Indignación por exportación de elefantes bebés de Zimbabwe a China

Por Andrew Mambondiyani - La Gran Época
23 de Febrero de 2019 Actualizado: 23 de Febrero de 2019

MUTARE, Zimbabwe – Planes del gobierno de Zimbabwe para exportar hasta 35 elefantes bebés a China provocaron gran indignación entre los conservacionistas de vida silvestre que dicen que no se siguieron los procedimientos adecuados.

También suscita preocupación por el importante papel de China en el comercio mundial de especies en peligro de extinción.

Las investigaciones realizadas por activistas de protección de vida silvestre revelan que los bebés elefantes, algunos de tan solo dos años de edad, fueron separados de sus madres y están siendo mantenidos en corrales en el Parque Nacional Hwange de Zimbabwe, mientras se ultiman los preparativos para enviarlos a China, donde serán alojados en zoológicos.

El plan de exportación ha sido rotundamente condenado por los conservacionistas de vida silvestre locales e internacionales, quienes dicen que la remoción de los elefantes jóvenes de la manada es altamente perjudicial, no solo para los elefantes jóvenes sino para toda la manada.

Según Sharon Hoole, una activista por los derechos de los animales de Zimbabwe del grupo Bring Back Our Rhinos con sede en Reino Unido, la Ley de Vida Silvestre estipula que se deben seguir ciertos criterios antes de que se pueda vender la vida silvestre, y el gobierno no se ha adherido a ellos.

“Se supone que hay una consulta pública a las partes interesadas, una consulta parlamentaria. … Incluso durante la captura se tienen que cumplir unos criterios en los que deben participar representantes de los ciudadanos, las partes interesadas y los servicios de bienestar animal”, dijo Hoole en una entrevista.

“Esta captura y exportación de los elefantes bebés es ilegal porque no se han cumplido estos criterios, pero no les importa porque saben que nadie hará nada. Así que tenemos que hacer algo”.

Bebés elefantes ocultos fotografiados recientemente en un corral en el Parque Nacional Hwange en Zimbabwe (Andrew Mambondiyani para The Epoch Times)

El experto en vida silvestre Mike Hitschmann, que dirige la Reserva Natural Cecil Kop, dijo que una de las mayores preocupaciones es que China tiene uno de los peores antecedentes del mundo cuando se trata del comercio ilegal de especies de vida silvestre en peligro.

Según el Centro Wilson con sede en Estados Unidos, los expertos dicen que la demanda china de productos de vida silvestre está impulsando el comercio mundial de especies en peligro de extinción. Los expertos dijeron que muchos animales salvajes, en particular tigres, osos y rinocerontes, son criados en masa en China y tratados de manera inhumana. Los tigres son criados para la producción de artículos de lujo como vino de hueso de tigre y alfombras de piel de tigre, y los osos son “ordeñados” por su bilis para su uso en la medicina tradicional china.

Hitschmann dijo que la relación de China con África es otra parte del problema, es una de neocolonialismo flagrante, que florece en países que tienen gobiernos cuestionables y dan ventaja a Beijing.

“Zimbabwe no es una excepción y básicamente lo que los chinos quieren o necesitan… ahora lo pueden conseguir, ya sean nuestros recursos minerales o nuestros recursos naturales en forma de vida silvestre”, dijo.

“Con el advenimiento del nuevo gobierno del presidente Emmerson Mnangagwa, no hubo ninguna mejora. De hecho, parece que la situación está empeorando”.

Hitschmann dijo que desde el momento en que la presencia china comenzó a aumentar en Zimbabwe, la mayoría de las especies de reptiles del país, por ejemplo las tortugas, y otras especies como los rinocerontes, se vieron afectadas negativamente. Ahora son elefantes y le preocupa que las poblaciones disminuyan.

Tinashe Farawo, portavoz de la Autoridad de Manejo de Parques y Vida Silvestre de Zimbabwe, negó que el gobierno esté capturando elefantes bebés para exportarlos a China.

“Somos conocidos por ser líderes en la conservación de la vida silvestre y no podemos capturar crías de elefante para exportar”, dijo. “Solo podemos capturar subadultos, es decir, si queremos capturar cualquier elefante [para exportarlo]. Solo capturamos elefantes adultos jóvenes que ya no dependen de sus madres. Pero en este caso, no estamos haciendo eso”.

Farawo dijo que Zimbabwe tiene más de 80.000 elefantes, el doble de la capacidad de carga del país, que es de 40.000.

“La última vez que sacrificamos los elefantes fue en 1987 y su número está aumentando, por lo que estamos experimentando conflictos entre humanos y elefantes. Alrededor de cinco personas han sido asesinadas por elefantes este año”, dijo.

Mike Hitschmann (izq.) en el campo de la Reserva Natural Cecil Kop, Mutare, Zimbabwe. (ZENWE Trust)

Sin embargo, Hitschmann dijo que las afirmaciones de sobrepoblación son falsas y se están utilizando como base para oponerse a la prohibición mundial del comercio de marfil y para justificar la extracción de elefantes jóvenes del medio silvestre para exportarlos a los zoológicos y parques temáticos de China.

Según Humane Society of the United States, esta es la cuarta vez desde 2012 que Zimbabwe ha capturado elefantes bebés para exportarlos a China -un total de 108 elefantes- a pesar de la amplia oposición.

Hitschmann dijo que otros problemas para los elefantes de Zimbabwe son las malas prácticas de manejo que han permitido aumentar la invasión humana en áreas protegidas como los parques nacionales, y las malas decisiones políticas que han resultado en una menor disponibilidad de tierra en general para los animales silvestres.

Él cree que el manejo efectivo de la vida silvestre requiere un pensamiento “fuera de la caja”, tal como si un área en particular tiene una alta población de elefantes que amenaza la biodiversidad, entonces los grupos pueden ser reubicados juntos en áreas donde no hay elefantes, incluso en otros lugares de África.

“De esta manera, ponemos nuestro granito de arena para frenar la caída de su población en general y mantenemos a los elefantes en África, que es su medio ambiente; lo que también tiene buen sentido comercial porque lo que necesitamos es que los turistas vengan a visitar a los elefantes en África, no en China”.

***********************

Mira a continuación:

¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?

TE RECOMENDAMOS