Inflación anual de EE.UU. se reduce al 6.5%; alimentos y viviendas se suman a la presión inflacionaria

Por Andrew Moran
12 de Enero de 2023 12:44 PM Actualizado: 12 de Enero de 2023 12:44 PM

La tasa de inflación anual de EE.UU. se redujo al 6.5 por ciento en diciembre, por debajo del 7.1 por ciento de noviembre, según la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS). El índice de precios al consumidor cayó un 0.1 por ciento intermensual.

La tasa de inflación subyacente, que excluye a los volátiles sectores de alimentos y energía, bajó al 5.7 por ciento el mes pasado, por debajo del 6 por ciento del mes anterior.

Los precios de los alimentos se mantuvieron elevados, ya que el índice fue un 10.4 por ciento más alto que en el mismo período del año anterior. Los precios de los supermercados se mantuvieron relativamente sin cambios en un 11.8 por ciento.

Los precios de la gasolina continuaron su tendencia a la baja, cayendo un 9.4 por ciento de noviembre a diciembre. Sobre una base anualizada, los precios de la gasolina han bajado un 1.5 por ciento. Mientras que el diésel ha subido un 41.5 por ciento interanual, pero se ha desplomado un 16.6 por ciento intermensual.

Los precios de los vehículos nuevos se redujeron aún más, al 5.9 por ciento y cayeron un 0.1 por ciento mensualmente. Los automóviles y camiones usados cayeron un 8.8 por ciento interanual y un 2.5 por ciento intermensual.

Los precios de la ropa subieron un 2.9 por ciento, los costos de vivienda se dispararon un 7.5 por ciento y los servicios de transporte aumentaron un 14.6 por ciento. Los productos y servicios de atención médica subieron un 3.2 y un 4.1 por ciento, respectivamente, año tras año.

Dentro del índice de alimentos, los huevos registraron un aumento considerable ya que los precios aumentaron un 60 por ciento interanual en diciembre. De noviembre a diciembre, los costos de los huevos aumentaron un 11.1 por ciento. Otros artículos alimentarios registraron ganancias considerables respecto al año anterior: Margarina (43.8 por ciento), mantequilla (31.4 por ciento), lechuga (24.9 por ciento), harina (23.4 por ciento), café (14.3 por ciento) y leche (12.5 por ciento).

Un cartel, que muestra una restricción a la compra de huevos, se exhibe en una tienda de comestibles en Irvine, California, el 11 de enero de 2023. (John Fredricks/The Epoch Times)

Lo que no será una buena noticia para los padres es que la comida en las escuelas primarias y secundarias aumentó un 305 por ciento respecto al año anterior.

Los alquileres aumentaron un 7.6 por ciento desde el año pasado y el alquiler de la vivienda habitual se incrementó un 8.3 por ciento, lo que se sumó a los incrementos de costos relacionados con las viviendas. Los servicios públicos también subieron, con los precios de la electricidad subiendo un 14.3 por ciento y el servicio de gas por tubería subiendo más del 19 por ciento.

La reacción al informe del IPC de diciembre fue moderada. El promedio industrial Dow Jones subió unos 100 puntos, el S&P 500 sumó un 0.4 por ciento y el índice compuesto Nasdaq se mantuvo plano.

La cotización de métales preciosos se disparó tras el informe, con el precio del oro superando los USD 1900 la onza. La plata subió casi un 3 por ciento, por encima de los USD 24 la onza.

El rendimiento de referencia del Tesoro a 10 años cedió 5 puntos básicos, situándose en torno al 3.5 por ciento.

¿Qué sigue para la inflación?

De cara al IPC de enero, el Banco de la Reserva Federal de Cleveland espera que la tasa de inflación anual sea del 6.5 por ciento y que la lectura mensual aumente un 0.5 por ciento.

Greg McBride, analista financiero en jefe de Bankrate, explica que el dato de la inflación “llamará mucho la atención y contribuirá en gran medida a dar forma a las expectativas para la primera reunión de la Reserva Federal de 2023”.

“La moderación continua en las presiones de los precios, en una gama más amplia de bienes y servicios, subrayará la noción de que la inflación ha alcanzado su punto máximo y mantendrá la esperanza de una mayor disminución de la inflación en los próximos meses”, dijo en una nota.

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) llevará a cabo su próxima reunión de política de dos días el 31 de enero y el 1 de febrero. Muchos inversores anticipan un aumento de la tasa de solo 25 puntos básicos, según CME FedWatch Tool.

La moderación de los datos laborales y la desaceleración de la inflación podrían empujar a la Fed a presionar el botón de pausa en su ciclo de ajuste para la primavera, dejando la tasa de fondos federales (FFR) en alrededor del 5 por ciento, dicen los observadores del mercado.

“Esta publicación de datos de inflación no es suficiente para obstaculizar a una Fed agresiva”, dice Giuseppe Sette, presidente y cofundador de Toggle AI. “La inflación está disminuyendo (como han estado sugiriendo sus principales indicadores), pero la Fed podría considerar que el nivel de inflación es aún demasiado alto, con el riesgo de inflación pegajosa demasiado elevado, para detener el ciclo de subidas en seco. Hasta que el mercado laboral siga siendo fuerte como lo está, fuera de la tecnología y las finanzas, la Fed podría mantener el rumbo y seguir subiendo las tasas”.

La Encuesta de Proyecciones Económicas (SEP) del banco central ha anotado una tasa mediana del 5.1 por ciento en 2023. El presidente de la Fed, Jerome Powell, les dijo a los periodistas durante la conferencia de prensa posterior a la reunión del FOMC del mes pasado que la institución se está acercando a un nivel restrictivo, que es política monetaria que frena el crecimiento económico.

Muchos funcionarios de la Fed han dicho que el banco central necesita aumentar las tasas, hacer una pausa y luego dejarlas ahí para ver cómo sus acciones están afectando la inflación y la economía en general.

Neel Kashkari, de la Fed de Minneapolis, escribió recientemente en un ensayo publicado en el sitio web del banco central regional que considera que el FFR alcanzará un máximo del 5.4 por ciento.

“Si bien creo que es demasiado pronto para declarar definitivamente que la inflación ha alcanzado su punto máximo, estamos viendo cada vez más evidencia de que puede haberlo hecho. En mi opinión, sin embargo, será apropiado continuar aumentando las tasas al menos en las próximas reuniones hasta que estemos seguros de que la inflación ha alcanzado su punto máximo”, escribió.

“Una vez que lleguemos a ese punto, entonces el segundo paso de nuestro proceso de lucha contra la inflación, como yo lo veo, será hacer una pausa para dejar que el ajuste, que ya hemos hecho, se abra camino a través de la economía”.

Sus colegas tienen en mente una cifra ligeramente inferior.

En una entrevista concedida el lunes al Wall Street Journal, la Presidente del Banco de la Reserva Federal de San Francisco, Mary Daly, cree que el tipo de interés de referencia debe subir a una franja comprendida entre el 5 por ciento y el 5.25 por ciento para luchar con éxito contra la inflación.

El presidente del Banco de la Reserva Federal de Atlanta, Raphael Bostic, también le dijo al Club Rotario de Atlanta el lunes que las tasas deberían subir al rango de entre el 5 por ciento y el 5.25 por ciento y mantenerlas allí durante “mucho tiempo”.

“No soy un tipo vacilante. Creo que deberíamos hacer una pausa y mantenernos ahí, y dejar que la política funcione”, dijo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.