Indicador de inflación favorito de la Reserva Federal cae en noviembre y los precios continúan bajando

Por Andrew Moran
22 de Diciembre de 2023 2:11 PM Actualizado: 22 de Diciembre de 2023 4:36 PM

El indicador de inflación preferido de la Reserva Federal de Estados Unidos se desaceleró a un ritmo mejor de lo esperado en noviembre, a medida que las presiones sobre los precios seguían disminuyendo de cara a 2024.

El mes pasado, el índice anual de precios del gasto en consumo personal (PCE) se redujo hasta el 2.6%, frente al 2.9% de octubre, la lectura más baja desde febrero de 2021. También se situó por debajo de la estimación de consenso del 2.8%.

El PCE también cayó un 0.1% sobre una base intermensual por primera vez desde abril de 2020, según la Oficina de Análisis Económico (BEA).

El PCE subyacente, que excluye los componentes volátiles de la energía y los alimentos, se desaceleró al 3.2% interanual en noviembre, frente al 3.4% del mes anterior. El IPC subyacente se situó justo por debajo de las expectativas de los economistas del 3.3%. Este además subió solo un 0.1% mensual.

El presidente Joe Biden calificó las cifras de un “hito significativo” para la economía estadounidense.

“Hace un año, la mayoría de los analistas pronosticaban que se necesitaría un repunte del desempleo y una desaceleración para bajar la inflación. Yo nunca lo creí. Nunca renuncié al trabajo duro, la valentía y la resistencia de millones de estadounidenses”, dijo el presidente Biden en una declaración. “Pero no nos equivoquemos: aunque mi plan económico nos está volviendo a encarrilar, nuestro trabajo está lejos de haber terminado. Los precios siguen siendo demasiado altos para demasiados estadounidenses, y sé la tensión que eso puede suponer para las familias trabajadoras”.

Los inversionistas se mostraron algo más moderados de cara a las Navidades, ya que los principales índices de referencia se mantuvieron prácticamente planos. El mercado del Tesoro estadounidense cerró la semana con un comportamiento mixto, con la rentabilidad de referencia a 10 años en torno al 3.9%. El índice del dólar estadounidense (DXY), que mide la cotización del billete verde frente a una cesta de divisas, siguió cayendo el 22 de diciembre y se situó por debajo de 101.50.

“Los débiles datos de inflación habrían provocado un enorme repunte en el mercado de bonos hace dos meses”, dijo Bryce Doty, gestor de carteras y vicepresidente de Sit Investment Associates, en una nota compartida con The Epoch Times. “La apagada respuesta de hoy debe deberse a que muchos se han retirado para disfrutar de un largo fin de semana navideño o, lo que es más probable, a que los inversores en bonos ya han ampliado las duraciones de las carteras, de modo que no quedan muchos para comprar (es decir, todos están ya en un mismo lado del barco)”.

Una feliz Navidad para la Reserva Federal

Los funcionarios del banco central podrían volverse más moderados a medida que el PCE básico de seis meses aumenta a un ritmo anualizado del 1.9%, lo que sugeriría que las autoridades monetarias podrían alcanzar pronto su objetivo del 2%.

“Si a esto le sumamos la fuerte desaceleración de la inflación de los alquileres que aún está en proceso, es difícil ver alguna razón creíble por la que la tasa de inflación anual no regrese también al objetivo del 2% en los próximos meses”, escribió Andrew Hunter, economista de Capital Economics, en una nota.

La Reserva Federal elige el PCE como indicador de inflación más confiable porque se concentra en lo que los consumidores gastan en bienes y servicios. El índice de precios al consumidor (IPC) mide lo que cuestan los bienes y servicios en el mercado. Además, los funcionarios dedican más atención al PCE básico debido a las fluctuaciones volátiles de los productos energéticos y alimentarios que están fuera de su control.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, y el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) se han mostrado satisfechos con los avances en la lucha contra la inflación de la institución. Han dejado las tasas de interés sin cambios en un rango de 5.25% y 5.5% desde julio. Según el Resumen de Proyecciones Económicas (SEP), la Reserva Federal espera apretar el gatillo de tres recortes de tasas el próximo año, reduciendo la tasa media de política al 4.6%.

A pesar de la inclinación moderada en la reunión de política del FOMC de diciembre, los funcionarios han expresado su preocupación por la reacción ultraalcista del mercado a la conferencia de prensa de Powell. Muchos dijeron que es demasiado prematuro considerar la idea de recortar las tasas de interés.

El presidente de la Reserva Federal de Nueva York, John Williams, dijo recientemente a CNBC que el banco central “realmente no está pensando” en cuándo recortar las tasas. El jefe de la Reserva Federal de Atlanta, Raphael Bostic, prevé solo dos recortes de tasas el próximo año. El jefe de la Reserva Federal de Filadelfia, Patrick Harker, reveló que sus colegas no planean bajar las tasas pronto.

Si bien los funcionarios de la Reserva Federal parecen estar adoptando un enfoque cauteloso respecto de la política monetaria en medio de riesgos inflacionarios, los consumidores repentinamente han adquirido confianza en la economía y la inflación.

El índice de sentimiento del consumidor de la Universidad de Michigan avanzó a 69.7 en diciembre, frente a 61.3 en noviembre. Las mediciones de las condiciones actuales y las expectativas también se dispararon este mes.

Las expectativas de inflación a un año se desplomaron del 4.5% al 3.1%, y las proyecciones de inflación a cinco años cayeron del 3.2% al 2.9%.

Más datos económicos antes de Navidad

La BEA publicó cifras adicionales que ponen de relieve el estado del consumidor.

Los ingresos personales aumentaron un 0.4% en noviembre, frente al 0.3% actualizado al alza del mes anterior, superando las previsiones del mercado.

El gasto personal aumentó un 0.2%, frente al 0.1% actualizado a la baja en octubre. Esto no alcanzó la estimación de consenso del 0.3%.

La tasa de ahorro personal aumentó por segundo mes consecutivo, alcanzando el 4.1% el mes pasado.

Las cifras recientes podrían sugerir que la demanda de los consumidores se está debilitando, y la temporada de compras navideñas podría ser “el último hurra para los consumidores antes de controlar el gasto”, añadió Doty.

Mientras tanto, los pedidos de bienes duraderos aumentaron un 5.4% en noviembre, revirtiendo la caída ajustada del 5.1% en octubre.

Las ventas de viviendas nuevas se desplomaron un 12.2% en noviembre, totalizando 590,000 unidades. Esto es significativamente menor que la caída del 4% del mes anterior, que fue actualizada desde la baja de menos 5.6% observada en octubre.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas
noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.