Hijo de mujer que murió en República Dominicana dice que fue presionado para cremarla o embalsamarla

Por Janita Kan - La Gran Época
17 de Junio de 2019 Actualizado: 17 de Junio de 2019

El hijo de una turista estadounidense que murió mientras estaba de vacaciones en República Dominicana afirma que las autoridades de ese país están obstaculizando sus intentos de encontrar respuestas sobre la muerte de su madre.

William Cox, de 25 años, dijo que aparte de negarse a realizarle pruebas toxicológicas, también lo están presionando para que incinere o embalsame el cuerpo de su madre antes de regresar a Estados Unidos.

Leyla Cox, de Nueva York, viajó sola al resort Excellence de Punta Cana, para celebrar su cumpleaños número 53. Se suponía que debía regresar a casa el 12 de junio, pero de repente murió en su habitación de hotel el 10 de junio, un día después de su cumpleaños.

Las autoridades dominicanas han enumerado su causa de muerte como un ataque al corazón, pero no han dado a conocer más detalles sobre las circunstancias de su muerte, informó Fox News.

El joven de 25 años le dijo a Fox que las autoridades dominicanas lo habían bloqueado mientras William los presionaba para que le hicieran pruebas de toxicología  su madre y le dieran más información sobre su muerte. Dijo que los funcionarios de la Embajada de los Estados Unidos en Santo Domingo están hablando con las autoridades en su nombre y le están transmitiendo información a diario.

“Me pusieron contra la pared”, dijo William durante la entrevista. “Los dominicanos dijeron que tenía que firmar papeles que los autorizaba a llevarla a una funeraria, y si no hacía eso en cuatro horas, la considerarían ‘Jane Doe’ (desconocida). Dijeron que tenía que darles permiso para incinerarla o embalsamarla, o nunca recuperaría a mi madre”.

“Si clasificaban a mi madre como desconocida, me decían que perdería su cuerpo. Nunca recibiré un certificado de defunción. Nunca recibiré los restos de mi madre… Ellos hicieron una autopsia, pero no me dicen los resultados”, agregó.

En una entrevista previa con Staten Island Advance, dijo que su madre hubiera deseado ser cremada. Pero agregó que su familia también habría deseado que se realizara un informe de toxicología.

William dijo que las autoridades se han resistido a realizar pruebas toxicológicas porque dicen que sus máquinas están rotas.

“La Embajada de los Estados Unidos me lo comunicó y me dijo que no sabía cuándo se arreglarían las máquinas”, dijo el joven de 25 años.

“Siento que los dominicanos están cubriendo sus propias huellas al deshacerse de la evidencia y esta es mi propia madre. Nunca pensé que otro país me haría esto”.

La madre de William se encuentra entre los 11 estadounidenses que murieron en la nación caribeña desde junio de 2018 en circunstancias sospechosas. Informes anteriores indican que la mayoría de los turistas que murieron gozaban de buena salud y sus edades oscilaban entre 41 y 67 años.

Algunas de las otras muertes recientes y enfermedades graves ocurrieron después de que los turistas habían bebido algo del minibar de la habitación del hotel. Las autoridades han listado varios ataques cardíacos como causa de las recientes muertes.

Tom Inglesby, director del Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud, dijo a The New York Times que los síntomas descritos en los informes, que incluyen vómitos con sangre y sangrado antes de las muertes, son compatibles con la intoxicación.

“Es raro que los turistas mueran por causas desconocidas como esta, y tener un gran número de ellos en un período de tiempo relativamente corto es alarmante, impactante, triste”, dijo el Dr. Inglesby. “Es algo que los investigadores deberían poder llegar al fondo de la situación”.

Dijo que sin un informe de toxicología, sin embargo, es difícil establecer exactamente cómo murieron.

“Tengo derecho a sospechar”, dijo William previamente al Staten Island Advance.

Dijo que no sabe si su madre tomó una bebida del minibar o en otra parte del complejo, informó Fox News.

William dijo que había preguntado si las autoridades dominicanas podían darle un tubo de la sangre de su madre junto con sus cenizas para que su familia pudiera hacerle un análisis de sangre en los Estados Unidos. Pero él dijo que lo rechazaron.

“Ha sido muy difícil para mí emocionalmente”, dijo William a la emisora ​​de noticias. “Lo que la República Dominicana me está obligando a hacer es ayudarlos a encubrir sus propios errores. Creo que si mi madre no hubiera estado en la República Dominicana, o incluso si hubiera estado en cualquier otro lugar del mundo, todavía estaría viva hoy”.

El ministro de turismo de la República Dominicana, Francisco Javier García, dijo a The New York Times que los casos recientes son “incidentes aislados”.

“Estas son situaciones que pueden ocurrir en cualquier país, en cualquier hotel del mundo”, dijo García al periódico. “Es lamentable pero a veces sucede”.

La Embajada de los Estados Unidos dijo en una declaración el 11 de junio que el FBI está ayudando con el análisis toxicológico en los casos recientes, a solicitud de la República Dominicana. Los resultados pueden tardar hasta 30 días.

Simon Veasey contribuyó a este informe.

***

“Estaba horrorizada… no sabía que algo así podría pasarle a cualquiera”.

Conoce esta increíble historia de amor y fuerza.

 

TE RECOMENDAMOS