Imágenes de la NASA muestran descenso de la polución sobre China en medio del brote de coronavirus

Por Katabella Roberts
01 de Marzo de 2020
Actualizado: 01 de Marzo de 2020

Imágenes satelitales publicadas por la NASA y por la Agencia Espacial Europea (ESA) muestran una caída dramática en los niveles de contaminación del aire en China, luego del brote del nuevo coronavirus que forzó el cierre de la industria y el transporte.

Las imágenes, tomadas por los satélites de monitoreo de contaminación, comparan la calidad del aire entre el 1 y el 20 de enero con la calidad del aire entre el 10 y el 25 de febrero, y muestran una disminución significativa en el dióxido de nitrógeno (NO2), un gas tóxico que llega al aire por la quema de combustible en vehículos, centrales eléctricas y fábricas.

Según los científicos de la NASA, la reducción de la contaminación por NO2 fue evidente por primera vez cerca de Wuhan, que antes del 23 de enero había cerrado el transporte de entraba y salida a la ciudad, así como las empresas locales, para reducir la propagación de la enfermedad.

La NASA dijo que hay evidencia de que el cambio en la contaminación del aire está “al menos en parte relacionado con la desaceleración económica después del brote de coronavirus”.

“Esta es la primera vez que veo una caída tan dramática, en un área tan amplia, para un evento específico”, dijo el científico investigador Dr. Fei Liu.

Sin embargo, los científicos notaron que la reducción en la emisión del gas tóxico también se extendió por el resto de China, coincidiendo con las celebraciones en enero del Año Nuevo Lunar, durante las cuales empresas y las fábricas suelen cerrar desde la última semana del mes.

Observaciones anteriores encontraron que la contaminación del aire generalmente disminuye en este período, antes de aumentar nuevamente, después de que terminan las celebraciones.

Pero si bien el Año Nuevo Lunar puede haber jugado un papel en la disminución reciente, los investigadores creen que es algo más que un efecto de vacaciones o una variación relacionada con el clima.

“En un análisis preliminar, los investigadores de la NASA compararon los valores de NO2 detectados por el OMI en 2020 con las cantidades promedio detectadas en esta época del año entre 2005 y 2019. En 2020, los valores de NO2 en el este y centro de China fueron significativamente más bajos (de 10 a 30 por ciento más bajos) de lo que normalmente se observa para este período de tiempo”, dijeron.

Además, los investigadores no han visto un repunte en el NO2 después de las vacaciones y señalaron que, en 2020, la tasa de reducción es “más significativa que en años anteriores y ha durado más”.

Imágenes satelitales de Wuhan, China, tomadas en enero y febrero de 2019 (arriba) y 2020 que muestran la ausencia del rebote habitual en dióxido de nitrógeno después del Año Nuevo chino. (NASA)

Esta no es la primera vez que los investigadores notan una disminución de la contaminación del aire en China. Señalaron una reducción significativa alrededor de Beijing, durante los Juegos Olímpicos de 2008, ya que las autoridades cerraron fábricas y limitaron el tráfico de automóviles para eliminar el smog de los juegos. Sin embargo, el efecto se limitó principalmente a la ciudad y a sus alrededores. Los niveles de contaminación aumentaron nuevamente después de que los juegos terminaron.

A partir de primero de marzo se han reportado 79.827 casos del virus y 2.870 muertes en China, pero expertos y relatos de testigos presenciales han indicado que el verdadero número de casos y muertes en ese país es mucho mayor de lo que se informó oficialmente.

Mire a continuación

Calma para el alma: la quietud de la madrugada de pie bajo las estrellas

TE RECOMENDAMOS