Hombre ayuda a un veterano del ejército sin hogar y en crisis mental a reunirse con su familia

Por The Epoch Times
10 de Noviembre de 2021 3:06 PM Actualizado: 09 de Diciembre de 2021 8:09 PM

Un propietario de un negocio, entristecido al ver a un hombre sin hogar que se paseaba por las calles de su tienda en Hawái, se acercó a la persona y averiguó algunos detalles sobre él. Con ayuda, el dueño del negocio localizó a su familia en Toledo, Ohio, reuniéndolos y dándole al vagabundo una oportunidad de empezar de nuevo.

Tom Solie, propietario de la tienda de sándwiches Timmy T’s Gourmet Grinders en la calle Bishop del centro de Honolulu, vio por primera vez a Adrian Haynes, de 31 años, mientras construía su negocio hace unos tres años.

“Siempre llevaba una sudadera negra con capucha y ropa negra, y se sentaba en la parada del autobús como si estuviera esperando algo”, dijo Solie a The Epoch Times. “Siempre lo tenía en mi mente. De vez en cuando pasaba frente a él y le decía: ‘Cuando quiera salir de la calle, avíseme'”.

Adrian Haynes tendido en las calles de Hawai. (Cortesía de Tom Solie)

Adrian hablaba muy poco y era difícil conversar con él, dijo Solie. Pero en septiembre, algo lo impulsó a esforzarse más. “Por la razón que sea, Dios tocó mi corazón para acercarme a él un poco más”, explicó.

Solie, que afirma que evita dar dinero o comida a los indigentes por miedo a alentarlos, quería ayudar a sacar a Adrian de la calle para siempre. Él y su novia, Susan, se aprovisionaron de ropa y comida en Costco y entregaron el paquete de ayuda a Adrian. Esta vez, la pareja le preguntó su segundo nombre.

“Gaines o Hans o Hines (…) No podía entender lo que decía”, dijo Solie, “así que empezamos a buscar en Internet para intentar averiguar quién era y de dónde era. Averigüé que era de Toledo, Ohio, y luego mi novia y yo entramos a Facebook y encontramos [Personas Desaparecidas de Toledo]”.

(Cortesía de Tom Solie)

La pareja compartió una publicación sobre Adrian y, a los 20 minutos, la cuñada de Adrian respondió: “¡Ese es mi hermano pequeño!”. Minutos después, Solie estaba al teléfono con los hermanos de Adrian: uno en Ohio y dos en Arizona. Le dolía la cara de llorar de alegría”, recuerda, sabiendo que la ayuda estaba en camino.

Los hermanos viajaron una semana después. Solie llevó a los hermanos directamente desde el aeropuerto a conocer a Adrian. Sin embargo, recuerda que Adrian se limitó a sentarse, sin mostrar ninguna emoción al interactuar con sus hermanos.

Adrian Haynes era un veterano del ejército estadounidense. Después de prestar servicio en Afganistán, dijo a su familia que se trasladaría a Hawái, y luego se aisló de toda comunicación. El hermano mayor de Adrian, Earl Moses, presentó una denuncia por desaparición y la familia temía que hubiera muerto, según Hawaii News Now.

Según Solie, el veterano del ejército habría asistido a la escuela en Hawai, pero terminó en el hospital. Después de ser dado de alta, ya habían sacado sus pertenencias de su apartamento compartido y no tenía dónde alojarse.

La mala salud mental de Adrian le impidió regresar con su familia. Sin embargo, con el apoyo del Instituto de Servicios Humanos, los hermanos están presentando un recurso de tutela para llevar a su ser querido a casa.

“Era un buen tipo en todos los sentidos. Nunca fumó un cigarrillo”, dijo Moses a Hawaii News Now. “Vamos a hacer todo lo que tengamos que hacer para conseguirle ayuda”.

(Cortesía de Tom Solie)

En una entrevista con The Epoch Times, Solie señaló: “Tratar de ayudar a un individuo es más que frustrante; claramente es un enfermo mental. Cualquiera que vaya vestido de negro con la capucha puesta, de pie bajo el sol hawaiano día tras día, sin hablar, viviendo en la calle durante años, está perdido y necesita que lo guíe a casa”.

Un mes después de que Adrian se reunió con su familia, todavía vive en las calles de Honolulu. Sin embargo, Solie ha visto un cambio en el problemático veterano, que pasó de ser el “zombi” de andar lento de años atrás a alguien que camina con “un poco más de propósito”.

Aunque se siente profundamente frustrado por los trámites burocráticos para ayudar a Adrian, Solie insta a los demás a hacer lo que puedan por las personas necesitadas.

(Cortesía de Tom Solie)

“Me costó solo un poco de esfuerzo averiguar su apellido, y de dónde es, y luego reuní a su familia”, explicó. “Dormir sobre bolsas de basura todos los días, sentado al sol de Hawai, no es forma de vivir para nadie (…) hay que hacer algo para facilitar la ayuda a estas personas”.

Además, animó a los demás a que, si por casualidad ven a alguien durante su rutina habitual y lo tienen en mente, simplemente mantengan una conversación y averigüen todo lo que puedan sobre ellos. Pregúnteles si les gustaría salir de la calle, y hágales saber que usted haría cualquier cosa para ayudarles, puede servir de mucho.

“De repente, nuestro mundo se vuelve un poco mejor porque se intentó ayudar a alguien”, dijo Solie.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.