Incautan USD 5 millones de oro de Venezuela en el Reino Unido por lavado de dinero y narcotráfico

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
22 de Julio de 2019 Actualizado: 22 de Julio de 2019

La Agencia Nacional contra el Crimen del Reino Unido (NCA) informó el 20 de julio que incautó en el aeropuerto de Heathrow una carga proveniente de Venezuela por un valor aproximado de 4 millones de libras esterlinas (5 millones de dólares).

La carga estaba siendo transportada desde las Islas Caimán a Suiza, y anteriormente había sido enviada a las Islas Caimán en un avión privado que había llegado de Venezuela.

La NCA dijo que los oficiales de la Fuerza Fronteriza detuvieron el envío el 1 de junio,. Ahora la carga fue incautada después de una audiencia de los Magistrados de Uxbridge en Londres, en virtud de la Ley de Actas del Crimen.

El hecho está incluido en una investigación internacional sobre un presunto cárcel de drogas sudamericano que operaría en Venezuela,e Islas Caimán en contacto con los carteles de droga extranjeros, con la idea de financiar las actividades delictivas.

La Agencia Nacional contra el Crimen (NCA) del Reino Unido incautó en el aeropuerto de Heathrow una carga proveniente de Venezuela por un valor aproximado de 4 millones de libras esterlinas (5 millones de dólares). Imagen del NCA 20 de julio de 2019)

“Creemos que este envío estaba vinculado a los carteles de la droga que operan fuera de América del Sur. Trabajando con socios en el extranjero y en el Reino Unido pudimos identificarlos rápidamente y detener el movimiento hacia adelante”, dijo el comandante Steve McIntyre, de la rama de NCA en Heathrow.

Oro para financiar actívidades criminales

El oro ahora es parte de una investigación de lavado de dinero que está a cargo de las autoridades de Caimán, con la asistencia de la NCA, informó la NCA.

“El modelo de negocios de muchos grupos del crimen organizado se basa en la capacidad de mover dinero a través de las fronteras, para financiar una mayor inversión en actividades delictivas”, dijo McIntyre.

“Si podemos evitar que no solo cause una interrupción a la red criminal involucrada y evite que se beneficien del crimen, también detiene esa reinversión”, añadió el comandante.

Según Nick Jariwalla, director de la Fuerza Fronteriza de Heathrow, haber tomado grandes cantidades de dinero u oro y sacarlo fuera del control de las redes criminales “los golpea donde más lo sienten, en el bolsillo”.

“Esta fue una incautación sustancial y demuestra la eficacia con la que la Fuerza Fronteriza trabaja con socios de la ley, tanto en el país como en el extranjero, para combatir el crimen organizado”, añadió Jariwalla.

“Las barras y las piezas de oro, que en conjunto pesan alrededor de 104 kilos, han sido incautadas en virtud de la Ley de Actas del Crimen, luego de una audiencia en los Magistrados de Uxbridge en Londres”, concluyó la NCA.

Tráfico del oro

El oro constituye la mayor parte de las reservas de Venezuela y el tráfico ilegal de oro tienen un lucrativo negocio en el país.

El régimen de Nicolás Maduro recurrió al oro de sus reservas para obtener efectivo en medio de una falta de liquidez debido a la caída sostenida de los ingresos petroleros desde 2015, su principal fuente de divisas. 

Desde noviembre de 2018, EE. UU. anunció sanciones a aquellos ciudadanos y empresas estadounidenses que hagan “transacciones fraudulentas y corruptas” con oro venezolano y el régimen busca eludir las sanciones.

En abril la Oficina de Control de Activos Extranjeros de la Tesorería de los Estados Unidos incluyó al Banco Central de Venezuela en su lista de entidades sancionadas e incluyó  1,2 millones de dólares del metal precioso con el Banco de Inglaterra, que no pueden ser extraídos por el régimen de Maduro.

Sin embargo antes de junio, en menos de 5 meses Maduro se vio envuelto en 3 operaciones que redujeron las reservas de oro de esa nación. De esa manera en mayo en dos semanas el régimen de Nicolás Maduro vendió cerca de 570 millones de dólares en oro de las reservas del Banco Central de Venezuela (BCV), evadiendo las sanciones.

Aunque el origen del oro venezolano incautado hasta el momento se desconoce, el equipo del proyecto SOS Orinoco, denuncia actividades ilegales en las regiones de Amazonia y Orinoquia de Venezuela, entre ellas la extracción “legal e ilegal de oro” de parte del “narcoestado chavista”. Esta actividad nació en los últimos 20 años con el afán de búsqueda de nuevas fuentes de dinero para sus actividades.

“Tanto Chávez como Maduro estaban ansiosos por encontrar nuevas fuentes de dinero”, denuncia SOS Orinoco, buscando crear conciencia de que esta extracción sin ningún control ni metodología adecuados, está contaminando los ríos debido al uso de cianuro y mercurio, la sedimentación, la destrucción de las cabeceras de los ríos importantes, el “lodo rojo”, entre otros problemas.

Desmantelamiento del control estatal

El último programa chavista “ el plan Arco Minero anunciado el 24 de febrero de 2016 para explotar las vastas reservas de oro, diamantes, coltán y otras reservas minerales han dado resultados catastróficos tanto para la región, su gente, el medio ambiente y probablemente tendrán efectos trágicos, si no irreversibles, en Venezuela y más allá”, señala el informe de SOS Orinoco.

“Desde el anuncio del decreto del Arco Minero, la región ha visto un aumento en el conflicto entre la Guardia Nacional, el ejército, los insurgentes colombianos, las pandillas y los pequeños mineros ilegales”, añade.

“Parece que el régimen de Maduro ha perdido la soberanía, deliberada y criminalmente, de sus territorios, y permite y participa en todo tipo de abusos ambientales y de derechos humanos, los cuales están destruyendo no sólo un tesoro nacional que pertenece a los venezolanos, sino también a la humanidad”.

SOS Orinoco además denuncia que con este propósito ilegal “las empresas estatales que controlaban la minería en la región han sido desmanteladas y reemplazadas por una empresa controlada por el ejército venezolano, empresas extranjeras como el grupo chino, así como grupos insurgentes colombianos y mineros ilegales”, añadió.

El problema es que “la tala de bosques con fines mineros, la quema incontrolada de bosques que ha dado lugar a la desertificación y está afectando a las lluvias en la región”.

Como resultado de buscar fuentes de dinero se está derivando en “la contaminación, la minería ilegal y la destrucción potencial del Sitio de Patrimonio Mundial de la UNESCO Parque Nacional Canaima así como de otros parques nacionales”,advierte SOS Orinoco.

***

A continuación

Cómo el comunismo busca destruir la humanidad

[/epoch_video

TE RECOMENDAMOS