Holanda retira permiso de aterrizaje a ministro turco

12 de Marzo de 2017 Actualizado: 12 de Marzo de 2017

El gobierno de Holanda retiró el sábado el permiso de aterrizaje a la aeronave del ministro turco de Exteriores, una decisión que indignó al presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.

El suceso escaló un conflicto diplomático entre los dos aliados de la OTAN por la campaña de un referendo de reforma constitucional en Turquía.

El permiso de aterrizaje se retiró por “los riesgos para el orden público y la seguridad” provocados por la visita propuesta a Rotterdam por el ministro de Exteriores, Mevlut Cavusoglu, según un comunicado del gobierno holandés.

El presidente de Turquía, Erdogan, prometió represalias contra los vuelos diplomáticos holandeses.

“Pueden detener el avión de nuestro ministro de Exteriores todo lo que quieran, veamos cómo vienen sus aviones a Turquía a partir de ahora”, dijo Erdogan en un mitin en Estambul.

El sábado, Cavusoglu había dicho en una entrevista con la televisora privada CNN Turk que “si Holanda cancela mi permiso de vuelo, nuestras sanciones contra Holanda serán duras”.

También reiteró las acusaciones del gobierno turco sobre que las restricciones sobre actos de campaña son “prácticas fascistas”.

Las prohibiciones en Holanda y Alemania a los actos de campaña en favor del “sí” para el referendo del 16 de abril sobre una reforma constitucional, suponen que Europa ha “tomado partido por el ‘no”’, afirmó el ministro.

Los cambios en la constitución turca darían más poder al presidente.

El gobierno holandés dijo que “antes de que se completaran estas conversaciones, las autoridades turcas amenazaron públicamente con sanciones. Eso hace imposible la búsqueda de una solución razonable”.

La campaña se ha visto dominada por cuestiones de identidad, y se espera que el partido del legislador antiislam Geert Wilders aumente de forma considerable su número de parlamentarios.

Antes de la decisión del sábado, Wilders había acusado al gobierno de plantear una débil respuesta a los planes de Turquía de enviar ministros a Holanda para hacer campaña.

El gobierno holandés dijo no tener objeciones a que se celebren reuniones informativas en su territorio sobre el referendo, pero que “estas reuniones no deben añadir tensiones en nuestra sociedad y todo el mundo que quiera organizar una reunión debe atenerse a las instrucciones de las autoridades para que puedan garantizarse el orden público y la seguridad”.

El gobierno turco, añadió La Haya, “no quiere respetar las normas en este aspecto”.

TE RECOMENDAMOS