Informe del Pentágono dice que China es el principal beneficiario de investigación tecnológica de EE.UU.

Por Mark Tapscott
28 de Septiembre de 2022 3:21 PM Actualizado: 28 de Septiembre de 2022 3:21 PM

Un informe interno confidencial del Departamento de Defensa concluye que “China, y no Estados Unidos, es el beneficiario final de las inversiones en investigación del Departamento de Defensa y de otros [gobiernos estadounidenses]”, según la senadora Joni Ernst (R-Iowa).

“Washington está gastando miles de millones de sus impuestos cada año para lograr hipotéticamente el dominio tecnológico sobre la China comunista, pero el beneficiario final de ese esfuerzo puede ser… China”, dijo Ernst en una declaración del 28 de septiembre a la que tuvo acceso The Epoch Times.

“Esa es la impactante conclusión de una revisión del Departamento de Defensa (DoD) que descubrió que China estaba robando tecnología desarrollada en Estados Unidos explotando los programas de Investigación de Innovación de Pequeñas Empresas (SBIR) y de Transferencia de Tecnología de Pequeñas Empresas (STTR)”, dijo Ernst.

La republicana de Iowa describió el proceso por el cual los esfuerzos de investigación destinados a ayudar a fortalecer la seguridad nacional de Estados Unidos en realidad terminan beneficiando al Partido Comunista Chino que controla el régimen en Beijing.

“Así es como funciona: Las empresas estadounidenses que reciben ayuda de los contribuyentes para el desarrollo de tecnología del Departamento de Defensa y otras agencias son reclutadas por China para continuar su trabajo en instituciones asociadas con [el] Ejército Popular de Liberación”, dijo Ernst.

“A continuación, la empresa estadounidense se disuelve y la investigación y la propiedad intelectual pagada con los impuestos de Estados Unidos se transfiere a una filial en China. Así de fácil, el ingenio fabricado en Estados Unidos se envía al extranjero a nuestro principal adversario mundial… y nosotros, los contribuyentes estadounidenses, lo estamos financiando”, continuó.

La clave del proceso es la capacidad de los agentes de inteligencia chinos para reclutar activos dentro de las empresas que realizan la investigación financiada con el dinero de los impuestos estadounidenses, según Ernst, que citó un ejemplo incluido en el informe que no se ha hecho público.

“Un investigador y los cofundadores de una empresa ahora disuelta que recibió cuatro subvenciones para desarrollar tecnología para naves espaciales y aviones no tripulados, por ejemplo, fueron presuntamente reclutados por el gobierno chino y ahora trabajan para instituciones afiliadas a la agencia de defensa del régimen comunista”, dijo Ernst.

El resultado es que “decenas de millones de dólares de sus impuestos se gastaron en el desarrollo de otras tecnologías, incluyendo banda ancha, detectores de riesgos biológicos, energía solar, diseños para dispositivos militares y productos farmacéuticos, que fueron todos transferidos a China”.

Ernst dijo en su declaración que está dando su último Premio Squeal a “todas las agencias gubernamentales que han permitido que estas empresas traidoras tomen su dinero y huyan a China con los avances que legítimamente pertenecen a los Estados Unidos”.

Ernst no es la única que está preocupada, ya que el senador Rand Paul ((R-Ky.) dijo a principios de este año que se opondrá a la recertificación del programa SBIR a menos que se asegure contra los esfuerzos chinos por subvertirlo.

Un portavoz de Paul, que pidió no ser nombrado, dijo a Defense News en junio que “actualmente existen graves riesgos para la seguridad nacional cuando China sigue robando tecnología sembrada por este programa”.

“El Dr. Paul no reautorizará este programa sin reformas que refuercen la seguridad de la investigación y detengan el comportamiento abusivo de los malos actores que se llenan los bolsillos con el dinero de los contribuyentes a expensas de que las nuevas pequeñas empresas con tecnologías emergentes puedan acceder a los premios SBIR”.

La preocupación por la vulnerabilidad de los esfuerzos de investigación tecnológica de Estados Unidos no es nueva, por lo que el programa SBIR, en particular, se enfrenta a un futuro incierto a pesar de ser uno de los principales esfuerzos de este tipo.

“Aunque no es muy conocido, el SBIR ayuda a las pequeñas empresas a llevar a cabo investigaciones y desarrollos de alto riesgo en su fase inicial, asignando a las pequeñas empresas una parte fija (3.2%) del gasto anual en I+D de las agencias federales”, escribieron Charles Wessner y Sujai Shivakumar en un reciente informe publicado por el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS).

“Once agencias gubernamentales diferentes están obligadas a participar en el programa, y el Departamento de Defensa representa más de la mitad del gasto, es decir, unos 1700 millones de dólares de un gasto federal total anual de aproximadamente 3200 millones de dólares”, explicaron Wessner y Shivakumar.

“El programa es único en cuanto a que se centra en aprovechar la creatividad y el impulso de las pequeñas empresas de Estados Unidos para abordar las necesidades urgentes del gobierno y de la sociedad en materia de defensa, salud, energía, espacio e ingeniería”, señalaron.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.