Hombre dice que lo echaron de un crucero por insultar a un empleado

Por Jack Phillips - La Gran Época
17 de Junio de 2019 Actualizado: 17 de Junio de 2019

Un pasajero de crucero afirmó que lo echaron del barco y lo dejaron a su suerte para que regrese a casa.

Robert y Esther Gaines dijeron que estaban haciendo un viaje con Norwegian Cruise Lines el pasado mes de mayo. Robert Gains aparentemente tuvo un desacuerdo con un miembro de la tripulación sobre las reservas para uno de los espectáculos del barco, informó NBC6.

Contó que hizo reservaciones pero que su nombre no estaba en la lista. Cuando el empleado no lo dejó entrar, le dijo: “Escucha idiota, te estoy diciendo ahora mismo que mi familia está en el espectáculo, ¿por qué no me dejas entrar?”.

Gaines añadió: “Empezaron a llamar a seguridad y puede que yo haya hecho un comentario diciendo que era mejor que consiga más de un par porque soy un tipo grande”.

“Realmente me estaban asustando”, contó.

El incidente no involucró ningún altercado físico, aseguró. También proporcionó una declaración a la empresa, según el informe.

A continuación, un agente de seguridad apareció en su camarote y le dijo que tendría bajarse en la isla de Tortola. El capitán tomó la decisión.

Gaines contó a NBC que tuvo que gastar cientos de dólares para volver a casa.

Un portavoz de Norwegian Cruise Lines dijo a Yahoo News: “Estamos en el negocio de proporcionar experiencias increíblemente positivas y memorables para todos nuestros huéspedes. También nos preocupamos profundamente por los miembros de nuestro equipo y trabajamos muy duro para asegurarnos de que estén contentos y sean tratados con el máximo respeto. Por lo tanto, no tomamos amablemente a nadie que se comporte mal menospreciando a otros o creando un ambiente que erosiona la experiencia que estamos proporcionando a nuestros huéspedes y tripulación”.

“Como tal, tenemos una política de tolerancia cero a bordo de nuestra flota cuando se trata de comportamiento inapropiado o descortés”, continuó la declaración. “Los huéspedes son informados de esto en nuestra Política de Conducta de Huéspedes, la cual es acordada por todos los huéspedes al momento del pago de la tarifa del crucero. Cualquier huésped que viole estas políticas está sujeto a ser retirado del barco por orden del capitán y es responsable de todos los gastos de viaje incurridos. Todos los compañeros de viaje de un huésped removido permanecen en buen estado y reciben el servicio excepcional por el que se reconoce a los miembros de nuestra tripulación”.

“Por favor, sepan que no nos tomamos a la ligera la remoción de los huéspedes de los barcos”, termina diciendo la declaración.

Familia dice que crucero no permite que un hombre se baje del barco

Se presentó una demanda en un tribunal federal de Miami, Florida, alegando que los responsables de Carnival Cruise Line se negaron a permitir que un pasajero baje de un crucero para buscar atención médica después de un ataque cardíaco.

Jeffrey Eisenman estaba en el Carnaval Sunshine con su esposa e hijos cuando sufrió un “ataque cardíaco severo” en diciembre de 2018, reportó el Miami Herald el 12 de junio.

El hombre de Pensilvania “murió a bordo mientras estaba confinado en el centro médico del Carnival Sunshine en contra de su voluntad”, dice una demanda presentada por Ira Leesfield de Leesfield Scolaro de Miami, en representación de la familia de Eisenman. “Su familia se vio obligada a observar con horror los malos tratos y una muerte horrible”.

Carnival se opuso a los reclamos de la familia.

“Lamentamos mucho la pérdida de la familia Eisenman, pero el escenario que se alega en la demanda no es exacto”, dijo Carnival al Herald. “Nuestro equipo médico a bordo siguió todos los procedimientos apropiados para atender a un huésped que se enfermó gravemente, incluyendo el enlace con el hospital local que no estaba equipado para manejar su condición. El plan de tratamiento del Sr. Eisenman y mantenerlo en la embarcación fue formulado en consulta con su familia”.

En la demanda también se alegaba que, mientras el buque estaba atracado en las Islas Turcas y Caicos, Eisenman comenzó a vomitar y sintió dolor en el pecho y el brazo izquierdo. Un médico lo vio y dijo que había sufrido un “ataque cardiaco grave”, según el informe.

*****

A continuación:

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal.

TE RECOMENDAMOS