Impondrán en Chipre el sistema de pasaportes de vacunas “Coronapass”

Por Samuel Allegri
08 de Mayo de 2021 7:35 PM Actualizado: 08 de Mayo de 2021 7:36 PM

El gobierno de Chipre anunció una nueva y controvertida medida que reabrirá los negocios y devolverá algunas libertades a los ciudadanos de la nación insular mediante la introducción de un sistema de “Coronapass”.

El gabinete del país europeo decidió el miércoles que la mayoría de los negocios podrán reabrir con el pase. Los residentes, al mostrar su “Coronapass”, estarán autorizados a entrar en restaurantes, iglesias, juegos deportivos, gimnasios, tiendas y otros lugares a partir del lunes, pero se mantendrá el toque de queda nocturno, reportó CyprusMail.

El “Coronapass” indica la prueba de un test negativo de 72 horas para el COVID-19, la vacunación realizada tres semanas antes, o haber sido infectado con el virus en los últimos seis meses.

“Los confinamientos no son la solución; no podemos mantener la economía y la sociedad cerradas durante demasiado tiempo”, dijo el ministro de Sanidad, Constantinos Ioannou, según reportó FinancialMirror.

“Tenemos que cooperar, aprender a vivir en una nueva realidad, seguir las medidas y mantener la seguridad. De lo contrario, tendremos constantemente los mismos problemas”.

Las esteticistas y estilistas no necesitarán el pase para operar, y las reuniones en zonas públicas como parques y playas estarán permitidas siempre que el número sea inferior a 10, independientemente de la edad.

El “Coronapass” se exigirá en lugares religiosos, cenas, bodas y otras recepciones al aire libre con un límite de 200 asistentes a partir del 17 de mayo, y el 1 de junio se permitirán eventos en el interior siempre que la gente muestre su pase.

Los negocios privados pueden funcionar con el 30% de sus empleados, y el 50% el 17 de mayo, si tienen el pase.

Los teatros y cines podrán funcionar con un máximo de 50 personas hasta el 17 de mayo, después de lo cual se permitirá el 30 por ciento de su capacidad en el interior, con la misma condición.

El anterior toque de queda de 9 de la noche a 5 de la mañana se impuso debido a un brote del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), según The Mayor.

Con la nueva normativa, el toque de queda será de 11 p.m. a 5 a.m., quedando exentas las urgencias médicas y los trabajadores que puedan presentar un formulario de “Confirmación de Movimiento de Empleados”.

Los residentes en Chipre han experimentado algunas de las medidas de cierre más draconianas. Anteriormente, solo se les permitía salir de sus casas una vez al día tras enviar un mensaje de texto, a menos que fueran a visitar un centro de vacunación. Tras la implantación del sistema “Coronapass”, no necesitarán enviar un SMS para salir.

El gobierno de Chipre está a punto de conseguir que el 60% de la población esté vacunada para finales de junio.

Los ciudadanos no pueden obtener un “Coronapass” mediante pruebas de anticuerpos o kits de autodiagnóstico. Ioannou declaró que la única forma de inscribirse es que lo confirme un funcionario sanitario del gobierno o una farmacia autorizada, reportó Knews.

Las nuevas restricciones están siendo condenadas por su inconstitucionalidad y por cuestiones de datos privados.

El Cyprus Bar Association, que agrupa a más de 2700 abogados, calificó la idea de inconstitucional.

El comisario de datos personales de la asociación pidió que se le informara rigurosamente sobre el desarrollo de la medida, según In-Cyprus.

El presidente de la Agrupación Democrática, Averof Neophytou, el partido gobernante en Chipre, transmitió su desaprobación a la medida, diciendo que había que respetar el principio de proporcionalidad.

Ioannou comentó: “dejemos que los tribunales decidan si el CoronPass es inconstitucional o no”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.