Hong Kong: diputados prodemocracia en libertad bajo fianza mientras ciudad se sume en la violencia

Por Frank Fang
11 de Noviembre de 2019 Actualizado: 11 de Noviembre de 2019

En Hong Kong, siete legisladores a favor de la democracia han obtenido la libertad bajo fianza tras comparecer ante un tribunal local en la tarde del 11 de noviembre.

Los siete diputados —Eddie Chu, Au Nok-hin, Raymond Chan, Gary Fan, Kwok Ka-ki, Leung Yiu-chung y Lam Cheuk-ting— fueron acusados de violar el artículo 19 de la Ordenanza del Consejo Legislativo, que versa sobre el asalto y la obstrucción a los miembros del Consejo Legislativo de la ciudad (LegCo).

La policía presentó cargos contra los legisladores por un incidente del 11 de mayo, cuando varios parlamentarios se vieron involucrados en una refriega mientras debatían el proyecto de ley de extradición retirado, que desencadenó las protestas todavía en curso.

Los fiscales locales alegaron que los siete legisladores obstruyeron el 11 de mayo a tres miembros del partido pro-Pekín Alianza Democrática para la Mejora y el Progreso de Hong Kong (DAB), según los medios de comunicación locales.

Los siete comparecieron ante el Tribunal de Primera Instancia del Este el lunes, y cada uno quedó en libertad bajo fianza de 500 dólares de Hong Kong (unos 64 dólares). Está previsto que comparezcan de nuevo ante el tribunal el 13 de enero.

Tanya Chan, coordinadora del grupo pro-democracia del Consejo Legislativo, calificó la acción legal contra sus colegas legisladores de “persecución política”, en una conferencia de prensa fuera de la corte.

“En lugar de darnos una respuesta positiva con respecto a nuestras cinco demandas, nuestro gobierno presentó cargos contra nuestros legisladores que señalaron los problemas de esta ley malvada”, dijo Chan, según la emisora local RTHK.

Las protestas de Hong Kong, ahora en su sexto mes, han exigido que el gobierno de la ciudad, encabezado por la líder pro-Pekín Carrie Lam, cumpla con cinco demandas, entre las que se incluyen peticiones por el sufragio universal y por una investigación independiente sobre los casos de uso de la fuerza por parte de la policía durante las recientes manifestaciones.

Violencia

El lunes, Hong Kong quedó sumida en la violencia cuando los manifestantes y la policía se enfrentaron en varios distritos y numerosas universidades, así como en el distrito comercial y financiero de la zona central.

El enfrentamiento en Central estalló al mediodía, cuando la policía disparó gas lacrimógeno en un intento de dispersar a los manifestantes. Algunos de los manifestantes eran trabajadores locales que no llevaban una máscara facial, ya que usaban sus descansos para participar en la protesta.

Se podía escuchar a los manifestantes gritar “asesinos” a la policía. Un hombre anónimo le dijo a RTHK que la policía estaba actuando de forma desproporcionada ante la protesta en el distrito financiero, y que no veía ninguna razón por la que la policía tuviera que estar completamente equipada para dispersar a la gente.

El grito de “asesinos” fue debido al disparo a quemarropa que recibió un hombre de 21 años de edad en el barrio de Sai Wan Ho, en la mañana del 11 de noviembre.

Según el medio de comunicación de Hong Kong HK01, el hombre de 21 años, apellidado Chow, se graduó en la Escuela Inglesa Salesiana en Shau Kei Wan.

El legislador prodemocrático Raymond Chan, uno de los siete en libertad bajo fianza, publicó un mensaje en Facebook alrededor de las 4 p.m. hora local, diciendo que acababa de estar en contacto con el director de la escuela y que Chow era capaz de hablar.

Con anterioridad, los medios de comunicación de Hong Kong informaron que Chow se encontraba en estado crítico.

El tiroteo ha llamado la atención internacional. El representante estadounidense Jim McGovern (D-Mass.) se conectó a Twitter para decir: “La policía de Hong Kong está fuera de control y está aumentando el nivel de violencia contra personas desarmadas”.

McGovern también instó al líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), a presentar rápidamente esta semana al pleno del Senado la Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong.

La senadora Marsha Blackburn (R-Tenn.) escribió en Twitter: “Plaza de Tiananmen 2.0: esta no es una fuerza policial, es una brigada antidemocrática que suprime la libertad”.

La presidenta de la República de China (Taiwán), Tsai Ing-wen, al escribir en su página de Facebook, dijo que Pekín y Hong Kong no deberían responder a los hongkoneses con balas, sino con una promesa de democracia.

Tsai agregó que los disparos con munición real contra ciudadanos desarmados solo empeorarán los problemas existentes.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer

Descubre

¿Terminará Hong Kong como la Plaza de Tiananmen?

TE RECOMENDAMOS