Huawei y la creación del estado orwelliano de vigilancia en China

La compañía de telecomunicaciones desempeña un papel fundamental en el establecimiento de un totalitarismo de alta tecnología en todas las ciudades y provincias de China
Por La Gran Época
27 de Diciembre de 2018 Actualizado: 27 de Diciembre de 2018

Análisis

En 1949, año en el que China cayó en el comunismo, George Orwell publicó “1984”, una novela ambientada en un Estado policial totalitario dirigido por el Gran Hermano y vigilado por la omnipresente Policía del Pensamiento.

Casi 70 años después, el actual Partido Comunista Chino (PCCh) ha vuelto realidad gran parte de la pesadilla distópica de Orwell. Basándose en empresas de tecnología para vigilar al pueblo chino, el PCCh creó una Policía del Pensamiento de la vida real en la forma de un plan de digitalización urbana conocido como ‘China Skynet’ o ‘Ciudad Segura’.

Huawei –la emblemática empresa de telecomunicaciones china que recientemente ha estado en las noticias debido a la detención en Canadá de su directora financiera, Meng Wanzhou– ha desempeñado un papel importante en Skynet y en otros proyectos orwellianos ideados por el Partido Comunista para vigilar a los más de 1400 millones de chinos, suprimir a los opositores políticos y perseguir a las minorías.

La ‘Ciudad Segura’ donde la libertad personal no es segura

El programa Ciudad Segura, dirigido por el Ministerio de Seguridad Pública de China, implica un volumen masivo de vigilancia de la información y las comunicaciones, también conocido como el Proyecto Skynet. Esto forma parte del “mantenimiento de la estabilidad” del régimen chino, que es un eufemismo utilizado para referirse a la vigilancia y represión del pueblo chino.

En septiembre de 2017, “Gloriosa China” –un programa estatal de la Televisión Central China (CCTV)– describió cómo el PCCh construyó la red de vigilancia más grande del mundo, con más de 20 millones de cámaras en un sistema con inteligencia artificial (IA) interconectada y Big Data. Este año, más de 170 millones cámaras fueron desplegadas como parte del programa Ciudad Segura, y otras 400 millones de cámaras serán instaladas en los próximos tres años en las ciudades y zonas rurales de China.

La tecnología de reconocimiento facial que forma la columna vertebral de Skynet fue desarrollada por Huawei en estrecha colaboración con empresas más pequeñas como Yitu, SenseTime y Megvii.

En noviembre de 2017, el reportero de la BBC John Sudworth experimentó la eficiencia del Proyecto Skynet en Guiyang, en el sur de China. Fue atrapado por la policía local solo siete minutos después de que su foto fuera capturada por un teléfono móvil.

Un mes antes, Huawei y SenseTime lanzaron conjuntamente una solución integrada para un software de reconocimiento facial de alta capacidad. Qiu Long, entonces vicedirector de la línea de productos de tecnologías de la información (TI) de Huawei, dijo que “Ciudad Segura es el objetivo principal de la empresa Huawei” y que “los avanzados algoritmos y aplicaciones de SenseTime en el dominio de la inteligencia artificial fortalecieron las soluciones de análisis de vídeo de Huawei”.

Aunque se promueve como un medio para combatir la delincuencia, el sistema Skynet es habitualmente interpretado como una herramienta para espiar a los ciudadanos chinos comunes con el fin de mantenerlos bajo control.

Los críticos señalaron un caso de infanticidio en 2013 que la preponderancia del régimen en cuanto a cámaras de seguridad y la red de seguimiento asistida por Inteligencia Artificial no pudieron resolver. Tras la protesta pública, los medios de comunicación estatales cambiaron la explicación de Skynet, sustituyendo el objetivo de ‘combatir el crimen’ con simplemente ‘mantener la estabilidad social’.

Huawei y el Estado de vigilancia del régimen chino

Huawei tiene un papel central en el programa Ciudad Segura del PCCh y está profundamente involucrado tanto en el Proyecto Skynet como en ‘Blue Sky’, otro programa de vigilancia utilizado por el régimen comunista.

La rápida mejora de la tecnología de vigilancia ocupó un papel destacado en el seguimiento y la supresión de los derechos humanos por parte del Partido, desde la persecución a los practicantes de la disciplina espiritual Falun Dafa a la minoría musulmana uigur que vive en la provincia de Xinjiang, en el noroeste de China.

Según documentos de la Comisión de Asuntos Políticos y Legales (CAPL) del PCCh, la tarea principal del Proyecto Skynet es ayudar a la supresión de Falun Dafa.

Mientras tanto, el Libro Blanco de Ciudad Inteligente 2014 de Huawei dice que Ciudad Segura fue desarrollado a partir del Proyecto Escudo Dorado, un sistema de censura y rastreo en Internet lanzado por primera vez en 1998.

Falun Dafa, una disciplina de meditación tradicional china, provocó la ira del Partido a finales de la década de 1990, cuando el número de personas que lo practicaban había alcanzado las  decenas de millones. Por orden del entonces cabecilla del PCCh, Jiang Zemin, Falun Dafa se convirtió en el blanco de una campaña de persecución integral que continúa hasta el día de hoy.

