había pedido para sus existencias médicas.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

Residentes de Wuhan exigen ayuda financiera después del cierre | Virus del PCCh

TE RECOMENDAMOS