Su hija estaba muriendo de leucemia, pero la abuela hace reaccionar a la madre y un milagro ocurre

"Me rompía el corazón ver a mi hija morir frente a mis ojos"
Por La Gran Época
23 de Febrero de 2018 Actualizado: 28 de Julio de 2019

Una mujer vivía con su familia en un pequeño pueblo al noreste de China. Un día, su hija de 16 años se horrorizó al descubrir que algo estaba muy mal.

“Mi hija descubrió manchas moradas en todo su cuerpo y comenzó a sangrar por las encías y la nariz”, dijo la mujer, según Minghui.org.

La familia estaba asustada y rápidamente llevó a la adolescente con el médico del pueblo.

El médico trató de detener el sangrado con medicamentos hemostáticos, pero no tuvieron ningún efecto. La familia tuvo que llevar a su hija a un hospital en la ciudad de Liaoning, donde le diagnosticaron leucemia. La familia estaba devastada.

Imagen ilustrativa. (Crédito: Ester Marie Doysabas/Unsplash)

Al día siguiente, un análisis de sangre mostró que la niña tenía un recuento de plaquetas de 3.000/cmm, mientras que el recuento normal de plaquetas oscila entre 150,000 y 400,000/cmm.

La hija de la mujer siguió sangrando por las encías y la nariz, y pronto comenzó a sangrar de otras áreas de su cuerpo. Tenía parches de sangre secos en todas partes, pero a nadie se le permitió limpiarla por miedo a que causara más sangrado. Los médicos le metieron bolas de algodón en la nariz y la mantuvieron en constante vigilancia.

A la adolescente le hicieron una prueba diaria de conteo de sangre. Le administraron gammaglobulina e inyecciones de plaquetas, pero no ayudaron a aumentar el recuento de plaquetas de la niña: siguió disminuyendo de 3.000 a 2.000, luego a 700, y finalmente a solo dos.

Mientras tanto, los gastos médicos de la familia habían aumentado astronómicamente. Sin el dinero o el seguro para cubrir los costos, pidieron dinero prestado de todas partes.

“Se me rompió el corazón al ver a mi hija morir frente a mis ojos. ¿Qué podía hacer? No podía imaginar un peor escenario”, dijo la madre.

Un día, la mujer regresó a la casa de sus padres para pedir más dinero prestado, pero su madre le dijo algo inesperado.

“Solo el fundador de Falun Dafa puede salvarle la vida a tu hija”, dijo la abuela.

Cientos de practicantes de Falun Gong realizan una vigilia a la luz de las velas en Washington con los caracteres chinos que representan Verdad, Benevolencia y Tolerancia en  Julio de 2017 recordando a las víctimas perseguidas por el régimen chino que inició el 20 de julio de 1999. (Benjamin Chasteen/La Gran Época)

La madre de la adolescente estalló en lágrimas de repente. Sabía que su madre practicaba Falun Dafa, también llamado Falun Gong, una disciplina de meditación espiritual. Ella sabía que la práctica enseña los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia. Sabía lo maravilloso que era y cómo familias enteras habían sido bendecidas a través de la práctica. Sin embargo, había cometido un terrible error.

“Cuando el Partido Comunista Chino comenzó a reprimir a Falun Dafa en 1999, destruí los libros y las cintas de Falun Dafa porque tenía miedo”, le dijo a su madre.

Desde entonces, el régimen comunista había difundido mentiras sobre Falun Dafa y había arrestado, torturado y asesinado a quienes lo practicaban; sin embargo, los valientes practicantes continuaron aferrándose a su fe y contando a otros la verdad sobre Falun Dafa.

“¿El maestro estará dispuesto a ayudarme después de lo que he hecho?”, dijo la mujer.

Su madre la consoló y le dio algunos consejos. Sugirió que escribiera una carta al fundador de Falun Dafa, el Sr. Li Hongzhi, para reconocer lo que había hecho y disculparse por tener tanto miedo al régimen comunista que había destruido algo valioso y sagrado. Si su corazón era sincero, los milagros eran posibles.

La mujer estuvo de acuerdo, y tan pronto como terminó de escribir la carta, se apresuró a regresar al hospital.

La sangre de su hija ya había sido examinada ese día, pero la enfermera echó un vistazo a los resultados y le dijo a su madre que había algo que “faltaba”. Ella dijo que era necesario volver a hacer la prueba.

Imagen ilustrativa. (Crédito: Pixabay)

Pero cuando regresaron los resultados de la segunda prueba de sangre, la enfermera parecía desconcertada.”Los resultados fueron los mismos para los dos análisis de sangre”, dijo la enfermera. “El recuento de plaquetas ha subido a 150,000/cmm. Ha alcanzado el rango normal”.

Todas las enfermeras, el personal médico y los pacientes estaban asombrados cuando escucharon las noticias. No había explicación para una recuperación tan rápida, cuando la niña había estado tan cerca de la muerte.

“¡Mi hija fue salvada!”, dijo la mujer. Estaba muy feliz y corrió a contarle a su madre lo que había pasado.

“El maestro ha salvado la vida de tu hija. A partir de ahora, ¿darás testimonio sobre Falun Dafa?”, dijo la abuela.

“Por supuesto que lo haré”, dijo la mujer. Y ella mantuvo su promesa.

Desde entonces, le dijo a todos los que le preguntaron cómo se había curado su hija de la leucemia y que el fundador de Falun Dafa, Li Hongzhi, salvó la vida de su hija.

Muchas personas que escucharon su historia han aprovechado la oportunidad para “renunciar” oficialmente al Partido Comunista Chino y sus otras organizaciones, para no verse implicados, en el futuro, en los crímenes contra la humanidad cometidos por el Partido Comunista.

Mira el video a continuación:

*Nota del editor:

Falun Dafa es una práctica de cultivación de mente y cuerpo que enseña Verdad, Benevolencia, Tolerancia como una forma de mejorar la salud y el carácter moral y alcanzar la sabiduría espiritual.

Para obtener más información sobre la práctica o descargar “Zhuan Falun”, visite: http://es.falundafa.org/. Todos los libros, música de ejercicio, recursos e instrucciones están disponibles de forma completamente gratuita.

Ellos encontraron el secreto de la paz mental en medio del caos que nos rodea

TE RECOMENDAMOS