El proyecto Escudo Dorado fue dirigido por el hijo mayor de Jiang Zemin, Jiang Mianheng, quien también es una figura poderosa en la industria de las telecomunicaciones en China. Con una estrecha participación de Huawei, el Proyecto Escudo Dorado se construyó en dos fases, la primera de 1999 a 2002 y la segunda de 2002 a 2004. En septiembre de 2002, Li Runsen, director de la Oficina del Proyectos Escudo Dorado, reconoció el papel de Huawei en la construcción del Escudo Dorado durante una visita al Instituto Huawei.

Durante la construcción del Escudo Dorado, muchos productos Huawei fueron adoptados para su uso práctico por todo el régimen chino. Por ejemplo, en diciembre de 2000 se adoptó el Refiner A8010 de Huawei para su uso en el servidor de la administración pública electrónica.

Tras la finalización del proyecto Escudo Dorado en 2005, tanto el CAPL como la Comisión de Gestión Integral de las autoridades de seguridad pública (policía china) propusieron planes de vigilancia ampliados. Esto llevó a la puesta en marcha de las iniciativas China Skynet y Ciudad Segura. A partir de ese año, comenzaron a formarse programas Ciudad Segura en 31 provincias, regiones autónomas y municipios de China.

Según el Libro Blanco de Huawei de 2014, la empresa se jactó de su papel en la vigilancia del Partido, señalando que era el proveedor número uno de servicios y equipos de red de China y, como tal, estaba bien posicionada para ofrecer soluciones integradas para el programa Ciudad Segura. El Libro Blanco enumeraba ejemplos de la participación de Huawei en los proyectos de Ciudad Segura en ciudades como Hefei, Tianjin y Changsha.

Huawei utiliza su dominio en el mercado de la IoT (Internet de las cosas) para facilitar una mayor penetración de la vigilancia del régimen en la vida cotidiana, utilizando la computación en la nube y el comando y control integrados para la gestión de contenidos de vídeo (VCM por sus siglas en inglés).

El episodio en el cual el reportero de la BBC en Guiyang fue rastreado por el programa Skynet de esa ciudad contó con la tecnología de OceanStor, que a su vez fue proporcionada por Huawei.

En el distrito de Longgang, Shenzhen, en el sur de China, el buró local de seguridad pública estableció un Centro de Datos en la Nube. La plataforma de Big Data de Huawei proporciona diariamente almacenamiento y análisis en tiempo real de cientos de millones de datos y más de 4 TB de imágenes de matrículas de autos, rostros y otros tipos de información.

Mientras que Skynet cubre principalmente las zonas urbanas chinas, el campo está vigilado por un proyecto hermano llamado Blue Sky.

Como una extensión de Skynet, Blue Sky se desarrolló en nombre de un “campo seguro y protegido”, con vigilancia por video en tiempo real de todas las personas que tuvieran un televisor o teléfono móvil.

En 2016, se iniciaron versiones piloto de Blue Sky en las provincias de Shandong y Sichuan, con una población total de casi 200 millones de personas. Al año siguiente, estos proyectos habían llegado a 29 provincias y ciudades.

En una reunión de trabajo de construcción celebrada en junio, Chen Yixin, secretario del CAPL central, dijo que el proyecto Blue Sky lograría su objetivo de “cobertura global, distribución en toda la red, disponibilidad a tiempo completo y control total” para 2020.

En 2016 Huawei brindó la tecnología VCM para la construcción de la primera ciudad demo de Blue Sky en Wuxi, al este de China.

Huawei y la transformación de Xinjiang

La mano dura del PCCh en Xinjiang se intensificó en los últimos años. La detención indiscriminada de más de un millón de musulmanes uigures y la profusión de cámaras de vigilancia, así como una presencia policial militarizada, convirtieron a la región autónoma en un auténtico campo de concentración.

Al igual que con la vigilancia en el resto del país, Huawei contribuyó de modo significativo a la creación de condiciones aún más duras en Xinjiang. En agosto de 2016, Huawei informó sobre su cooperación estratégica con las autoridades provinciales del régimen. Su sistema de computación en la nube ha sido utilizado por la policía en la ciudad de Karamay desde 2011.

En el informe sobre la Infraestructura Nacional de Información de China de 2014, se señaló que el router ATN950A de Huawei fue elegido por Telecom de Xinjiang para facilitar el sistema local de vigilancia de Ciudad Segura. La serie ATN950A se implementó con éxito para construir la red de vigilancia que cubre las principales carreteras y zonas comerciales y residenciales.

En mayo de este año, el Departamento de Seguridad Pública de Xinjiang y Huawei firmaron un acuerdo de cooperación estratégica para un “Xinjiang pacífico e inteligente”. Fan Lixin, subdirector del departamento, dijo que Huawei había brindado apoyo técnico confiable a las autoridades de la región autónoma.

***

¿Sabías?

Desde el 20 de julio de 1999 el comunismo chino lucha por eliminar 100 millones de personas

TE RECOMENDAMOS