Inflación de EE.UU. se desacelera a mínimo de 2 años mientras los precios de la energía siguen bajando

Por Andrew Moran
13 de Junio de 2023 12:52 PM Actualizado: 13 de Junio de 2023 12:52 PM

La tasa de inflación anual se redujo al 4 por ciento en mayo, frente al 4.9 por ciento de abril, según la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS). Esto estuvo por debajo de la estimación de consenso del 4.1 por ciento y representó el nivel más bajo desde marzo de 2021.

Mes tras mes, el índice de precios al consumidor (IPC) aumentó solo un 0.1 por ciento, por debajo del 0.4 por ciento y por debajo de la estimación del mercado del 0.2 por ciento.

“El informe de hoy es una buena noticia para las familias trabajadoras. Muestra un progreso continuo para abordar la inflación al mismo tiempo que el desempleo se mantiene en mínimos históricos”, dijo el presidente Joe Biden en un comunicado. “Nunca he sido más optimista de que nuestros mejores días están por venir”.

Sin embargo, el panorama era menos halagüeño cuando se excluían los precios de los alimentos y la energía.

El IPC subyacente, que excluye los precios volátiles de los alimentos y la energía, se situó en un 5.3 por ciento interanual, por debajo del 5.5 por ciento del mes anterior. Esto también coincidió con las expectativas de los economistas. La inflación subyacente aumentó 0.4 por ciento mensualmente, sin cambios con respecto al mes anterior, y cumplió con la proyección del mercado. El IPC básico mensual ha subido un 0.4 por ciento o más durante seis meses consecutivos.

La inflación subyacente sigue siendo alta, en parte debido al aumento persistente de los costos de vivienda y el alquiler. El índice de vivienda aumentó un 0.6 por ciento intermensual y avanzó un 8 por ciento en los 12 meses que terminaron en mayo.

Sin embargo, la gran caída en los costos de la energía frenó el aumento general de la inflación en mayo.

El índice de energía disminuyó un 11.7 por ciento interanual y un 3.6 por ciento de abril a mayo. La gasolina cayó un 5.6 por ciento intermensual y el diésel se desplomó un 7.7 por ciento mensual. Los costos de electricidad cayeron un 1 por ciento en mayo.

Los precios de los alimentos, sin embargo, subieron un 6.7 por ciento sobre una base anualizada, y los precios de los supermercados bajaron al 5.8 por ciento. El aumento de los precios de la comida fuera de casa se mantuvo por encima del 8 por ciento.

Dentro del índice de alimentos, el acontecimiento más notable fue la caída de los precios de los huevos, que se desplomaron un 13.8 por ciento intermensual. Los huevos ahora han bajado un 0.4 por ciento interanual.

Los precios de la carne cayeron más del 1 por ciento en mayo, pero la carne de res y de ternera está comenzando a subir, como lo advirtió un coro de economistas de alimentos. La categoría de carne de res y ternera aumentó un 1 por ciento, la carne molida cruda aumentó un 2 por ciento y la carne cruda para asar aumentó un 1.2 por ciento.

Entre los alimentos básicos de la cocina, los precios del pan siguen siendo un 12.5 por ciento más altos que hace un año, la harina aumentó más del 17 por ciento interanual, el arroz aumentó un 7.1 por ciento y el café aumentó un 4.8 por ciento sobre una base anualizada.

Las frutas y verduras aumentaron significativamente a un ritmo mensual, subiendo un 1.4 por ciento. Esto incluyó un aumento del 1.9 por ciento en las manzanas y un aumento del 5.3 por ciento en la lechuga.

La margarina se mantuvo elevada, aumentando un 22.5 por ciento de forma anualizada y un 2.1 por ciento intermensual.

La comida para bebés y la fórmula para bebés fueron un 10.1 por ciento más caras que en el mismo período del año anterior y aumentaron un 1.2 por ciento intermensual.

Los vehículos nuevos cayeron un 0.1 por ciento intermensual, mientras que los autos y camiones usados aumentaron un 4.4 por ciento por segundo mes consecutivo. Los servicios de transporte aumentaron un 0.8 por ciento y el subíndice aumentó un 10.2 por ciento interanual.

La inflación de servicios registró su cuarta caída consecutiva, desacelerándose al 6.3 por ciento, la cifra más baja en diez meses. Aun así, este es el porcentaje más alto en cerca de 40 años.

De cara al IPC de junio, el Inflation Nowcasting del Banco de la Reserva Federal de Cleveland sugiere una tasa anualizada del 3.3 por ciento y un aumento mensual del 0.4 por ciento. Se espera que el IPC básico disminuya al 5.1 por ciento y suba un 0.4 por ciento mensualmente.

Los autos usados ​​a la venta se exhiben en el lote de ventas de K&L Auto Expert, en Richmond, California, el 6 de mayo de 2022. (Justin Sullivan/Getty Images)

La próxima métrica clave de inflación serán los precios al productor. Se pronostica que el índice de precios al productor (IPP) de mayo disminuirá a 1.5 por ciento interanual y caerá 0.1 por ciento intermensual. También se anticipa que el PPI subyacente se desacelerará a 2.9 por ciento y aumentará 0.2 por ciento intermensual.

En el comercio previo al mercado, los mercados financieros registraron ganancias tibias luego de los datos del IPC.

El mercado del Tesoro de EE.UU. estaba en rojo en todos los ámbitos, con el rendimiento de referencia a 10 años cayendo casi 8 puntos básicos a menos del 3.69 por ciento. El bono a 1 mes cedió más de 2 puntos básicos, situándose en torno al 5.16 por ciento.

El índice del dólar estadounidense (DXY), que mide el dólar frente a una cesta de monedas, se hundió aproximadamente un 0.5 por ciento después de que se publicaron las cifras de inflación.

Expectativas del FOMC

Para muchos observadores del mercado, las cifras del IPC de mayo son cruciales para lo que hace la Reserva Federal al final de su reunión de política de dos días del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC).

Según la herramienta FedWatch de CME, se espera que el banco central presione el botón de pausa en las tasas de interés, dejando la tasa de fondos federales de referencia en el rango de 5 y 5.25 por ciento.

Pero incluso si el FOMC elige una pausa en las tasas, algunos funcionarios argumentan que esto podría no indicar el final de su campaña de ajuste cuantitativo. Algunos han aludido a las recientes decisiones del Banco de Canadá (BoC) y el Banco de la Reserva de Australia (RBA).

Tras un aumento inesperado de la inflación, el BoC subió los tipos de interés 25 puntos básicos este mes, después de una pausa de dos reuniones. El Banco de la Reserva de Australia no modificó su tipo de interés oficial en abril y, a continuación, aplicó dos subidas consecutivas.

Pase lo que pase en la reunión del FOMC de junio, algunos economistas afirman que este no es el final del ciclo de alzas.

“Ahora esperamos que las tasas vuelvan a subir en la reunión de julio. Y aunque todavía creemos que la caída de la inflación y el débil crecimiento del PIB convencerán a la Fed de quedarse al margen pronto, ahora es probable que los funcionarios tarden hasta principios del próximo año en estar listos para comenzar a hacer recortes nuevamente”, escribió en una nota Andrew Hunter, economista jefe adjunto para Capital Economics en EE.UU.

El mercado de futuros también está descontando un alza de un cuarto de punto en julio.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.