Hombre que presenció disparo a Ashli Babbitt relata la tragedia

Por SAMUEL ALLEGRI
08 de Enero de 2021
Actualizado: 08 de Enero de 2021

Un hombre en un video ampliamente difundido del disparo que recibió la veterana de la Fuerza Aérea de EE.UU. Ashli Babbitt en el Capitolio, Thomas Baranyi, de 28 años de edad, relató lo sucedido.

Un reportero del medio asociado de la CBS, WKRG, lo entrevistó después de que irrumpiera en el Capitolio con los manifestantes y con Ashli Babbitt, la mujer que fue asesinada por un disparo de la policía.

El reportero le preguntó cómo se manchó de sangre la mano.

“Habíamos irrumpido en las cámaras del interior y había una joven que se precipitó hacia las ventanas”, respondió Baranyi. “Varios policías y el Servicio Secreto decían: ‘Atrás, abajo, fuera del camino’. Ella no atendió al aviso”.

Dijo que trató de hacerla retroceder cuando recibió un disparo mortal.

“Y mientras nos apresurábamos a agarrar a la gente y tirar de ellos, le dispararon en el cuello, y ella se cayó sobre mí y empezó a decir que estaba bien. Está bien. Y luego empezó a moverse de forma extraña y le salía sangre de la boca, el cuello y la nariz”, dijo Baranyi.

NJ Advance Media confirmó la identidad de Baranyi con tres mujeres que sirvieron con él en los Cuerpos de Paz en Albania justo el año pasado. La emisora también confirmó con el padre de Baranyi que el video ampliamente difundido era de su hijo.

El reportero le preguntó si necesitaba primeros auxilios, a lo cual se negó.

“No estoy herido. Podría haber sido yo, pero ella entró primero. Fue uno de nosotros”.

Un conmovido Baranyi le pidió al reportero que diera a conocer esta tragedia.

“Solo asegúrate de que la gente lo sepa, porque esto no puede seguir así. Esto está mal. No representan a nadie. Ni a republicanos, ni a demócratas, ni a independientes, a nadie. Y ahora ellos simplemente, matarán a la gente,” respondió Baranyi.

Cuando se le preguntó a quién se refería, Baranyi respondió: “La policía, los congresistas, no les importa. Piensan que somos un chiste. Los cheques de 2000 dólares eran una broma para ellos. Hay gente que nos graba y se ríe de nosotros mientras marchamos por la calle hacia el Departamento de Justicia. Hay un hombre en la ventana que se ríe de nosotros, nos está grabando. Y aquí era una broma para ellos hasta que entramos y de repente salieron las armas. Pero lo que quiero decir, estamos en un punto ahora, no se puede permitir que se mantenga en pie. Tenemos que hacer algo, la gente tiene que hacer algo, porque podría haber sido usted o sus hijos”.

Descubra

Primer documental en investigar las elecciones de 2020 — ¿Quién está robando a EE. UU.?

TE RECOMENDAMOS