Impago de Evergrande podría hacer tambalear toda la economía china

Por Antonio Graceffo
16 de Septiembre de 2021
Actualizado: 16 de Septiembre de 2021

Análisis

La deuda pública de China ya representa el 270 por ciento de su PIB y los préstamos en mora han alcanzado los USD 466,900 millones. Además de los desafíos económicos existentes, el gigante inmobiliario Evergrande Group ha señalado que puede incumplir los pagos adeudados a sus acreedores.

El segundo mayor promotor inmobiliario de China enfrenta actualmente una crisis de liquidez, ya que se suspendió su negociación de bonos. Sin acceso a la financiación, Evergrande no podrá pagarles a sus proveedores, finalizar proyectos o aumentar los ingresos, lo que aumentará la probabilidad de incumplimiento, una eventualidad que podría generar repercusiones en toda la economía china.

Evergrande obtuvo USD 110,000 millones en ventas el año pasado y tiene USD 355,000 millones en activos. En junio, no pagó algunos papeles comerciales y el gobierno congeló una de sus cuentas bancarias de 20 millones de dólares. La compañía ahora debe un pasivo total de USD 305,000 millones, lo que la convierte en la promotora inmobiliaria más endeudada del mundo. También es el mayor emisor de bonos basura en dólares de Asia. Evergrande debe dinero a 128 bancos y a más de 121 instituciones no bancarias. En consecuencia, el precio de las acciones de la empresa ha caído un 90 por ciento durante los últimos 14 meses, mientras que sus bonos se cotizan entre un 60 y un 70 por ciento por debajo de la media.

Evergrande representa el 4 por ciento del total de la deuda inmobiliaria china de alto rendimiento. La deuda de la empresa es de un tamaño tan significativo que puede representar un riesgo sistémico para el sistema bancario de China. Los pagos atrasados o en mora de Evergrande podrían provocar una reacción en cadena de incumplimientos en todas las instituciones. Una venta masiva de Evergrande podría hacer bajar los precios, colapsando a los desarrolladores que tienen una cantidad excesiva de apalancamientos financieros. A las autoridades les preocupa que esto amenace con desestabilizar todo el sector inmobiliario, que comprende alrededor del 30 por ciento de la economía china.

Además, Evergrande tiene implicaciones para el mercado laboral. La empresa emplea a 200,000 personas de forma habitual y 3,8 millones por proyectos anualmente. Después de 18 meses de bloqueos esporádicos de COVID-19, China necesita más, no menos, puestos de trabajo.

La gente se reúne fuera de la sede de Evergrande en Shenzhen, sureste de China, el 14 de septiembre de 2021. (Noel Celis/AFP vía Getty Images)

Se prevé que Evergrande no pueda cumplir con los pagos de capital e intereses que vencen la próxima semana.

El Banco Popular de China y la Comisión Reguladora de Bancos y Seguros de China advirtieron a los ejecutivos de Evergrande que reduzcan sus riesgos de deuda. Beijing dio instrucciones a las autoridades de la provincia de Guangdong para que se coordinaran con los compradores potenciales de los activos de Evergrande. Mientras tanto, los reguladores aprobaron una propuesta para permitir que Evergrande renegocie los plazos de pago, lo que le permitiría un respiro temporal.

Evergrande no es el único problema en el mercado de deuda de China. A mediados de año, los incumplimientos chinos en territorio nacional y en el extranjero ya totalizaban más de USD 25,000 millones, que es casi la misma cantidad que durante todo el año anterior. Las firmas inmobiliarias representaron alrededor del 30 por ciento de estos incumplimientos. Algunos de los principales culpables fueron China Fortune Land Development y Sichuan Languang Development. Además, los sectores del transporte, el turismo y el comercio minorista se han visto particularmente afectados por los bloqueos pandémicos, lo que ha aumentado los incumplimientos en esos sectores. Algunas empresas vinculadas al estado también han sufrido incumplimientos, como Yongcheng Coal & Electricity Holding Group y Tsinghua Unigroup. Además, China Huarong Asset Management, una empresa de propiedad estatal mayoritaria, no publicó sus resultados de 2020 a tiempo. Entre la empresa principal y sus subsidiarias, Huarong tenía una deuda pendiente de USD 39,000 millones y finalmente registró una pérdida de 15,900 millones de dólares para el 2020.

Durante los últimos años, la relación entre la deuda empresarial y el PIB de China ha aumentado de manera constante. En 2017, alcanzó un récord del 160 por ciento, frente al 101 por ciento 10 años antes. El líder chino Xi Jinping ha convertido en una prioridad controlar la deuda, particularmente los 10 billones de dólares en el sector bancario en la sombra de China. Los vehículos de financiación de los gobiernos locales (LGFV) han incumplido muchos préstamos fiduciarios en el sistema bancario en la sombra. En lo que va de año los LGFV han incumplido con el pago de USD 915 millones. Esta supuesta deuda oculta de los gobiernos locales se ha vuelto tan omnipresente que Beijing la ha catalogado como un problema de seguridad nacional.

La confianza de los inversores se ha visto sacudida, ya que tanto las empresas privadas como las vinculadas al estado, que alguna vez se consideraron inversiones seguras, han incumplido sus obligaciones. El peligro es que los inversores, por temor al contagio, puedan entrar en pánico y comenzar a vender tanto la deuda buena como la mala, haciendo colapsar el mercado.

Un colapso total de Evergrande podría causar una agitación económica generalizada e, incluso, disturbios civiles. El futuro de Evergrande y la economía china depende de si las autoridades centrales permitirán o no que Evergrande entre en default, dejando a sus acreedores en el abismo, o si el Partido Comunista Chino (PCCh) intervendrá para mantener la estabilidad.

Antonio Graceffo, Ph.D., ha pasado más de 20 años en Asia. Se graduó de la Universidad de Deportes de Shanghai y tiene un MBA en China de la Universidad Jiaotong de Shanghai. Antonio trabaja como profesor de economía y analista económico de China, escribiendo para varios medios internacionales. Algunos de sus libros sobre China incluyen “Más allá de la Franja y la Ruta: Expansión económica global de China” y “Un curso corto sobre la economía china”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS