Ganó la lotería y abrió un restaurante que promueve la paz en Medio Oriente. ¡Ahora es un ídolo!

Por Isabel Valencia - La Gran Época
22 de Julio de 2019 Actualizado: 22 de Julio de 2019

Muchas personas han soñado con ganarse la lotería, ¿pero qué harías con unos cuantos millones de dólares? Quizás comprar casas, carros, ropa, joyas… Bueno, otras personas pensarían en donar el dinero a los necesitados, pero alguien más visionario decidió utilizar el dinero para promover la paz en el Medio Oriente. 

Jawdat Ibrahim, un empresario árabe-israelí que actualmente vive en un pequeño pueblo en Israel a 10 kilómetros aproximadamente de Jerusalén, vivía en Estados Unidos en 1992 cuando compró un billete de lotería que para su sorpresa resultó ser el ganador de US$ 23 millones, según un reportaje de la BBC.

Sabiendo qué quería hacer con el dinero, decidió volver a su pueblo natal y abrir un restaurante cerca de Jerusalén, al que le puso el mismo nombre de su pueblo: Abu Ghosh. Jawdat no solo quería abrir un restaurante, si no que quería hacer algo especial que funcionara como una especie de “Naciones Unidas” en miniatura, donde judíos, palestinos y personas de la comunidad árabe-israelí, pudieran comer en armonía.

“Amo a las personas, realmente las amo, y construí el restaurante para tener la oportunidad de unir a la gente”, señala Jawdat a la BBC. “Los árabes y los judíos nacimos aquí así, que tenemos que convivir. ¿Por qué no hacer que la vida sea linda? ¿Por qué tenemos que pelear? Creo que hay suficiente tierra para ambos”.

Los camareros sirven a los comensales vestidos con camisetas con el símbolo de la paz, y al restaurante lo adornan fotografías de personas ilustres que han comido allí: desde reyes, presidentes, hasta estrellas de pop. Su restaurante promovió el crecimiento de la zona, que ahora está repleta de turistas de todo el mundo. Y su local, especializado en humus, ya es mundialmente famoso.

Jawdat es de orígenes humildes, su padre murió cuando él tenía tan solo cuatro años de edad y su madre lo crió en una pequeña habitación en el sótano de una casa. Pero ahora es un hombre muy rico y es tan respetado que fue el primer árabe-israelí al que le permitieron comprar tierras en un Kibutz local.

Ahora muchos lo admiran por promover la paz en el medio oriente y hay personas que lo consideran un ídolo. Incluso en su restaurante se han presentado conversaciones informales de paz entre líderes israelíes y de la Autoridad Nacional Palestina.

Una preocupación entre las personas en Ramala, una ciudad palestina cercana al restaurante pero ubicada en Cisjordania, es el muro que separa a Cisjordania de Israel, pero Jawdat reconoce a BBC que no es mucho lo que pueda hacer al respecto, aunque está convencido que el muro podría derribarse cuando aumente la comprensión entre ambos pueblos de lado y lado de la barrera.

Y cuando la BBC le preguntó a Jawdat si haberse ganado la lotería le trajo la fortuna, la fama y la felicidad que él esperaba, él solo respondió con una gran sonrisa.

Mientras muchos quisieran ganarse la lotería para tener mucho dinero y fama, pensando que así lograrían la tan ansiada felicidad (efímera), los que son más conscientes de la vida, saben que la verdadera felicidad se obtiene es al ayudar a los demás.

Mira el restaurante a continuación:

Estos chicos usan sus habilidades de Kung Fu en su trabajo 😲

TE RECOMENDAMOS