Hospitales chinos descubren que pacientes dados de alta por coronavirus recaen tras recuperarse

Por Nicole Hao
06 de Marzo de 2020
Actualizado: 21 de Marzo de 2020

Los hospitales improvisados de la ciudad central china de Wuhan han dejado de dar de alta a los pacientes después de que uno de ellos muriera repentinamente de la enfermedad causada por el nuevo coronavirus (COVID-19) al ser dado de alta.

Instalados en más de una docena de estadios, gimnasios escolares y centros de exhibición en toda la ciudad —donde el brote surgió por primera vez en China— las autoridades de Wuhan han designado hospitales improvisados para tratar a los pacientes con síntomas leves o moderados. Algunos pacientes han reportado tratamiento médico limitado y condiciones antihigiénicas en tales instalaciones.

Mientras tanto, los hospitales de toda China han descubierto que algunas personas que se recuperaron del virus recaen posteriormente.

Song Tie, subdirector de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de la provincia de Guangdong, dijo en una conferencia de prensa del 25 de febrero que en la provincia del sur de China, el 14 por ciento de los pacientes con coronavirus que fueron dados de alta en los hospitales sufrieron una recaída posterior. Los pacientes recaídos pueden contagiar el virus a otros, agregó Song.

Muerte súbita

El caso de Li Liang dio la alarma.

Murió el 2 de marzo a la edad de 36 años. Vivía en el distrito Qiaokou de Wuhan.

La esposa de Li, Mei, compartió con los medios de comunicación locales el certificado de defunción de Li publicado por la comisión de salud de la ciudad. Su causa de muerte fue marcada como COVID-19, que causó “fallo respiratorio, bloqueo de las vías respiratorias y muerte súbita”.

Mei también explicó al medio de comunicación chino The Paper cómo se infectó Li.

Li recibió una tomografía computarizada el 4 de febrero, en la que su médico encontró que sus dos pulmones estaban inflamados y sospechó que estaba infectado con el nuevo coronavirus.

Después de ser diagnosticado con el virus por un kit de diagnóstico, Li fue admitido en el hospital improvisado de Hanyang el 12 de febrero. El 23 de febrero, otra tomografía computarizada mostró que la mayoría de sus pulmones estaban dañados por el virus.

Pero después de 13 días de tratamiento, su temperatura corporal se normalizó durante más de tres días y las pruebas de diagnóstico resultaron negativas para el virus durante dos días consecutivos. El hospital le dio de alta el 26 de febrero, según una nota del centro que Mei compartió con los medios de comunicación locales.

Después de su liberación, Li fue enviado a un centro de cuarentena en el Hotel Viena ubicado en Hanxi San Road en el distrito de Qiaokou. Según las nuevas regulaciones de las autoridades de Wuhan, todos los pacientes dados de alta deben ser colocados en centros de cuarentena para observación médica y aislamiento durante 14 días. Si se considera que se han recuperado completamente al final de los 14 días pueden recibir el alta.

Mei dijo que Li le dijo por teléfono que empezó a sentir sed y flatulencias estomacales a partir del 28 de febrero.

En la mañana del 2 de marzo, Li dijo que estaba muy débil y que no podía estar de pie. Afirmó que no tenía hambre, aunque no comió en todo el día. Mei estaba preocupada por Li, pero no se le permitió entrar en el centro de cuarentena.

Después de aproximadamente las 10 a.m., Mei llamó a Li de nuevo, y tuvo la oportunidad de hablar con un médico que trabajaba en el centro de cuarentena. El doctor le dijo a Mei que era posible que Li estuviera muy estresado.

Por la tarde, Li fue enviado a un hospital cercano y murió allí a las 5:08 p.m.

Iniciativas de los hospitales

El 5 de marzo, varios medios de comunicación chinos, entre ellos Jiemian, informaron que los hospitales improvisados de Wuhan habían dejado de dar de alta a los pacientes.

Jiemian citó a una persona a cargo del hospital provisional Guobo en el distrito de Hanyang, quien dijo que fue una decisión tomada por el nuevo centro de mando en Wuhan para combatir el brote.

El gerente de Guobo dijo que el personal médico dará de alta a los pacientes solo si cumplen con los siguientes cuatro criterios: su temperatura corporal ha sido normal durante siete días; dos kits de diagnóstico muestran resultados negativos; las tomografías computarizadas muestran que el estado de los pulmones ha mejorado; y los niveles de saturación de oxígeno en la sangre son del 95 por ciento o más.

The Paper también publicó un informe originalmente publicado por un sitio web del gobierno provincial de Fujian, Dongnan Net.

El informe citaba un aviso urgente emitido por el hospital improvisado de Jiang’an el 4 de marzo: “Recientemente, hay muchos pacientes con recaídas que luego fueron tratados de nuevo en los hospitales. Para reducir las recaídas y alcanzar el objetivo de ‘Cero Recaídas’, nuestro hospital ha decidido monitorear los anticuerpos del virus Ig-M e Ig-G para todos los pacientes que serán dados de alta”.

El hospital solo dará de alta a los pacientes con niveles negativos de Ig-M e Ig-G, según dijo una persona a cargo del hospital Jiang’an citada en dicho informe.

Los anticuerpos del virus Ig-M e Ig-G fueron mencionados por primera vez por Zhong Nanshan, el principal experto chino en virología, en una conferencia de prensa del 27 de febrero. Zhong dijo: “Un resultado positivo para el anticuerpo del virus Ig-M significa que el paciente fue infectado recientemente. Un resultado positivo para el anticuerpo del virus Ig-G significa que el paciente ha estado infectado durante más tiempo”.

Descubra

Régimen chino crea rumores de coronavirus para atacar a Shen Yun | Al descubierto

TE RECOMENDAMOS